7 remedios naturales para la acidez y el reflujo ácido

Daniela Echeverri Castro · 19 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la dietista Renata Sylwia Kosierb Fernández el 19 noviembre, 2019
Es conveniente consumir regularmente alimentos fermentados para conseguir suficientes bacterias beneficiosas. Esto ayudaría a equilibrar la flora intestinal, para tratar de combatir naturalmente la bacteria H.pylori.

El reflujo ácido es un problema bastante común, que se caracteriza por un ardor estomacal. Esta sensación se percibe detrás del esternón y a veces llega a la garganta; incluso, en ocasiones, el dolor puede ser muy intenso.

Muchos consideran que la causa de este malestar son las cantidades excesivas de ácido en el estómago. Por eso, se suelen recomendar medicamentos que bloquean la acidez. Sin embargo, en algunos casos, este concepto no ha resultado correcto.

El reflujo ácido

El problema normalmente ocurre por tener poco ácido en el estómago. Teniendo esto en cuenta, los inhibidores de la bomba de protones —PPIs en inglés— tienden a empeorar el problema. Esta es la razón por la que muchas veces se percibe que la sensación es más aguda al tomar el medicamento.

Por otra parte, comúnmente este síntoma está relacionado con la hernia de hiato y a la infección por la bacteria Helicobacter pylori (H. pylori).

A veces el reflujo ácido evoluciona hacia otra forma más grave de reflujo, la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERG). En estos casos, la acidez estomacal es frecuente, por lo que es necesario acudir a un médico para que determine el tratamiento más adecuado, o recomiende algunos cambios en el estilo de vida.

Para controlar la acidez y el reflujo ácido, también se han usado durante siglos algunos remedios naturales que se cree que podrían mejorar los síntomas. A continuación, enumeramos algunos de ellos que podrían servir de apoyo al tratamiento médico para controlar la acidez y el reflujo ácido, siempre que el médico lo avale.

Remedios naturales que podrían controlar el reflujo ácido

1. Vinagre de manzana

Vinagre de manzana

Como mencionamos, el reflujo ácido se produce cuando hay muy poco ácido en el estómago. El vinagre de manzana es un remedio popular utilizado para mejorar el contenido de ácido en el estómago. Sin embargo, todavía no existen pruebas concluyentes sobre su efectividad.

Puedes consultar con tu médico su uso y tomar una cucharada de vinagre de sidra de manzana disuelta en un vaso grande de agua.

2. Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio

Las propiedades del bicarbonato de sodio ayudan a neutralizar los ácidos del estómago, sobre todo cuando existe esa sensación de quemazón producida por el reflujo ácido.

Los resultados de un estudio sugieren que bicarbonato podría ser una forma eficaz y segura de reducir los síntomas comunes asociados con el reflujo. No obstante, conviene consultar su uso con un médico.

En tal caso, basta con disolver media cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso con agua y beberlo de inmediato. Su consumo de forma habitual no es recomendado, pero sí se puede beber en caso de que el dolor sea insoportable.

Te puede interesar: Remedios naturales a base de bicarbonato de sodio

3. Jugo de aloe vera

Aloe vera

El jugo de aloe vera tiene propiedades que podrían contribuir a reducir la inflamación estomacal. Según una investigación, el aloe vera podría contribuir a aliviar los síntomas del reflujo.

Lo recomendado es beber media taza de jugo de aloe vera antes de cada comida. Eso sí, es muy importante dejar en claro que este jugo tiene un efecto laxante, por lo que no hay que excederse en su consumo.

4. Raíz de jengibre

Jengibre

El jengibre es una raíz a la que se le atribuyen propiedades gastroprotectoras que ayudan a bloquear el ácido y a suprimir la bacteria Helicobacter pylori. Existen algunos datos que muestran un posible potencial para mejorar los síntomas de reflujo.

Para aprovechar sus propiedades, se recomienda preparar un té de jengibre añadiendo 2 o 3 rodajas de jengibre en dos tazas de agua caliente. Después, se deja reposar y se bebe preferiblemente 20 minutos antes de cada comida.

5. Betaína

Otra opción para tratar de mejorar este problema es tomar el suplemento de clorhídrico de betaína, que se puede adquirir en tiendas naturistas. Este suplemento podría ayudar a que el organismo digiera mejor los alimentos.

6. Vitamina D

La vitamina D juega un papel importante en el tratamiento de cualquier agente infeccioso. Según algunos datos, la vitamina D podría ejercer un efecto gastroprotector para mejorar los síntomas, aunque son necesarias más investigaciones al respecto.

Para aumentar los niveles de vitamina D, lo recomendado es una exposición al sol apropiada. También se puede adquirir suplemento de vitamina D oral, pero recuerda que será necesario aumentar el consumo de vitamina K2.

No te vayas sin leer: ¿Tomar el sol o tomar vitamina D? ¿Qué me conviene más?

Otros consejos

Con el fin de intentar reparar la acidez y la indigestión ácida, es importante restaurar el equilibrio y funcionamiento natural gástrico. Para esto, el profesional podría recomendarte comer vegetales y otros alimentos de alta calidad, preferiblemente orgánicos.

A modo de recomendación final, es conveniente consumir regularmente alimentos fermentados para conseguir suficientes bacterias beneficiosas. Esto ayudaría a equilibrar la flora intestinal, para tratar de combatir naturalmente la bacteria H.pylori.

  • Bosch, A. (2004). Acidez y antiácidos. Offarm.
  • Wallace JL, S. K. (2011). Pharmacotherapy of Gastric Acidity, Peptic Ulcers, and Gastroesophageal Reflux Disease. Goodman & Gilman’s: The Pharmacological Basis of Therapeutics.
  • Gyawali, C. P., & Fass, R. (2018). Management of Gastroesophageal Reflux Disease. Gastroenterology. https://doi.org/10.1053/j.gastro.2017.07.049
  • Alecci U, Bonina F, Bonina A, Rizza L, Inferrera S, Mannucci C, et al. Efficacy and Safety of a Natural Remedy for the Treatment of Gastroesophageal Reflux: A Double-Blinded Randomized-Controlled Study. Evidence-based Complement Altern Med. 2016;