7 remedios caseros para aliviar el esguince de tobillo

Carolina Betancourth 13 enero, 2017
Para aliviar el dolor y las molestias provocadas por el esguince de tobillo es conveniente que combinemos remedios externos e internos y así combatir la inflamación y acelerar la curación

Un esguince de tobillo es una lesión en los ligamentos, que puede producirse por el estiramiento o la distensión excesiva de las articulaciones. Por lo general, se desarrolla a consecuencia de un excesivo esfuerzo durante la actividad física, que puede provocar un desgarre en las fibras musculares.

No obstante, su aparición también está relacionada con el uso de tacones altos, un traumatismo o correr y caminar sobre terrenos irregulares. Su síntoma principal es el dolor, aunque suele venir acompañado con dificultades de movimiento, inflamación y moretones.

Aunque el reposo y el consumo de analgésicos es la forma más común de aliviar el esguince de tobillo, hay remedios naturales que pueden acelerar su recuperación. En esta oportunidad, queremos compartir los 7 mejores, para que no dudes en utilizarlos.

1. Arcilla para aliviar el esguince de tobillo

Remedio de arcilla para el esguince de tobillo

Entre las aplicaciones terapéuticas de la arcilla nos encontramos con que es un estupendo remedio para aliviar los esguinces. Gracias a su alto contenido de minerales esenciales, antioxidantes y sustancias antiinflamatorias calma el dolor y contribuye a drenar las impurezas retenidas en los tejidos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de arcilla verde (20 g)
  • Un chorro de vino tinto

¿Cómo utilizarla?

  • Humedece un par de cucharadas de arcilla verde con un chorro de vino tinto y frótalo sobre los tobillos inflamados.
  • Deja que actúe durante una hora y enjuaga.
  • Repite su uso todas las noches, hasta notar una mejoría.

Ver también: Remedio con arcilla blanca, propóleo y lavanda para los eczemas

2. Agua con sal y vinagre

Los baños con sal y vinagre ejercen un efecto calmante que alivia el dolor que se produce por las torceduras en los tobillos. Ambos ingredientes mejoran la circulación en la zona afectada y facilitan la disminución de la inflamación.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de sal (20 g)
  • 1 taza de vinagre (250 ml)
  • Agua (la necesaria)

¿Cómo utilizarlo?

  • Agrega un par de cucharadas de sal en un cuenco con agua tibia, vierte una taza de vinagre, y sumerge los pies durante 20 minutos.
  • Asegúrate de cubrir los tobillos para que los ingredientes actúen sobre la lesión.
  • Repítelo hasta dos veces al día si lo consideras necesario.

3. Pimienta cayena

pimienta de Cayena

El compuesto activo de la pimienta cayena, la capsaicina, actúa como un potente analgésico natural para disminuir el dolor. Su aplicación a través de masajes y emplastos ayuda a reducir la hinchazón y los problemas de circulación. También podemos consumirla en forma de infusión.

Ingredientes

  • 1 cucharada de pimienta cayena (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo utilizarla?

  • Prepara un té de pimienta de cayena y consúmelo dos veces al día.
  • Sumerge un paño en agua caliente con pimienta en polvo y aplícalo sobre la zona dolorida hasta tres veces al día.

4. Cúrcuma

Rica en curcumina y otros poderosos antioxidantes, la cúrcuma es uno de los antiinflamatorios naturales más beneficiosos para la salud. Tiene propiedades antiespasmódicas, relajantes y analgésicas que facilitan el tratamiento de los síntomas causados por los esguinces.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de cúrcuma (20 g)
  • Agua (la necesaria)

¿Cómo utilizarla?

  • Humedece un par de cucharadas de cúrcuma en polvo con agua y, tras obtener una pasta espesa, frótala sobre el tobillo.
  • Cúbrela con un vendaje y deja que actúe durante 10 horas.
  • Repite el tratamiento una semana seguida.

5. Ajo

Ajo prensado

Los efectos relajantes y analgésicos del ajo también lo convierten en una alternativa contra el dolor y la inflamación causada por ele sguince de tobillo. Dado que es rico en sustancias sulfurosas, su uso regular ayuda también a mejorar el flujo sanguíneo para evitar los hematomas.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g)

¿Cómo utilizarlo?

  • Tritura un diente de ajo, mézclalo con un par de cucharadas de aceite de coco y aplícalo con suaves masajes en la zona lesionada.
  • Espera que actúe media hora y enjuaga con agua tibia.
  • Úsalo dos veces al día, hasta que el tobillo sane por completo.

6. Árnica

El árnica es una planta muy popular en lo que tiene que ver con la curación y el fortalecimiento de las articulaciones. Rica en sustancias antiinflamatorias y antioxidantes, ayuda a reducir el dolor, la hinchazón y otros síntomas de los esguinces.

¿Cómo utilizarla?

  • Pon unas cuantas gotas de aceite esencial de árnica en las palmas de tus manos y frótalo sobre los tobillos lesionados.
  • Realiza un suave masaje durante cinco minutos y cubre la zona con un vendaje.
  • Úsalo hasta aliviar el esguince.

Te recomendamos leer: 8 alimentos que debes evitar si tienes problemas en las articulaciones

7. Aceite de ricino

aceite de ricino

Los masajes con aceite de ricino son uno de los remedios tradicionales más conocidos para disminuir las molestias causadas por las torceduras de tobillo. Contiene ácidos grasos esenciales que, además de calmar el dolor, mejoran la circulación y promueven la relajación de la articulación.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un paño de algodón con aceite de ricino y aplícalo sobre el tobillo.
  • Deja que actúe de 20 a 30 minutos y, durante este tiempo, eleva el tobillo en dirección al techo para favorecer la circulación.
  • Repite el tratamiento toda la semana o hasta sentir una mejoría.

Elige el remedio que más te llame la atención y úsalo bajo las recomendaciones dadas para conseguir buenos resultados. Pero si la hinchazón y el dolor son intensos y persistentes, lo mejor es consultar al médico para determinar la gravedad de la lesión.

Te puede gustar