6 beneficios de guardar silencio unos minutos al día

Guardar silencio unos minutos al día, te ayuda a canalizar tus energías y redirigirlas de una forma mucho más efectiva. Incluso te permite potenciar tu capacidad cerebral

Nuestra vida cotidiana está llena de ruido por lo que a veces ni notamos la contaminación auditiva. Es probable que ahora estés pensando que te encantaría alejarte del ruido y guardar silencio, pero que tus obligaciones te lo impiden.

Basta con buscar una habitación, un área en tu casa, oficina o parque con poco ruido. Cada día ve a ese lugar unos 10 minutos y concéntrate solo en ti, regálate un momento de silencio al día.

Busca un momento para desconectar de todo el ruido. Necesitas unos 10 o 20 minutos lejos de todo para concentrarte solo en ti. Puedes aprovechar este momento para estar en un habitación a solas y meditarOtra buena opción que disfrutarás tremendamente es dándote una ducha o relajarte en la bañera.

También te puede interesar: Los primeros pasos para meditar

Algunos de los beneficios de guardar silencio

1. Mejor estado de ánimo

Guardar silencio

Cuando tu mente está muy saturada, también necesita un espacio y un merecido descanso. Por eso es importante que empieces a coger este saludable hábito. Considéralo como una rutina de ejercicio para tu cerebro.

El beneficio más inmediato que conseguirás después de meditar es sentirte más relajado. Esto es debido a que se consigue reducir la actividad del sistema nervioso simpático. Este sistema solo se activa en situaciones de peligro real o imaginario. Los síntomas del estrés, son las consecuencias de tu sistema nervioso simpático activado por tiempo prolongado.

2. Corazón y cerebro más sanos

Conservar estados de tranquilidad constantes ayuda a mantener en forma el sistema circulatorio y, como consecuencia, a lograr un corazón tranquilo. Esto ayuda a evitar accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares.

Piensa que cuando no te das un tiempo para relajarte, tu cuerpo se va llenando de tensión y en algún momento sacará todo ese estrés. Por eso, cuando te sientas más saturado de estrés y ruidos, aléjate de todo.

Lee también: 5 lugares para descansar y meditar

3. Sistema inmunológico más fuerte

Guardar silencio alivia la ansiedad

La meditación aumenta los anticuerpos. Además, estimula regiones del cerebro involucradas en el funcionamiento del sistema inmunológico.

Reducir y evitar el estrés es positivo para el sistema inmunitario, ya que se ve fácilmente comprometido cuando las hormonas del estrés aparecen. A su vez, es importante dormir lo suficiente, ya que el descanso esta conectado con funciones cerebrales y con los niveles hormonales.

4. Alivia la ansiedad

Cuando percibes algún miedo, emoción negativa o amenaza, una parte del cerebro recibe esta información y la procesa para que puedas reaccionar. Sin embargo, cuanto más practicamos el guardar silencio o meditar, tenemos menos ansiedad porque hacemos que los envíos de información sean menos intensos.

Guardar silencio durante 10 o 15 minutos al día, te generará una sensación de calma. Lo ideal es que, durante el lapso de tiempo que dedicas a esto, focalices tu pensamiento en algo concreto, evitando apartar la mente del objetivo.

Verás que con el tiempo te resultará  más fácil conseguirlo, y poco a poco lograrás dominar tus pensamientos. Permitiéndote analizarlos y controlar tu reacción ante ellos.

5. Más coherencia

Cuando meditamos habitualmente, no reaccionamos con tanta fuerza o intensidad a las sensaciones negativas que recibimos. Esto hace que indudablemente mejore la toma de decisiones.

Por lo tanto, estas fortaleciendo la parte del cerebro que se encarga del razonamiento y la toma de decisiones. Cuando tardas un poco en expresar tus ideas o responder a momentos determinados es muy probable que, al hacerlo, logres estar más acertado con las palabras.

6. Mejor memoria y más concentración 

conexion neuronas

Debido a que la meditación es una práctica para enfocar nuestra atención y ser consciente de cuando se desplaza, practicarla hará que realmente mejore nuestro enfoque en la vida diaria.

Se trata de un efecto duradero, por lo que tu habilidad para evitar distraerte mejora cuanto más practiques la meditación o el guardar silencio unos minutos al día. Todo esto conduce que aumente considerablemente tu productividad.

También se ha relacionado con una mejor recuperación de la memoria rápida o reciente, la capacidad para recordar hechos recientes. Asimismo, también disminuye los efectos relacionados con la edad en el cerebro, mejorando la capacidad de aprendizaje y memoria, los cuales se van perdiendo a través del tiempo.

  • Menezes, C. B., & Dell’Aglio, D. D. (2009). Por que meditar? A experiência subjetiva da prática de meditação. Psicologia Em Estudo. https://doi.org/10.1590/S1413-73722009000300018

  • Gil Martínez, J., Barreto Martín, M. P., & Montoya Castilla, I. (2010). Mejora de las capacidades de “atención plena” y reducción de síntomas psicopatológicos con mindfulness. Informació Psicològica.

  • André, C. (2012). Meditar día a día : 25 lecciones para vivir con mindfulness. Kairós.