7 remedios naturales para aliviar el dolor en la planta de los pies

Aunque podemos aplicar estos remedios a cualquier hora del día, es conveniente hacerlo por la noche, ya que así los pies tendrán tiempo de descansar y asimilar los beneficios.

Es muy usual que descuidemos la salud de nuestros pies hasta que algo empieza a causarles dolor o diversas molestias.

Si bien estos soportan nuestro peso y nos permiten movernos cada vez que lo queremos, solemos restarles mucha importancia.

Si le añadimos el hecho de utilizar tacones altos o tipos de calzado inapropiados, nos encontramos con que están en un alto riesgo de enfermarse.

Por fortuna, gracias a las propiedades de algunos ingredientes naturales, podemos preparar una serie de remedios caseros para relajarlos y calmarles el dolor.

En esta oportunidad queremos compartir los 7 más interesantes para que no dudes en aplicarlos cada vez que lo consideres necesario. ¡Apunta!

1. Pepino

El pepino tiene propiedades antiinflamatorias

La pulpa de pepino cuenta con propiedades antiinflamatorias que nos ayudan a relajar los pies tras haber tenido largas caminatas con zapatos demasiado ajustados.

Ingredientes

  • 2 pepinos grandes.
  • ½ taza de agua (125 ml).

¿Cómo prepararlo?

  • Corta en rodajas los pepinos sin retirarles su cáscara, llévalos a la licuadora y procésalos con la ayuda de media taza de agua.
  • Vierte el jugo resultante en un recipiente grande y sumerge los pies durante 15 minutos.
  • Procura masajearlos un par de minutos cada uno y enjuaga.
  • Úsalo cada vez que te sientas cansada.

2. Aceite de oliva

Un sencillo masaje con aceite de oliva ayuda a reducir la inflamación y los problemas de circulación que afectan la salud de los pies.

Ingredientes

  • 10 gotas de aceite de oliva.

¿Cómo prepararlo?

  • Coloca 5 gotas de aceite de oliva en las palmas de tus manos y frótalas sobre uno de los pies afectados.
  • Luego, repite la misma acción con el otro pie.
  • Cúbrelos con unos calcetines y déjalos descansar.

3. Manzanilla

Manzanilla para aliviar los pies

Las propiedades antiinflamatorias de la manzanilla son muy útiles para reducir la hinchazón y el dolor que se centra en la planta de los pies.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de flores de manzanilla (30 g).
  • 1 litro de agua.

¿Cómo prepararlo?

  • Coloca a hervir el litro de agua y vierte las flores de manzanilla.
  • Deja reposar la infusión hasta que esté a una temperatura soportable y sumerge los pies en el líquido.
  • Repite el tratamiento cada noche, durante una semana seguida.

4. Vinagre de manzana y aceite de almendras

Una simple combinación de vinagre de manzana con aceite de almendras nos puede servir para relajar los pies.

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre de manzana (125 ml).
  • 1 cucharada de aceite de almendras (14 g).
  • ½ taza de agua (125 ml).

¿Cómo prepararlo?

  • Coloca a calentar el agua y agrégale el vinagre de manzana y la cucharada de aceite de almendras.
  • Cuando repose y alcance una temperatura soportable, sumerge los pies durante 20 minutos.
  • Masajéa para complementar sus efectos y úsalo cada vez que desees sentir alivio.

5. Menta

La menta y sus propiedades calmantes

La infusión de menta tiene un poder relajante que nos puede servir para calmar el dolor y la inflamación en esta parte del cuerpo.

Ingredientes

  • 7 hojas de menta.
  • 1 litro de agua.

¿Cómo prepararlo?

  • Coloca a hervir el litro de agua y, cuando llegue a ebullición, incorpora las siete hojas de menta.
  • Déjalo que se realice la decocción durante 10 o 15 minutos y retira del fuego.
  • Cuando alcance una temperatura soportable, sumerge los pies 20 minutos más.
  • Úsalo antes de ir a dormir, cada vez que sientas dolor.

6. Aceite esencial de eucalipto

El aceite esencial de eucalipto tiene una acción analgésica y antiinflamatoria que podemos aprovechar para calmar el dolor en la planta de los pies.

Ingredientes

  • 10 gotas de aceite esencial de eucalipto.
  • 1 litro de agua.

¿Cómo prepararlo?

  • Vierte las diez gotas de aceite esencial de eucalipto en un recipiente con un litro de agua tibia.
  • Sumerge los pies por 15 o 20 minutos y muévelos dentro del agua.
  • Sécalos bien y abrígalos con unos calcetines.

7. Aceite esencial de lavanda

Aceite esencial de lavanda para relajar

Otro buen remedio para aliviar esta dolencia es el aceite esencial de lavanda. Este no solo nos relaja con su suave olor, sino que cuenta con un efecto antiinflamatorio que contribuye a aliviar la zona afectada.

Ingredientes

  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda.
  • 1 litro de agua.

¿Cómo prepararlo?

  • Coloca a hervir el agua, agrégale el aceite de lavanda y déjalo reposar.
  • Una vez alcance una temperatura adecuada, sumerge los pies y déjalos durante 15 minutos.
  • Repite su uso cada vez que sientas dolor.

Como puedes notar, todos estos remedios son muy fáciles de preparar y se pueden elaborar con ingredientes que tenemos en casa.

Pruébalos y dile adiós a ese incómodo dolor.

Te recomendamos ir al siguiente artículo:

  • Guyenet. (2008). Guía del comprador de aceite de oliva. Whole Health Source Nutrition and Health Science. http://wholehealthsource.blogspot.com/2008/04/olive-oil-buyers-guide.html.
  • Medina. (2011). Afecciones más comunes de los pies. El comercio. file:///C:/Users/elisa/Downloads/fulltext_stamped.pdf.
  • Herraiz. (2016). Desarrollo de herramientas morfológicas y genómicas para el estudio del pepino dulce (Solanum muricatum) y especies relacionadas. Caracterización de su valor nutracéutico. RiuNet Repositorio Institucional UPV. https://riunet.upv.es/handle/10251/61962.
  • García, Rojo, García Gómez, Hernández. (2002). Plantas con propiedades antiinflamatorias. Scielo. http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-03002002000300012&script=sci_arttext&tlng=pt.
  • Calleja, Ávila. (2016). Plantas medicinales. Revista Tlamati. http://tlamati.uagro.mx/t7e1/58.pdf.