7 razones por las que las frutas cítricas no deben faltar en tu dieta

Aunque suelen ser conocidas por su aporte de vitamina C, las frutas cítricas tienen muchos otros beneficios para nuestra salud que las hacen imprescindibles en nuestra alimentación diaria

Las frutas cítricas son un alimento proveniente de árboles y arbustos florecientes, caracterizadas por sus cáscaras de colores vivos y pulpa jugosa.

Son originarias de Asia, pero en la actualidad se cultivan en casi todos los países de climas tropicales y subtropicales del mundo.

Un tercio de la producción está destinada a la extracción de su jugo, pero también se usan en la fabricación de remedios, aceites esenciales y una amplia variedad de recetas.

Sus principales propiedades se le atribuyen a su aporte de ácido cítrico y vitaminas esenciales que, tras ser asimiladas en el cuerpo, mejoran la salud inmunitaria, cardiovascular y cognitiva.

También aportan niveles importantes de fibra dietética y minerales, ambos necesarios para un óptimo funcionamiento de los órganos principales.

Entre las más destacadas se incluyen:

  • Naranjas
  • Limones
  • Mandarinas
  • Limas
  • Pomelos

Aunque muchos las consumen de manera habitual, algunos desconocen por qué son tan importantes dentro del plan de alimentación.

Por esta razón, a continuación queremos compartir 7 importantes razones para incrementar su consumo.

1. Son ricas en nutrientes esencialesCítricos y tomates

Aunque son famosas por su alto contenido de vitamina C, las frutas cítricas ofrecen otra amplia variedad de nutrientes que benefician el organismo.

Entre su composición cabe mencionar que contienen:

  • Vitaminas (A, B, E, K)
  • Minerales (potasio, fósforo, magnesio, zinc, cobre)
  • Fibra dietética
  • Flavonoides

Todos estos nutrientes desempeñan un papel principal en el fortalecimiento de la salud inmunitaria y, de hecho, brindan efectos positivos sobre la piel.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo obtener vitamina C sin consumir naranjas

2. No tienen demasiadas calorías

A diferencia de otros alimentos, estas frutas contienen muy pocas calorías gracias a su alta composición de agua y antioxidantes.

Esto quiere decir que, incluidas en la dieta, contribuyen a bajar de peso sin necesidad de exponer la salud o pasar hambre.

Su fibra dietética apoya los procesos de digestión y, a su vez, prolonga la sensación de saciedad para evitar el consumo excesivo de calorías.

3. Mejoran la salud del corazónCorazón sano, vida extensa

El ácido cítrico de estos alimentos, además de sus flavonoides y carotenos, ejerce un efecto positivo en la salud cardíaca, mejorando el funcionamiento de la circulación y el corazón.

Todas las variedades disponibles contribuyen a mejorar la salud arterial. Así, ayudan a reducir el colesterol malo (LDL) y la presión arterial alta.

A su vez, su fibra y antioxidantes limpian la sangre, aumentando la presencia de colesterol bueno (HDL) y disminuyendo los efectos negativos de los radicales libres.

Cuentan con una sustancia conocida como naringina que, tras ser asimilada, protege del daño celular e insuficiencia cardíaca.

4. Potencian la salud cerebral

Los flavonoides que contienen las frutas cítricas también actúan de forma directa sobre la salud cerebral, y evitan el deterioro cognitivo y las enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer y el párkinson.

Sus efectos antiinflamatorios y antioxidantes fortalecen la actividad del sistema nervioso, mejorando su capacidad para enviar señales hacia el cerebro.

Gracias a su hesperidina y apigenina las células se renuevan con más facilidad, lo que ayuda a mantener la memoria y las habilidades motoras.

5. Mejoran la salud digestivadepurar el estómago

Gracias a su alta concentración de fibra dietética, los cítricos son excelentes aliados de la salud digestiva.

Esta sustancia, sumada a sus propiedades prebióticas, mejora la actividad de las bacterias saludables del intestino, y apoya el proceso de absorción de los nutrientes y la eliminación de los desechos.

Incluso, cuentan con un ligero efecto laxante que resulta ideal para promover el movimiento intestinal ante casos crónicos de estreñimiento.

6. Fortalecen la salud renal

Los antioxidantes y el agua que contienen estos frutos son ideales para fortalecer la salud renal, e incrementar su capacidad para expulsar las toxinas y los líquidos que se retienen en los tejidos.

Su ingesta habitual disminuye la tendencia a desarrollar cálculos renales y, de hecho, brinda un efecto protector frente a las infecciones de las vías urinarias.

Contiene potasio y magnesio, dos minerales que ayudan a equilibrar los niveles de sodio para evitar problemas como el edema y la inflamación.

Visita este artículo: ¿Te preocupa tu salud renal? Atiende estas 7 recomendaciones

7. Protegen frente al daño oxidativodepurar la sangre

Los frutos cítricos concentran flavonoides y carotenos que pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas ocasionadas por el daño oxidativo.

Estos antioxidantes protegen las células, regulan los procesos inflamatorios y, de hecho, actúan como potentes anticancerígenos.

A su vez, ayudan a bloquear la expresión de ciertos genes que son responsables de patologías degenerativas asociadas con la edad.

Como puedes notar, las frutas cítricas son grandes aliadas del bienestar de nuestro cuerpo. Consúmelas como más te guste y disfruta de todas estas bondades.