7 remedios naturales para los que solo necesitas agua

Elena Martínez · 8 octubre, 2016
¿Has probado a solucionar tus problemas de indigestión o estreñimiento con agua? En lugar de recurrir a químicos o tratamientos agresivos, este líquido puede ayudarnos a solucionar múltiples complicaciones

¿Sabías que solamente con agua podemos depurar el organismo, mejorar la digestión, perder peso con más facilidad, aliviar la migraña, tener una piel más bonita, combatir el cansancio o terminar con el estreñimiento?

Aunque a menudo oímos hablar de todo tipo de remedios con otros productos, no hay una solución más sencilla y económica que el agua.

Descubre en este artículo estos 7 remedios naturales para diferentes trastornos para los que solamente necesitarás agua. ¡Pruébalos!

1. Depurar el organismo

Depurar el organismo

El agua es el método más natural y económico para depurar el organismo y eliminar las toxinas que se nos acumulan en diferentes partes del cuerpo.

Estas sustancias tóxicas, a la larga, pueden provocarnos enfermedades, y por ese motivo es fundamental ayudar a nuestro cuerpo a eliminarlas.

Beber entre uno y cuatro vasos del líquido elemento en ayunas, al menos media hora antes de desayunar, nos permite activar las funciones del organismo y mejorar su capacidad desintoxicante.

También podemos añadirle un poco de jugo de limón, si lo deseamos, pero sola también es muy efectiva.

Lee también: Cómo eliminar los metales pesados de tu organismo

2. Mejorar la digestión

Beber un vaso de agua veinte minutos antes de cada comida es el mejor remedio para activar el sistema digestivo y prevenir molestias como la acidez, los gases o la pesadez.

Además, de este modo no tendremos evitaremos hacerlo durante la comida, ya que no es recomendable beber demasiado junto con los alimentos.

Si sufrimos una indigestión, el remedio más eficaz y sencillo consiste en beber sorbos muy pequeños de agua cada uno o dos minutos, de manera continuada.

3. Hidratar la piel

Beber agua fuera de las comidas nos ayuda a tener una piel sana, luminosa y limpia de impurezas. De hecho, es mucho más eficaz que cualquier tipo de crema hidratante.

Por otro lado, los problemas cutáneos como la psoriasis, la dermatitis o los eczemas también pueden mejorar mucho e incluso desaparecer por completo.

Basta con acostumbrarnos a beber, al menos, un litro y medio de agua cada día.

4. Activar el metabolismo

Activar el metabolismo

¿Sospechas que tienes un metabolismo lento, porque te cuesta perder peso o te sientes cansada a menudo?

Hay muchos alimentos que nos ayudan a acelerarlo (por ejemplo el aceite de coco, la cayena o el café). No obstante, te recomendamos que no menosprecies lo que el agua puede hacer por ti de dos maneras:

  • Beberla a lo largo del día.
  • Darte duchas frías, o alternando temperaturas frías con calientes.

Estos dos consejos son mucho más efectivos que algunos tratamientos y, además, sin riesgo de efectos secundarios. Además, te ayudarán a perder peso con más facilidad y a sentirte con mucha más vitalidad.

5. Aliviar la migraña

Aunque la migraña crónica requiere un tratamiento específico y personalizado, cuando sufrimos una crisis podemos realizar una técnica muy sencilla para la que solamente necesitamos agua.

Consiste en sumergir los pies en un balde con agua muy caliente, la temperatura más alta que podamos aguantar, pero sin quemarnos, hasta que se pongan rojos y muy calientes.

De este modo conseguiremos aliviar la congestión que provoca la migraña en la cabeza.

Estaremos con los pies en agua bien caliente durante 20 o 30 minutos y después nos los secaremos y abrigaremos bien. Este remedio funciona de manera inmediata.

6. Agua contra el estreñimiento

Agua contra el estreñimiento

El agua nos puede ayudar a prevenir el estreñimiento si nos acostumbramos a beberla durante el día ya que, en muchos casos, es fruto de la falta de hidratación.

Si lo que queremos es aliviar un caso de estreñimiento puntual, en vez de tomar laxantes irritantes, que pueden afectar a nuestra flora bacteriana, recomendamos realizarnos un simple enema.

Los enemas o lavativas son técnicas muy antiguas para las que solamente necesitamos una pera de silicona o irrigador y agua.

Visita este artículo: Acaba con el estreñimiento con estos 5 hábitos matinales

7. Acabar con el cansancio

Como hemos dicho, el agua nos ayuda a activar el metabolismo y combatir el cansancio, tanto si la bebemos como si nos duchamos con ella fría.

También existe otro antiguo remedio que consiste en realizarnos baños fríos en los antebrazos, hasta el codo.

Los sumergiremos, los sacaremos, nos secaremos y repetiremos varias veces.

Esta técnica es adecuada para personas frioleras que no quieran realizar las duchas frías en todo el cuerpo pero que necesiten aumentar sus niveles de energía y vitalidad.