7 remedios naturales para combatir la caspa

Además de tener propiedades astringentes y ayudarnos a regular el pH natural del cuero cabelludo, el bicarbonato de sodio nos ayuda a combatir los hongos y bacterias que provocan la caspa

La caspa no solo es un problema capilar estético, sino un trastorno que se produce por el crecimiento bacteriano y de hongos en el cuero cabelludo.

Aunque de forma directa no afecta la salud, sí resulta bastante molesto para quienes lo padecen, ya que genera una incómoda comezón y la formación excesiva de escamas de piel seca.

Esas pequeñas partículas de color blanco o amarillento suelen acumularse por toda la melena, dándole una apariencia sucia y poco saludable.

Una adecuada rutina de higiene y la aplicación de algunos remedios naturales pueden ser muy útiles para quienes están luchando contra este problema.

En esta ocasión vamos a revelar los 7 tratamientos caseros que se pueden usar para tratar este problema sin gastar de más.

1. Aceite esencial de árbol de té

Aceite esencial de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té está incluido en los primeros lugares de antisépticos naturales para tratar hongos y bacterias.

¿Cómo utilizarlo?

  • Se le pueden agregar algunas gotas al champú de uso habitual y usarlo de forma regular.
  • Otra opción es diluir una cucharadita en una botella con agua tibia y aplicarlo después de la ducha con un atomizador.
  • En ambos casos se debe utilizar todos los días, por el tiempo que sea necesario para controlar la caspa.

Ver también: Uso terapeutico del aceite esencial del árbol del té en el acné

2. Vinagre blanco

El vinagre blanco contiene una sustancia llamada ácido acético que ayuda a regular el pH natural del cuero cabelludo para evitar la aparición de los hongos que causan la caspa.

¿Cómo utilizarlo?

  • Diluye una parte de vinagre blanco con una de agua y utilízalo para enjuagar el cabello después del champú.
  • Aplícalo todos los días para buenos resultados.

3. Aspirina

Aspirina

La aspirina es uno de los fármacos más famosos de todo el mundo, utilizado por su acción analgésica y anticoagulante.

Lo que muy pocos saben es que también se puede aprovechar como tratamiento para la caspa gracias a su aporte de ácido acetilsalicílico.

¿Cómo utilizarla?

  • Machaca dos aspirinas y mézclalas con un poco de champú para enjuagar el pelo como de costumbre.
  • Lava el cabello con la mezcla y hazte un masaje por todo el cuero cabelludo durante dos minutos.
  • Repite el tratamiento tres veces por semana, hasta deshacerte de la caspa.

4. Limón

El zumo de limón fresco tiene propiedades antisépticas que combaten los hongos que dan lugar a la caspa.

Sus agentes astringentes remueven las impurezas y ayudan a quitar esas pequeñas escamas que le dan una mala apariencia al pelo.

¿Cómo utilizarlo?

  • Teniendo cuidado de no rociar la piel del rostro, aplícate una buena cantidad de zumo de limón por todo el cuero cabelludo y déjalo actuar un par de minutos.
  • Aclara con agua templada y repite el tratamiento dos o tres veces a la semana.

5. Gel de aloe vera

Gel de aloe vera para las estrías

El gel natural que contiene el aloe vera es rico en agua y nutrientes esenciales que benefician la piel y la salud del cabello.

Su aplicación sobre el cuero cabelludo es un excelente remedio para tratar afecciones como la caspa y la seborrea.

¿Cómo utilizarlo?

  • Extrae el líquido traslúcido de aloe contenido en sus hojas y aplícalo con un suave masaje circular por todo el cuero cabelludo.
  • Déjalo actuar durante 15 minutos y luego enjuaga con agua y champú.
  • Como sus resultados no son inmediatos, debemos repetirlo mínimo tres veces a la semana.

6. Bicarbonato de sodio

Este producto tan medicinal y práctico en el hogar se puede convertir en el mejor aliado para tratar este problema del cabello.

Cuenta con una acción astringente que limpia en profundidad mientras ayuda a regular el pH natural. Además, combate los hongos y las bacterias que originan esta alteración.

¿Cómo utilizarlo?

  • Forma una pasta espesa humedeciendo una cucharada de bicarbonato de sodio con agua y aplícala sobre el cuero cabelludo y el cabello con un suave masaje.
  • Espera 15 minutos y enjuaga con abundante agua.
  • Puedes utilizarlo dos o tres veces por semana.

Te recomendamos leer: Bicarbonato de sodio: la pesadilla de la Industria Farmacéutica

7. Semillas de fenogreco

Semillas de fenogreco

Estas semillas tienen propiedades antifonales y calmantes que actúan contra la caspa y ayudan a eliminarla. Adicional a esto, sus nutrientes fortalecen el pelo y lo ayudan a crecer de forma saludable.

¿Cómo utilizarlas?

  • Pon en remojo un par de cucharadas de semillas de fenogreco en un vaso de agua y muélelas al otro día.
  • Tras lograr una pasta fina, extiéndela por todo el cuero cabelludo y déjala actuar durante una hora.
  • Enjuaga con un champú suave y repite su aplicación dos veces por semana.

Sea cual sea el remedio que elijas podrá servirte si lo usas de manera constante. Sin embargo, ten presente que los resultados pueden variar según el tipo de cabello y gravedad de la caspa. ¡Pruébalos!

 

 

 

 

 

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar