7 remedios caseros para aliviar las picaduras de las pulgas

Aunque suelen ser más frecuentes durante las épocas calurosas, las pulgas pueden picarnos en cualquier momento, por lo que es conveniente tener cerca algunos remedios naturales para aliviar la comezón

Las pulgas son un insecto de diminuto tamaño que, la mayor parte de las veces, pasa desapercibido para los seres humanos.

Su tamaño no supera los 3,3 mm y tienen la habilidad de desplazarse con mucha velocidad a través del salto; pueden alcanzar distancias de 18 centímetros en vertical y hasta 33 en horizontal.

Su alimento favorito es la sangre de los mamíferos, en especial animales, aunque también pueden atacar a las personas cuando tienen contacto directo con la piel.

Su picadura suele provocar reacciones alérgicas notorias, destacándose un pequeño círculo de color rojo y abultado que viene acompañado con una incómoda picazón. Por esto suele ser necesario un tratamiento para aliviar la picazón y el escozor.

Algunos sufren picaduras en varias partes de su cuerpo, mientras que otros parece que no son tan atractivos para el insecto.

La buena noticia es que podemos darles un tratamiento natural para controlar la irritación de la piel y evitar las molestias. Sin embargo, si notamos algo fuera de lo común, recomendamos visitar a un médico que valore el caso.

A continuación te compartimos 7 remedios caseros para que no dudes en aplicarlos cuando sea necesario.

1. Bicarbonato de sodio

bicarbonato

Quizá te interese: 5 maneras de utilizar bicarbonato de sodio y limón en la limpieza del hogar

La aplicación tópica de bicarbonato de sodio puede servir para calmar la sensación de picazón y la inflamación causada por la picadura de pulgas. Por esto podría ser una buena idea usarlo en los caso de picadura de estos animales.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
  • 2 cucharadas de agua (20 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Primero, forma una pasta espesa con el bicarbonato de sodio y el agua y frótala sobre la zona afectada.
  • Después, espera a que actúe durante 10 minutos, enjuaga y repite su uso si lo consideras necesario.

2. Vinagre de sidra de manzana

Las propiedades antisépticas y antiinflamatorias del vinagre de sidra de manzana se pueden utilizar como remedio contra los picotazos de pulgas. Por esto mismo podría servir para prevenir las infecciones cutáneas y controla la comezón.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana (10 ml)
  • 2 cucharadas de agua (20 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Empieza diluyendo el vinagre de manzana en el agua, sumerge un algodón en el líquido y aplícalo sobre la zona afectada.
  • Repite su uso dos veces al día hasta eliminar la irritación.

3. Cáscara de limón

Limón rallado con rallador

El té concentrado de cáscara de limón es una solución interesante contra los síntomas causados por las mordeduras de las pulgas. Podemos utilizarlo como antiséptico y evitar así la sobreinfección de las picaduras.

Ingredientes

  • La cáscara de un limón
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Primero pon a hervir el agua con la cáscara de limón, déjalo a fuego mínimo durante cinco minutos y espera a que repose.
  • Después, cuando alcance una temperatura soportable para la piel, limpia la zona afectada y frota el remedio con la ayuda de un algodón.
  • Recuerda usarlo dos o tres veces al día.

4. Aceite de lavanda

El aceite esencial de lavanda tiene propiedades calmantes que podrían ayudar a aliviar las molestias causadas por las picaduras. Por esto mismo nos puede ayudar a controlar la irritación causada por estos animales.

De hecho, hay quienes lo usan sobre sus mascotas con el fin de ahuyentar estos insectos.

Ingredientes

  • 8 gotas de aceite esencial de lavanda
  • ¼ de taza de agua (62 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Únicamente diluye el aceite esencial de lavanda en agua, viértelo en un frasco con atomizador y rocíalo sobre la piel.
  • Recuerda repetir su uso hasta calmar la irritación de la picadura.

5. Hielo para las picaduras de las pulgas.

hielo

Un remedio rápido y efectivo contra las picaduras causadas por las pulgas y otros insectos es nada más y nada menos que el hielo. Este produce vasoconstricción en la zona de la picadura reduciendo así, la inflamación. Gracias a esto es un buen remedio para utilizar en el primer momento de la picadura.

¿Qué debes hacer?

  • Primero envuelve un cubo de hielo en un paño limpio
  • Después, aplícalo sobre la zona afectada con un poco de presión.
  • Sentirás un alivio inmediato y notarás que la inflamación se reduce.

6. Miel y limón

La combinación de miel de abejas con limón crea un antibiótico y bactericida natural que podemos aprovechar como apoyo con el tratamiento de todo tipo de picaduras. Es por esto muy recomendable probarlo.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de miel de abejas (100 g)
  • 2 cucharadas de jugo de limón (20 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Empieza combinando las cucharadas de miel de abeja con el jugo de limón, caliéntalo un poco en el horno microondas
  • Luego, cuando alcance una temperatura soportable, frótalo sobre el área afectada.
  • Repite su uso dos veces al día.

7. Aloe vera

Gel de aloe vera para las pulgas

Lea también: Crema regeneradora de aloe vera muy fácil de preparar

Los cristales que contienen las hojas de aloe vera son muy buenos para aliviar las afecciones cutáneas.

También tene propiedades antisépticas y antifúngicas, por lo que actúa como un calmante y contribuye a desinflamar. Por esto, podemos usarlo para calmar la inflamación de las picaduras. Además nos ayudará a recuperar la piel después de las picaduras, por lo que es una muy buena elección como tratamiento de apoyo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de gel de aloe vera (15 g)
  • 6 gotas de aceite esencial de cedro

¿Qué debes hacer?

  • Únicamente, combina los dos ingredientes y frótalos sobre las picaduras con la ayuda de una gasa.
  • Repite su uso dos o tres veces al día.

Aunque las picaduras de pulgas no suelen dar problemas graves, si notas algo fuera de lo común, te recomendamos que visites a un médico que valore tu caso. 

Estos remedios no son milagrosos, pero pueden ayudarte a controlar los molestos síntomas de las picaduras de las pulgas, por lo que no dudes en probarlos.