7 remedios naturales para combatir la cistitis

Es importante tomar mucho líquido para evitar que las bacterias se adhieran a la vejiga. El jugo de rábano tiene propiedades antibióticas y diuréticas y es muy efectivo para prevenir infecciones

La cistitis es una inflamación en la parte baja del tracto urinario, específicamente en la vejiga, causada por algún tipo de infección bacteriana.

Las mujeres son las más propensas a padecer esta afección, debido a que su uretra es más corta y está más cerca al ano, lo que hace que las bacterias lleguen con facilidad a la apertura de la vagina y de ahí, hasta la vejiga.

Por lo general, al orinar el cuerpo elimina cientos de bacterias que pueden resultar perjudiciales. Sin embargo, en algunos casos estos microorganismos logran adherirse a las paredes de la vejiga y la uretra desencadenando una serie de síntomas bastante molestos.

En la mayoría de los casos la infección se da de forma leve y se puede controlar en casa con el consumo de algunos remedios naturales. No obstante, hay quienes tienen que soportar sus síntomas por varios días y requieren de un tratamiento antibiótico para poder eliminarlo.

Actuar de forma inmediata contra los síntomas de la cistitis es clave para evitar que se desencadene de forma crónica; para ello, a continuación vamos a compartir algunos remedios caseros que pueden resultar bastante útiles.

1. Jugo de arándanos rojos

arándanos-rojos

Tomar jugo de arándanos rojos de forma regular ha demostrado ser un buen tratamiento para prevenir y tratar la cistitis.

Según datos hallados en las bibliotecas de Medicina, este ingrediente se ha utilizado a lo largo de la historia como tratamiento natural contra diferentes tipos de infecciones urinarias.

Su principal beneficio radica en que le proporciona al organismo nutrientes que impiden que las bacterias se adhieran a las células que recubren el tracto urinario.

No olvides leer: Los maravillosos beneficios de los arándanos

2. Moringa

Cultivada en Asia, África y las Américas, la moringa se ha popularizado por su importante valor medicinal.

Todas las partes de este árbol tienen usos culinarios y medicinales que durante años se han aprovechado en muchas culturas.

Para aliviar la cistitis se puede preparar un jugo con tres tazas de moringa y media taza de agua de coco. Tomándola hasta 4 veces al día puede ofrecer resultados sorprendentes.

3. Jugo de rábano

El rábano tiene propiedades antibióticas y diuréticas que resultan bastante efectivas para combatir la cistitis y expulsar las bacterias a través de la orina.

Su consumo regular en la dieta está aconsejado como método de prevención, en especial para aquellas mujeres que suelen presentar episodios recurrentes de esta infección.

Para utilizarlo como remedio simplemente se debe extraer ½ taza de su jugo y tomar, al menos, tres veces al día.

4. Jugo de espinaca

Jugo-de-espinaca

Uno de los vegetales verdes más nutritivos y famosos del mundo es, sin duda, la espinaca. Este superalimento es una fuente de compuestos antioxidantes, vitaminas y minerales que lo hacen bastante nutricional.

Para aliviar los síntomas de la cistitis es conveniente preparar un batido con 100 ml de jugo de espinaca y una cantidad igual de pulpa de coco tierno.

5. Infusión de perejil

Una de las mejores hierbas para mantener la buena salud del aparato urinario es el perejil.

Este ingrediente utilizado con diversos fines culinarios también es un poderoso diurético natural que favorece la función renal y la producción de orina, lo que ayuda a impedir que las bacterias se adhieran de la vejiga.

Para aprovechar estas propiedades basta con hervir un puñado de perejil en dos tazas de agua (500 ml), dejar reposar y tomar dos veces al día.

6. Agua de cebada

Agua-de-cebada

En muchos países del mundo la cebada hace parte de la dieta regular, aunque se conoce principalmente por su uso en la fabricación de cerveza.

Sus principales beneficios están atribuidos a su alto contenido de fibra, antioxidantes y aminoácidos esenciales, los cuales podrían incluso bajar los niveles de azúcar en la sangre.

Además tiene un efecto diurético muy potente que facilita la expulsión de líquidos y la limpieza del tracto urinario.

Para preparar agua de cebada solo hay que poner a hervir 1 litro de agua y, cuando llegue a ebullición, agregarle media taza de granos de cebada y dejar cocer durante unos 45 minutos. El líquido resultante de esta cocción se ha de consumir frío, dos veces al día.

Visita este artículo: ¿Para qué sirve y cómo se consume la cebada?

7. Jugo de limón

Con un sabor ácido característico, el limón es un ingrediente con propiedades antivirales, antimicrobianas y antibacterianas que pueden ayudar en el alivio de la cistitis.

Ante los primeros síntomas de esta infección se debe tomar un vaso de agua tibia con limón, como mínimo, dos veces al día.

Te puede gustar