7 remedios caseros para evitar y curar las quemaduras de sol

Virginia Bruno · 19 julio, 2017
Para aliviar las quemaduras, es fundamental que nos hidratemos en profundidad y con bastante frecuencia para evitar la sequedad de la piel. Además, esto favorece la curación.

Las quemaduras de sol en verano son algo muy común. Las personas eligen la playa para descansar, sin tener en cuenta los cuidados y las recomendaciones necesarias. El problema es que luego aparecen los molestos síntomas por exponerse a los rayos UV  de manera incorrecta.

Si tenemos los cuidados adecuados en cuanto a la aplicación del protector solar, evitaremos problemas de irritación en la piel. En caso de que nuestra piel se vea afectada de todos modos, existen muchos remedios caseros para quemaduras de sol cuyo objetivo es calmar, hidratar y nutrir la piel de forma natural.

Estos ingredientes se pueden encontrar en cualquier lugar y, lo mejor de todo, podemos usarlos sin correr riesgos de presentar efectos secundarios ni alergias.

Remedios caseros recomendados

1. Aloe vera

Gel de aloe vera para tratar las quemaduras solares.

El aloe vera es muy recomendable para el tratamiento de las quemaduras de sol, ya que proporciona un alivio relajante y ayuda en el proceso de curación. Lo puedes aplicar directamente en la piel afectada para aliviar la comezón y el ardor.

Su gran contenido de colágeno acelera la regeneración de la dermis. Puedes comprar el gel en tiendas naturales o cortar una rama de la planta y pasar la parte de la pulpa sobre la zona quemada.

2. Aceite de coco

El aceite de coco contiene ácidos grasos que pueden mejorar la salud de muchas maneras. Además, es muy rico en fibra, vitaminas y minerales.

Tiene propiedades antinflamatorias y antibacterianas que nos ayudan a prevenir las posibles infecciones, a la vez que calman la irritación y el enrojecimiento. Para la piel, es un gran tónico hidratante que, además, acelera la curación de la quemadura.

3. Leche fresca

Leche para las quemaduras solares.

El ácido láctico en la leche tiene propiedades calmantes para las quemaduras de sol en la piel. ¿Qué debes hacer para aprovechar sus virtudes? Estas son las instrucciones de este sencillo truco:

  • Sumerge un paño o una gasa en leche entera fresca y aplica cuidadosamente en la zona afectada.
  • Deja actuar durante 20 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Es importante que utilices leche entera, por el contenido graso.

Te puede interesar: 6 mascarillas para reducir la sequedad de la piel

4. Hojas de llantén

El llantén es una planta muy recomendada para el tratamiento de quemaduras. Aunque es originaria de Europa y Asia, crece prácticamente en cualquier lugar del mundo.

Las hojas de llantén tienen propiedades antinflamatorias, antimicrobianas y antihemorrágicas. Hay dos posibilidades: puedes utilizar las hojas frescas bien lavadas y aplicarlas sobre la herida, o bien triturarlas y obtener el jugo para luego aplicarlo sobre la quemadura.

5. Agua fría

Aplicar compresas de agua fría es un remedio muy recomendable para aliviar el malestar de las quemaduras de sol. Puedes hacerlo de la siguiente manera:

  • Puedes sumergir una toalla en agua fría y aplicarla directamente en las áreas quemadas durante varios minutos.
  • Para no perder el frío, remoja la toalla cada poco.
  • Recuerda que no se debe aplicar hielo sobre la piel quemada por el sol; esto podría restringir el flujo de sangre y causar daño a los tejidos delicados.

Las compresas de agua pueden ayudar a extraer el calor de la quemadura. Para ello, hay que aplicarlas inmediatamente después de haberse quemado para evitar que se extienda.

6. Tomate

Tomate para la piel.

El tomate es el vegetal con mayores propiedades humectantes que existe. Se puede utilizar para problemas de quemaduras por diferentes motivos, siempre y cuando se trate de quemaduras superficiales que no sean de gravedad.

Tiene, además, propiedades cicatrizantes e hidratantes. Por eso, su aplicación para tratar la sequedad de la piel que se genera tras las quemaduras resulta muy beneficiosa.

¿Qué debes hacer?

  • Se puede preparar un batido y utilizar la pulpa del mismo.
  • Esta se aplica sobre la zona afectada y se deja actuar unos 15 minutos antes de retirar con agua fría.

7. Patata

Las patatas tienen compuestos a base de almidón que pueden beneficiar y aliviar las quemaduras de sol. Para aprovechar sus beneficios, puedes cortar una patata cruda en rodajas y frotarlas en la zona adolorida.

Otra opción es rallar una papa fría y cruda y aplicarla en forma de cataplasma. Si lo deseas, puedes mezclarla en la licuadora con un poco de agua y aplicarla en las áreas quemadas; espera a que se seque antes de enjuagar.

Lee también: Aceites que sirven como protectores solares

Consejos para evitar las quemaduras de sol

Es necesario utilizar siempre un protector solar.

  • Evita la exposición al sol entre las 11 de la mañana y las 5 de la tarde.
  • Aplícate protector solar 30 minutos antes de exponerte al sol.
  • Si estás en contacto con el agua, debes aplicar el protector cada 2 horas.
  • Usa sombrero y anteojos para protegerte de la luz ultravioleta.
  • Elige un protector solar de amplio espectro, con el factor adecuado según tu tipo de piel.
  • Hidrátate; es recomendable beber líquidos en abundancia, sobre todo agua y zumos de frutas mezclados con agua mineral.

En último lugar, es muy importante que tengas en cuenta todos estos consejos para tomar el sol tranquilamente y cuidar de tu salud y tu piel. Recuerda que las quemaduras graves pueden causar daños irreversibles, además de propiciar enfermedades como el cáncer de piel.