7 remedios caseros para el dolor de garganta

Para aliviar el dolor de garganta y acelerar la recuperación es muy importante mantenerse correctamente hidratado. El té de jengibre, además de hidratarnos, alivia el ardor y la congestión

El dolor de garganta ocurre en verano o en invierno. Al estar expuestos a constantes cambios bruscos de temperatura, se produce esa inflamación, que nos incomoda durante las 24 horas del día.

Se produce comúnmente como consecuencia de:

  • Infección en las amígdalas o en la faringe
  • Dormir con la boca abierta
  • Respirar por la boca
  • Alergias
  • Respirar aire contaminado

Entre los síntomas que puede presentar destacan el ardor, la picazón y las molestias al tragar.

Para reducir las molestias ocasionadas por el dolor de garganta se puede recurrir a algunos analgésicos conocidos como aspirina, ibuprofeno o paracetamol.

No obstante, se pueden combatir los malestares con remedios naturales que no van a dañar tu estómago y aliviarán el dolor.

Si la molestia persiste o si tienes fiebre es recomendable llamar al médico.

Remedios caseros para el dolor de garganta

1. Gárgaras con agua salada

Gárgaras con agua salada

Es una de las maneras más simples y que dan más resultados para aliviar el dolor de garganta. La sal ayuda a eliminar las bacterias, aliviar el dolor y prevenir las infecciones del tracto respiratorio superior.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua tibia (200 ml)
  • 1 cucharadita de sal (5 g)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla bien ambos ingredientes y deja que la sal se disuelva antes de hacer las gárgaras.
  • Realiza de 2 a 3 veces por día.

Visita este artículo: 5 posibles señales de nódulos en la garganta

2. Caramelos

Existen muchos caramelos que se pueden conseguir en las farmacias que alivian los síntomas del catarro, y suavizan la garganta.

Cualquier pastilla puede paliar el dolor que contenga ingredientes refrescantes como menta, mentol o eucalipto.

También pueden ser caramelos de miel, que estimulan la producción de saliva y alivian el dolor de garganta al tragar.

caramelos para garganta

3. Té de manzanilla

jengibre-manzanilla

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas que ayudarán aliviar los síntomas de esta afección.

  • Prepara un té de manzanilla.
  • Cuando esté tibio, moja una pequeña toalla y aplícatela como compresa en el cuello.
  • Deja actuar hasta el que la compresa se enfríe.
  • Puedes repetirlo las veces que creas necesarias y puede realizar gárgaras con el té para potenciar los efectos.

Te recomendamos leer: 6 propiedades medicinales de la manzanilla

4. Compresa caliente en la garganta

Las abuelas nos recomendaban poner pañuelos o bufandas de seda en la garganta para mitigar el dolor.

También unos buenos paños calientes ayudan a bajar la inflamación:

  • Humedece un trapo con agua caliente, escúrrelo y colócalo sobre la garganta.
  • De esa manera el calor ensancha los vasos sanguíneos y ayuda a la relajación de los músculos y a aliviar el ardor.

5. Té de jengibre

jengibre

El jengibre puede reducir la inflamación de la garganta acortando la duración de la laringitis, aliviando el ardor y la congestión.

Tiene propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, lo que puede inhibir el crecimiento de hongos, bacterias y otros microorganismos que contribuyen al dolor de garganta.

Ingredientes

  • 1 cucharada de jengibre en polvo o dos cucharadas de raíz fresca rallada (15 g)
  • 1 taza de agua hirviendo (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Prepara el té añadiendo el jengibre en la taza de agua hirviendo.
  • Déjalo reposar 5 minutos, cuela y bebe.
  • Toma hasta 3 tazas por día para tratar el dolor de garganta.

6. Miel con limón

La miel es rica en vitaminas y oligoelementos. Tiene propiedades antiinflamatorias, energizantes y antimicrobianas. El limón es rico en vitamina C y también tiene propiedades antibacterianas y antivirales.

La combinación de estos dos productos naturales es excelente para aliviar las molestias de la garganta.

Preparación

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de miel de abeja (50 g)
  • El jugo de ½ limón

¿Qué debes hacer?

  • Hierve el agua y añádele la miel con el limón.
  • Mezcla bien y consume.
  • Esta es una combinación muy recomendable y la más utilizada para tratar esta dolencia.

7. Clavos de olor

clavosdeolor

Contienen una sustancia llamada eugenol que elimina el dolor y el ardor y tiene propiedades antibacterianas.

¿Qué debes hacer?

  • Simplemente mete en tu boca 1 o 2 clavos y suaviza los con tu saliva.
  • Los puedes masticar y luego los puedes tragar o escupirlos. Es efectivo de las dos maneras.

Otras recomendaciones

  • Mantente hidratado: es esencial para evitar la resequedad de los tejidos y la irritación.
  • Evita las bebidas frías, ya que pueden aumentar las molestias y la inflamación.
  • Buena higiene: Lavarse regularmente las manos y dientes ayudará a eliminar los gérmenes.
  • Descansar las horas necesarias: Es importante mantener reposo cuando el cuerpo tiene una infección.

Por último, si el dolor de garganta no desaparece o va acompañado de fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos o erupciones cutáneas, consulta al médico.

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar