7 remedios caseros para tratar las varices

Para evitar su aparición o que empeore la condición de las varices debemos evitar el sedentarismo y, en la medida de lo posible, recurrir a tratamientos en sus primeros estadios para revertir la situación

Las varices o venas varicosas son dilataciones venosas que dificultan el retorno de la sangre al corazón y que afectan mayormente a los miembros inferiores. Se producen cuando hay una alteración que impide el flujo sanguíneo de manera correcta. Te vamos a explicar algunos remedios caseros para tratar las varices. No te lo pierdas.

¿Por qué se producen las varices?

Las varices se desarrollan cuando las válvulas venosas no cierran bien y se dilatan al acumularse la sangre. Los factores de riesgo de este problema (que suele afectar más a las mujeres adultas) son:

Lee también: 4 remedios herbales que ayudan a disminuir las várices y arañitas vasculares

Obesidad

Si las piernas son de contextura gruesa precisan un mayor aporte sanguíneo por parte de las arterias que luego deben drenar las venas. Esto favorece la sobrecarga y el fallo precoz.

Sedentarismo

Mujer sendentaria leyendo

Cuando estamos sentados muchas horas al día tanto la bomba de retorno venoso como los músculos de las piernas no pueden actuar de manera eficaz. El sedentarismo hace que la sangre se estanque y haya una sobrecarga valvular que tiene como consecuencia las varices.

Estar de pie

Tanto estar sentado como de pie alteran el ejercicio muscular y no permite un retorno completo de la sangre porque siempre tiene que trabajar contra la gravedad.

Anticonceptivos

Provocan retención de líquidos y fallo en las válvulas de las venas reticulares. Las mujeres que consumen anticonceptivos notan cambios en las piernas y la aparición de las “arañitas” vasculares.

Antecedentes

Pueden ser familiares o personales, tanto de varices, trombosis venosa profunda o problemas en los miembros inferiores.

Diferencia entre una pierna sana y una con varices

Otros factores de riesgo

También influyen el tabaquismo, la hipertensión arterial y los niveles elevados de colesterol. Cualquiera de ellos puede ser causa directa o indirecta de varices y problemas en las venas.

Los mejores remedios para tratar las varices

Es preciso comenzar a tratar las varices en su primer estadio, cuando las venas se dilatan un poco. Así se evitará que sigan su curso hacia los estadios 2 (molestias, pesadez y calambres), 3 (cambios en la piel y sufrimiento del tejido subcutáneo) y 4 (dolor agudo e infecciones).

Los tratamientos naturales más adecuados en etapas iniciales son:

1. Arándanos

Arandanos

Este pequeño fruto favorece la circulación de la sangre gracias a sus propiedades vasodilatadoras, fortalecedoras de las paredes de las venas y antihemorrágicas. Además, los arándanos son ricos en vitamina P y bioflavonoides.

Puedes consumirlos crudos como postre o tentempié, o bien preparar una infusión con una cucharada de los frutos secos por cada taza de agua. Bebe hasta 2 tazas por día.

2. Aloe vera

Es un remedio muy eficaz y popular para los que padecen varices. Un buen tratamiento incluye abrir de manera longitudinal el tallo y apoyar el interior en la zona afectada. También se puede extraer el gel y extender por la pierna.

Algunas personas hacen una mezcla de aloe con una zanahoria rallada y unas cucharadas de vinagre de manzana y la aplican como ungüento, que dejan actuar 20 minutos.

Visita este artículo: Los 6 mejores ejercicios para estimular la circulación de las piernas

3. Cola de caballo

Infusión de cola de caballo

Son muchas las hierbas que pueden ayudar a mejorar la circulación de la sangre y, como consecuencia, a tratar las varices y reducirlas. Una de ellas es la cola de caballo, que tiene propiedades anntiinflamatorias. Su consumo incluso provoca la desaparición de las varices en formación.

No está recomendada para mujeres embarazadas, con problemas cardíacos o tromboflebitis.

4. Caléndula

Esta planta tiene la capacidad para hacer que las venas sean menos susceptibles a la degeneración producto del paso del tiempo. La infusión de esta flor repara los tejidos dañados, reduce la hinchazón de los miembros inferiores y alivia los dolores.

También podemos conseguir en algunas tiendas las cremas con pétalos de caléndula. ¡E incluso prepararla tú mismo! ¿Cómo? Machacando un par de flores con un poco de agua y mezclándolas con una crema neutra. Aplica todas las noches antes de dormir.

5. Aceites esenciales

Aceite esencial de menta para tratar las varices

Los masajes son una buena solución para cuando duelen las piernas por las varices o para evitar que el sedentarismo o pasar muchas horas parado hagan mella en nuestro cuerpo. El movimiento ha de ser circular y comenzar por los tobillos e ir subiendo hasta los muslos.

Puedes, por ejemplo, usar aceite de oliva para facilitar la circulación de la sangre y evitar la obstrucción de las venas. Procura que el aceite esté tibio al momento de emplearlo.

6. Ciprés

La corteza de este árbol tiene muchas propiedades para tratar diversas enfermedades del aparato circulatorio y, por supuesto, las varices.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas y corteza del árbol (20 g)
  • 1 litro de agua

Preparación

  • Calienta el litro de agua y, cuando llegue a ebullición, añade las hojas y la corteza de ciprés.
  • Permite que se realice la decocción durante 10 minutos. Cuela y deja enfriar.
  • Consume 7 cucharadas por día.

También puedes usar este tratamiento de manera tópica, embebiendo un algodón y esparciendo por la zona afectada.

7. Castaño de Indias

Castañas de Indias

Se lo considera uno de los mejores remedios caseros para tratar las varices conocido hasta el momento. También se usa para aquellas personas que padecen flebitis, porque estimula la circulación de la sangreTiene la capacidad de restablecer la función de las venas y sus válvulas.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de corteza del castaño de Indias (50 g)
  • 1 litro de agua

Preparación

  • Pon a hervir el agua y añade la corteza del castaño de Indias. Deja que infusione durante 10 minutos.
  • Pasado el tiempo recomendado, cuela la preparación y una vez se haya entibiado, bebe el líquido.
  • Repite todos los días, por la mañana o por la noche.

Estas remedios naturales ayudarán a tratar las varices desde sus primeros síntomas y a aliviar las molestias que provocan. Pero es importante que evites el sedentarismo y cuides también tu alimentación.