7 reglas de oro que tendrás que respetar si deseas bajar de peso

Este artículo ha sido verificado y aprobado por María Vijande el 11 febrero, 2019
Katherine Flórez · 17 febrero, 2016 · Última actualización: 11 febrero, 2019 11 febrero, 2019
Además de bajar el nivel de calorías en nuestras comidas es conveniente incrementar las ingestas diarias y apoyarlas con ejercicio físico para facilitar la pérdida de peso

Hasta no hace mucho la ambición de bajar de peso partía del deseo de lucir un cuerpo más esbelto y tonificado; sin embargo, tras comprobarse que el sobrepeso y la obesidad son causas directas de graves enfermedades, muchos lo han convertido en una prioridad.

En la actualidad existen una serie de métodos y rutinas con los que se puede adelgazar sin tener que someter al cuerpo a peligrosos planes de alimentación o regímenes físicos intensos.

No obstante, es un proceso difícil que solo se llega a cumplir cuando se lleva a cabo con disciplina y constancia. El que muchas personas fracasen en su intento por llegar a un peso estable es el indicativo de que están haciendo las cosas mal.

Por esta razón, es esencial conocer otros aspectos que influyen en los resultados y que son como reglas de oro para llegar hasta la meta.

1. Una dieta balanceada es fundamental para bajar de peso

Una dieta balanceada

La adopción de una dieta variada, balanceada y moderada es uno de los aspectos más importantes al momento de adelgazar. Bajo ningún concepto se deben suprimir las proteínas, los carbohidratos y mucho menos las grasas, como algunos suelen hacerlo.

La clave es saber elegir alimentos con nutrientes de alta calidad, tales como:

  • Cereales integrales.
  • Vegetales y frutas.
  • Carnes magras.
  • Semillas y frutos secos.
  • Aceite de oliva.
  • Yogur natural.

Así mismo, se debe procurar hacer un plan de comidas semanal que ayude a garantizar una alimentación completa y apropiada. Uno de los aspectos a considerar es que las porciones se deben dividir para 5 o 6 veces al día, es decir, para ingerir cada 2 o 3 horas.

Esto garantiza que el metabolismo y la segregación de insulina sean constantes, lo cual conduce a un mayor gasto energético e incremento en la sensación de saciedad.

Ver también: 4 batidos ricos en proteínas para empezar el día

2. Beber abundante agua todos los días

En lugar de ingerir bebidas carbonatadas o zumos comerciales, se debe aumentar el consumo de agua o líquidos naturales bajos en calorías como el té.

Ingerir entre 6 y 8 vasos de agua al día apoyará la función del metabolismo y favorecerá la desintoxicación del cuerpo para eliminar los desechos retenidos.

Esta, junto con la fibra, será determinante para incrementar el volumen de la alimentación, es decir, aumentar la sensación de saciedad para mantener bajo control las calorías.

3. Incluir crucíferas en la dieta

Incluir crucíferas en la dieta

Las verduras crucíferas son muy bajas en calorías y contienen nutrientes que mejoran la capacidad del cuerpo para quemar grasas. Su riqueza en fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales hace que sean aliadas del metabolismo y la regulación de los niveles de azúcar en la sangre.

Por si fuera poco, también tienen importantes beneficios sobre el sistema cardiovascular, ya que ayudan a reducir los niveles elevados de colesterol y triglicéridos.

Algunas de estas son:

  • Las coles.
  • El repollo.
  • La coliflor.
  • El brócoli.
  • Los repollos de Bruselas.

4. Incluir complementos alimentarios

No debemos confundir los complementos alimentarios con las pastillas o productos comerciales para adelgazar. Con estos nos referimos a aquellos ingredientes cuyos nutrientes apoyan la alimentación para darle un “empujón” al metabolismo.

Los ácidos grasos omega 3, la vitamina E y la fibra son algunos de los que se pueden incrementar en la alimentación para bajar de peso.

Entre estos cabe destacar:

  • Levadura de cerveza.
  • Frutos secos.
  • Salvado de trigo.
  • Avena.
  • Semillas de chía o de lino.
  • Limón.
  • Pomelo.
  • Piña.
  • Vinagre de manzana.

5. Elegir aperitivos bajos en calorías

Elegir aperitivos bajos en calorías

Por más que intentemos evitar los antojos siempre aparecerá esa sensación de querer comer algún aperitivo entre las comidas. Pero… ¿Quién dijo que estos deben ser una fuente de calorías?

En el mercado existen muchos productos que pueden servir para reemplazar los snacks ricos en grasas y azúcares. Los quesos magros, los vegetales y los integrales son perfectos para consumir como aperitivos con un bajo índice calórico.

6. Hacer ejercicio

Por más que intentes evitarlo mediante excusas, el ejercicio físico ocupa uno de los primeros lugares entre las reglas para lograr bajar de peso. Este es el mejor complemento para la dieta, no solo porque aumenta el número de calorías quemadas, sino porque sirve para tonificar y moldear el cuerpo.

Hay muchos tipos de entrenamientos y no hace falta ser un experto para ponerlos en marcha. Empezar con una rutina suave e incrementarla poco a poco es la mejor manera de alcanzar el éxito.

Te recomendamos leer: 6 frutas con pocas calorías y muchos nutrientes: ¡Deliciosas!

7. ¡Ojo! No te engañes a ti mismo/a

No hay dudas que los factores genéticos y algunas enfermedades influyen de forma significativa en el aumento de peso u obesidad. Sin embargo, eso no quiere decir que no se pueda controlar a través de la práctica diaria de rutinas saludables.

Pensar que jamás se logrará bajar de peso es el primer paso hacia el fracaso. Aunque los resultados tardan en hacerse notorios, en algún momento empiezan a generar satisfacción. ¡Ten paciencia!

¿Listo/a para el reto? No esperes más. Empieza a practicar todas estas recomendaciones y nota en poco tiempo los cambios en tu cuerpo.

 

 

  • Amzallag, W. (2000). De perder peso, al control del peso: Experiencia de un programa. Revista Cubana de Investigaciones Biomedicas.
  • Basulto Marset, J., Manera Bassols, M., & Baladia Rodríguez, E. (2012). Dietas hiperproteicas o proteinadas para adelgazar: innecesarias y arriesgadas. Dieta Dukan y método PronoKal®como ejemplo. FMC Formacion Medica Continuada En Atencion Primaria. https://doi.org/10.1016/S1134-2072(12)70423-1
  • Pérez-Guisado, J. (2008). Las dietas cetogénicas: fundamentos y eficacia para la pérdida de peso. Archivos Latinoamericanos de Nutricion.