7 razones por las cuales pueden doler los senos

Daniela Castro 14 septiembre, 2014
Las causas más comunes de dolor en los senos se relacionan con cambios hormonales, como los que ocurren durante la menstruación, el embarazo o la lactancia.

A diferencia de lo que comúnmente se suele pensar, el cáncer de mama no es la única causa de dolor en los senos. Y si bien puede ser la causa más grave, hay muchas otras condiciones que se deben tener en cuenta.

Cuando el dolor de senos se manifiesta por un periodo de tiempo largo y con una intensidad cada vez mayor, es necesario acudir al médico para una evaluación y diagnóstico oportuno. Es muy importante no dejar pasar la molestia, puesto que puede afectar la calidad de vida.

Una buena forma de cuidar de los senos consiste en practicar un autoexamen. Si al realizarlo no se palpan bultos pero sí hay dolor, es posible que haya alguna patología benigna lo esté causando.

Hay que recordar que es normal, hasta cierto punto, sentir ciertas molestias en los senos en determinados momentos. Por ejemplo, antes o durante la menstruación o durante el embarazo. Se trata de un síntoma que tiene como origen los cambios hormonales en el organismo, por lo que no son graves, como se podrá ver a continuación.

El dolor de senos como síntoma de una condición

1. Embarazo

Tal y como se mencionó, es normal que durante el embarazo se experimente cierto dolor en los senos. En especial, durante el primer trimestre, ya que es cuando existe mayor aumento del flujo sanguíneo en las mamas. Por esta razón es que también se hacen más visibles las venas en esta zona del cuerpo.

Por otra parte, cabe destacar que el dolor de senos y la sensibilidad de las mamas, en general, suelen ser más intensos cuando la mujer es primeriza, o bien ha quedado embarazada a temprana edad.

Dolor en los senos por embarazo.

2. Lactancia

El dolor de senos también puede presentarse durante la lactancia materna. Independientemente de si la mujer amamanta o no su bebé, la llamada ‘subida de leche‘ suele ocasionar dolor. No obstante, si este se acentúa con rapidez y resulta insoportable para la mujer, además de acompañarse por síntomas como inflamación de las mamas, puede tratarse de una posible mastitis.

3. Mastitis

La mastitis es la inflamación en los senos debido a la obstrucción de los conductos de la leche. Esto ocurre porque puede haber una infección en la mama, causada por virus, bacteria u hongo. Además del dolor, los síntomas son: enrojecimiento de las mamas y fiebre, entre otros.

Otras causas

4. Abscesos

Los abscesos son una acumulación de pus en el tejido mamario; por ende, se trata de un proceso infeccioso. Este problema puede producir dolor en los senos, se pueden sentir como unos bultos blandos y, generalmente, está causado por bacterias que entran en la mama, a través de las grietas en los pezones.

Lee también: 8 remedios caseros para pezones agrietados

5. Alteraciones hormonales

Muchas mujeres sufren dolores en los senos a lo largo de toda su etapa fértil. Sin embargo, los dolores son más frecuentes a mitad del ciclo menstrual, coincidiendo con la ovulación y los días previos a la menstruación. Estas dos fases del ciclo coinciden con los cambios más bruscos en los niveles de las hormonas femeninas.

El síndrome premenstrual puede causar dolor en los senos, aunque este suele ser de intensidad leve a moderada y no amerita tratamiento. Otra posible causa de dolor en esta zona puede ser el uso de algunos anticonceptivos hormonales y la terapia de reemplazo hormonal.

Pastillas anticonceptivas.

6. Quistes mamarios

Los quistes son una especie de sacos llenos de líquido que se forman en el interior de las mamas. Suelen ser benignos y se caracterizan por producir dolor en los senos. Cuando son de gran tamaño se pueden palpar, aunque algunos requieren de la realización de una mamografía para ser detectados.

Para saber más: ¿Qué es la mamografía y en qué puede ayudarnos?

7. Cáncer de mama

El dolor en las mamas es uno de los síntomas que más tardan en aparecer cuando se padece cáncer de mama, por lo que no hay que angustiarse innecesariamente. Tras una evaluación, el médico indicará qué es lo que ocurre exactamente y cómo se puede tratar.

¿Cómo mantener la salud de las mamas?

El buen cuidado de las mamas incluye ciertas acciones, tales como las que se describen a continuación:

  • Elegir la talla adecuada de sostén. Asimismo, utilizar un sostén cómodo para dormir (suave y más bien suelto) ayudará a evitar molestias así como la caída.
  • Llevar una dieta saludable, baja en grasas y rica en frutas, vegetales y granos. Hay que recordar que la suma de los buenos hábitos influye, en gran medida, en todos los aspectos de la salud.
  • Mantener un peso corporal saludable para así evitar la alteración hormonal.
  • Consultar con el médico si es conveniente la toma periódica de vitaminas B6 (piridoxina), vitamina B1 (tiamina) y vitamina E.

Ahora bien, para prevenir o aliviar el dolor las mamas no es necesario recurrir a los fármacos en primera instancia. Estos deben dejarse solo para aquellos casos en los que la molestia sea demasiado intensa o para cuando el médico lo indique.

Asimismo, conviene recordar que hay que evitar la automedicación, ya que esto puede llegar a ocultar otros síntomas. 

Te puede gustar