7 razones por las que deberías tomar agua de pera

El agua de pera es una opción ideal para hidratarnos a la vez que le proporcionamos al organismo un extra de nutrientes.

La pera es una frutas que, por su alto valor nutricional, ha sido valorada como complemento de la dieta. Es una interesante fuente de fibra y compuestos antioxidantes.

Suele consumirse en su estado natural, dado que su pulpa es dulce y jugosa; sin embargo, hay quienes prefieren prepararla en zumos, ensaladas y otra variedad de recetas que aprovechan su sabor y propiedades.

De hecho, desde hace algún tiempo se hizo popular su preparación en agua, ya que es una forma novedosa de disfrutar de sus beneficios desintoxicantes.

Se puede incluir dentro de la dieta regular y, por si fuera poco, resulta idónea para bajar de peso y prevenir algunas enfermedades.

Como sabemos que muchos aún no la han probado, a continuación queremos compartir en detalle sus bondades y una sencilla receta para prepararla en casa.

¡No dejes de probarla!

1. Reduce el colesterol malo (LDL)

Combate el colesterol

La fibra que se concentra en el agua de pera es un nutriente que ayuda a disminuir la acumulación de colesterol malo (LDL) en las paredes de las arterias. Estas propiedades, además del agua y los antioxidantes, desintoxican la sangre y previenen enfermedades del corazón.

Ver también: Limpia las arterias del colesterol con 5 remedios caseros

2. Relaja los músculos

Esta bebida está recomendada para deportistas y personas cuyos trabajos son de alta exigencia física, dado que aporta minerales esenciales y antioxidantes que ayudan a mantener una buena salud muscular.

La pera aporta alrededor de 210 mg de potasio, un nutriente que regula los mecanismos de contracción y relajación de los músculos para evitar los calambres y la rigidez.

3. Mejora la salud digestiva

Apoya la función digestiva

La bebida natural de pera se puede añadir a la dieta como complemento para promover la salud digestiva, ya que brinda varios beneficios. Su fibra regula el movimiento intestinal y ayuda a eliminar los residuos que se acumulan en el sistema.

4. Fortalece el sistema inmunitario

Las vitaminas y minerales que se acumulan tras ingerir esta bebida natural fortalecen el sistema inmunitario. Entre estas cabe destacar la vitamina C y el magnesio, dos nutrientes esenciales para el correcto desarrollo de la línea blanca de la sangre.

5. Prolonga la sensación de saciedad

Apetito, ansiedad y saciedad

Aunque durante algún tiempo se pensó que los azúcares naturales de la pera eran malos para aquellos que trataban de perder kilos, hoy se sabe que en realidad pueden contribuir a mejorar los resultados de la dieta para bajar de peso.

Esto no solo se debe a que la fruta aporta muy pocas calorías, sino también a que brinda hidratos de carbono y fibras naturales que mejoran el gasto energético y prolongan la sensación de saciedad.

6. Reduce el riesgo de diabetes tipo 2

En las peras se concentran cantidades importantes de antocianinas, unos compuestos que ayudan a disminuir la acumulación de glucosa en la sangre.

Estas sustancias, sumadas a las vitaminas y minerales, optimizan el funcionamiento metabólico y reducen el riesgo de desarrollar afecciones como la diabetes.

Te recomendamos leer: 7 hierbas que te ayudan a tratar la diabetes tipo 2

7. Previene el envejecimiento prematuro

Previene el envejecimiento prematuro

Los antioxidantes que brinda esta maravillosa fruta son grandes aliados para evitar el envejecimiento prematuro de la piel y los órganos internos. Su asimilación inhibe los efectos negativos de los radicales libres.

¿Cómo preparar agua de pera en casa?

Cómo preparar agua de pera

El agua de pera es una bebida muy fácil de preparar y, por su agradable sabor, es una buena alternativa para mantener el cuerpo hidratado y lleno de energía.

Ingredientes

  • 6 peras
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • El zumo de 2 limones
  • 12 hojas de albahaca
  • 4 cucharadas de miel (100 g) (opcional)
  • Hielo (opcional)

Preparación

  • Lava bien las peras y, sin pelarlas, retírales el corazón.
  • Incorpora la pulpa con cáscara en la licuadora y bátela con dos tazas de agua, el zumo de los limones y las hojas de albahaca.
  • Procesa los ingredientes hasta obtener una bebida homogénea y sin grumos.
  • Si gustas, agrégale hielo al gusto.
  • Asimismo, si lo deseas, puedes endulzar la bebida con las cucharadas de miel.

Modo de consumo

  • Ingiere media taza de agua de pera en ayunas y repite su consumo antes de cada comida principal.
  • Tómala, por lo menos, 3 veces a la semana para disfrutar al máximo sus beneficios.

¿Conocías esta forma de aprovechar las peras? Ahora que sabes cuán saludable es, anímate a preparar la receta y consúmela como complemento de tu alimentación regular.