7 remedios caseros para tratar las varices

Yamila Papa Pintor · 8 abril, 2016
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 27 mayo, 2019
Tanto para evitar su aparición como para evitar su agravamiento, es fundamental que mantengamos un estilo de vida activo, además de seguir las indicaciones del médico.

Según creencias populares, existen algunos remedios caseros para tratar las varices que pueden contribuir con el alivio de los síntomas.

Las varices o venas varicosas son dilataciones venosas que dificultan el retorno de la sangre al corazón y que afectan mayormente a los miembros inferiores. Se producen cuando hay una alteración que impide el flujo sanguíneo de manera correcta.

¿Por qué se producen las varices?

Las varices se desarrollan cuando las válvulas venosas no cierran bien y se dilatan al acumularse la sangre. Los factores de riesgo de este problema son los siguientes.

Obesidad

La obesidad es una enfermedad que puede afectar el sistema cardiovascular y dificultar la circulación de la sangre en líneas generales. Esto puede derivarse en distintas enfermedades, como la hipertensión por ejemplo, así como en varices.

índice de masa corporal
Los médicos calculan el índice de masa corporal para determinar la obesidad.

Sedentarismo

Está demostrado que no hacer ejercicio a diario y permanecer en una misma postura durante muchas horas al día puede dificultar significativamente la circulación, lo cual puede conducir a la aparición de várices.

Cuando estamos sentados muchas horas al día tanto la bomba de retorno venoso como los músculos de las piernas se ven afectados. Entonces, el sedentarismo hace que la sangre se estanque y haya una sobrecarga valvular, que tiene como consecuencia la aparición de varices.

Permanecer en una misma postura por largos periodos de tiempo

Tanto estar sentado como de pie durante periodos de tiempo muy prolongados resulta perjudicial para el sistema cardiovascular, pues se dificulta el retorno completo de la sangre, porque siempre tiene que trabajar contra la gravedad.

Anticonceptivos

El consumo regular de anticonceptivos puede provocar retención de líquidos y fallo en las válvulas de las venas reticulares. Por ello, hay mujeres que pueden notar «arañitas» vasculares en sus piernas.

Antecedentes

Pueden ser familiares o personales, tanto de varices, trombosis venosa profunda o problemas en los miembros inferiores.

Diferencia entre una pierna sana y una con varices

Otros factores de riesgo

También influyen el tabaquismo, la hipertensión arterial y los niveles elevados de colesterol. Cualquiera de ellos puede ser causa directa o indirecta de varices y problemas en las venas.

Remedios para tratar las varices

Según creencias populares, además de seguir las indicaciones del médico y mantener buenos hábitos de vida, se podría recurrir a los siguientes remedios para tratar las varices.

1. Arándanos

Arandanos

Por su contenido en antioxidantes, vitamina P y otros nutrientes, los arándanos podrían ayudar a complementar la dieta y contribuir con la salud cardiovascular.

Puedes consumirlos crudos como postre o tentempié, o bien preparar una infusión con una cucharada de los frutos secos por cada taza de agua.

2. Aloe vera

Aunque no está demostrado que el consumo de aloe vera pueda realizar un aporte significativo a la salud, hay quienes consideran que este puede ser un remedio apto para tratar molestias asociadas a las varices, como la retención de líquidos. 

Algunas personas se preparan licuados con aloe, para obtener bebidas gustosas, hidratantes y diferentes.

3. Cola de caballo

Infusión de cola de caballo

Por su efecto diurético, la infusión de cola de caballo podría ayudar a aliviar las molestias derivadas de las varices, como la hinchazón y la retención de líquidos. Sin embargo, hay que tener presente que su consumo no es capaz de curar las varices como tal.

Esta bebida no está recomendada para mujeres embarazadas, con problemas cardíacos o tromboflebitis.

4. Caléndula

Se cree que las cremas que contienen esta flor ayuda a calmar los dolores, reducir la inflamación y  reparar los tejidos dañados. Se puede preparar fácilmente en casa, de diversas formas. 

5. Aceites esenciales

Aceite esencial de menta para tratar las varices

Los masajes son una buena solución para cuando duelen las piernas por las varices o para evitar que el sedentarismo o pasar muchas horas parado hagan mella en nuestro cuerpo. El movimiento ha de ser circular y comenzar por los tobillos e ir subiendo hasta los muslos.

Puedes, por ejemplo, usar aceite de oliva para facilitar la circulación de la sangre y evitar la obstrucción de las venas. Procura que el aceite esté tibio al momento de emplearlo.

6. Ciprés

Se considera que la infusión de la corteza y las hojas de ciprés puede ayudar a tratar diversas enfermedades del aparato circulatorio y, por supuesto, las varices.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas y corteza del árbol (20 g).
  • 1 litro de agua.

Preparación

  • Calienta el litro de agua y, cuando llegue a ebullición, añade las hojas y la corteza de ciprés.
  • Permite que se realice la decocción durante 10 minutos. Cuela y deja enfriar.

También puedes usar este tratamiento de manera tópica, embebiendo un algodón y esparciendo el líquido (que funcionaría como una especie de tónico) por la zona afectada.

7. Castaño de Indias

Castañas de Indias

Por su contenido de flavonoides, se considera los mejores remedios caseros para tratar las molestias circulatorias y las varices son aquellos que incluyen castaño de Indias en su composición. Para prepararlo necesitarás:

Ingredientes

  • 5 cucharadas de corteza del castaño de Indias (50 g).
  • 1 litro de agua.

Preparación

  • Pon a hervir el agua y añade la corteza del castaño de Indias. Deja que infusione durante 10 minutos.
  • Pasado el tiempo recomendado, cuela la preparación y una vez se haya entibiado, bebe el líquido.

Nota final

Los remedios aquí mencionados no sustituyen los beneficios que pueden brindar los buenos hábitos de vida. Por ello, considéralos una ayuda complementaria. No un tratamiento como tal.

Pueden ayudarte a aliviar algunas molestias, pero recuerda que no debes dejar de seguir las indicaciones de tu médico.