7 razones por las que deberías tomar un vaso de leche con miel antes de dormir

Daniela Castro 16 enero, 2017
Más allá de combatir el insomnio y favorecer un adecuado descanso la combinación de leche y miel puede ayudarnos a mejorar la salud ósea y retrasar el envejecimiento prematuro

En los últimos años se ha comprobado que la ingesta de algunos remedios naturales antes de dormir puede contribuir a mejorar la calidad de sueño, disminuyendo la tensión y el insomnio.

Estos suelen contener triptófano y otros aminoácidos esenciales cuyos efectos en el organismo aumentan la producción de melatonina, una sustancia asociada con el buen dormir.

Entre estos nos encontramos con una deliciosa bebida de leche y miel, reconocida por sus propiedades medicinales y sus increíbles efectos para favorecer un buen descanso.

Ambos alimentos inducen al sueño y, por si fuera poco, le brindan una amplia variedad de beneficios al cuerpo mientras está en un periodo de descanso.

Si bien no es un remedio apto para quienes sufren de intolerancia a la lactosa, tiene muchas propiedades para aquellos que pueden tomar leche sin ningún problema.

Como sabemos que muchos desconocen sus bondades, a continuación queremos destacar las 7 principales.

1. Protege la piel

Piel saludable

El consumo habitual de leche con miel de abejas pura contribuye a purificar la sangre, por lo que disminuye la presencia de toxinas y compuestos dañinos para la piel.

Cuenta con sustancias antimicrobianas y antioxidantes que ayudan a limpiar a profundidad el cutis, evitando el desarrollo de enfermedades e imperfecciones.

Incluso, se puede utilizar como tratamiento de uso externo para evitar las arrugas, la flacidez y el exceso de células muertas.

Visita este artículo: El uso del anís contra las arrugas

2. Mejora la digestión

Este sencillo remedio es un gran apoyo para la salud digestiva. Y es que los compuestos antimicrobianos y antivirales de la miel contribuyen a evitar el desarrollo de infecciones intestinales y problemas estomacales.

Este alimento actúa como un prebiótico natural, ideal para favorecer el crecimiento de las bacterias saludables que protegen el intestino.

3. Aumenta la resistencia

Ejercicio 7

Ingerir un vaso de leche con miel le brinda al organismo un plus de proteínas y carbohidratos complejos, cuyos efectos mejoran el ritmo del metabolismo y la productividad.

Su consumo tanto en horas de la noche como en la mañana puede darle un impulso de energías físicas y mentales al cuerpo para una jornada más activa.

Gracias a las enzimas las proteínas de origen animal de la leche se descomponen en sus aminoácidos básicos y, luego, se recomponen para crear proteínas utilizables como fuente de energía.

4. Mejora la salud ósea

Mientras que la leche es una de las mayores fuentes naturales de calcio, la miel contiene nutrientes que favorecen su absorción en el organismo.

Así las cosas, la combinación de ambos contribuye a mejorar la salud ósea, y evita la pérdida de densidad y fuerza.

Se trata de un remedio natural que disminuye el riesgo de osteoporosis y otros trastornos inflamatorios que comprometen el bienestar de los huesos.

5. Tiene propiedades antibacterianas

Bacterias

Está comprobado que la combinación de estos dos ingredientes tiene un interesante efecto sobre las bacterias del estafilococo, incluso superior al que tiene la miel cuando se ingiere sola.

La miel tiene reconocidas propiedades antimicrobianas, antibióticas y antiinflamatorias que ayudan a prevenir el desarrollo de varias infecciones.

Incluso, este sencillo remedio se considera como un aliado del sistema inmunitario, dado que su ingesta previene los resfriados, la tos y otros problemas respiratorios.

6. Combate el insomnio

Como ya lo mencionamos, tanto la miel como la leche están llenos de compuestos activos que inducen al sueño profundo y reparador.

Su mezcla se ha utilizado desde la antigüedad como remedio contra el insomnio, llegando a sustituir algunos de los fármacos recomendados contra este problema.

La miel contiene azúcares naturales y triptófano, los cuales estimulan la liberación de las sustancias químicas que ayudan a dormir bien.

Esto, junto a los nutrientes de la leche, promueve el incremento de serotonina, un neurotransmisor relacionado con la relajación y el alivio del estrés.

Visita este artículo: 8 alimentos para combatir el insomnio de forma natural

7. Previene el envejecimiento prematuro

antienvejecimiento

La combinación de estos dos ingredientes no solo reduce el riesgo de envejecimiento prematuro de la piel, sino que también actúa en el resto del cuerpo.

Muchas de sus propiedades antioxidantes disminuyen el efecto negativo de los radicales libres, unas moléculas que afectan la actividad celular en el cuerpo.

Algunas culturas antiguas consideraron este remedio como “el elixir de la vida”, ya que su ingesta regular evita el deterioro celular y el desarrollo de muchas enfermedades.

¿Te animas a disfrutar esta bebida? Agrega una cucharada de miel en tu vaso de leche tibia y disfruta de todos sus beneficios para el descanso y la salud.

 

 

Te puede gustar