7 remedios de origen natural para tratar las quemaduras de primer grado

Siempre y cuando solo afecten a la capa superficial de la piel podemos tratar las quemaduras y aliviar los síntomas con remedios naturales que nos permitan acelerar su recuperación

Las quemaduras de primer grado son aquellas que afectan solo la capa externa de la piel, produciendo ardor, enrojecimiento e inflamación.

Se producen por la exposición directa y prolongada a los rayos del sol, aunque también se dan por accidentes domésticos con fuentes de calor.

Solo afectan los tejidos superficiales y, debido a esto, no se consideran un problema grave. De hecho, no requieren atención médica y se curan por sí mismas en un periodo de 7 a 10 días.

Sin embargo, dado que pueden ser dolorosas, se pueden tratar con algunos remedios de origen natural cuyas propiedades aceleran su recuperación.

A continuación queremos compartir 7 interesantes opciones para que no dudes en aplicarlas cuando te enfrentes a estas lesiones.

¡Toma nota!

1. Té negro

te-negro

Por su significativo aporte de antioxidantes y compuestos antiinflamatorios, las bolsitas de té negro son útiles para curar las quemaduras menores.

Su aplicación disminuye la sensación de ardor y acelera la regeneración celular para reparar los tejidos afectados.

¿Cómo utilizarlo?

  • Introduce una bolsita de té negro en agua caliente y déjala enfriar.
  • Cuando la infusión esté fría, cuélala y úsala para enjugar la herida.
  • Repite su uso 2 veces al día, hasta curar la piel.

¿Quieres conocer más? Lee: Recetas caseras para manchas oscuras en la piel

2. Aceite esencial de lavanda

El aceite esencial de lavanda es un producto antiséptico y analgésico que ayuda a tratar las quemaduras menores, reduciendo el dolor y el riesgo de infecciones.

Su significativo aporte de antioxidantes ayuda a regenerar las células, mientras que sus ácidos grasos previenen las cicatrices y manchas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Vierte unas gotas de aceite esencial de lavanda en un trozo de gasa o algodón y frótalo sobre la quemadura.
  • Déjalo actuar sin enjuagar y repite su uso 2 veces al día.

3. Yogur natural

yogur-natural

El ácido láctico del yogur natural ayuda a restablecer el pH de la piel para acelerar su recuperación en casos de quemaduras y heridas superficiales.

Su aplicación directa favorece el proceso de cicatrización y disminuye el riesgo de infecciones.

¿Cómo utilizarlo?

  • Frota una pequeña cantidad de yogur natural sobre la quemadura y déjalo actuar sin enjuagar.
  • Repite su uso 2 o 3 veces al día.

4. Miel de abejas

La aplicación de miel de abejas orgánica sobre las quemaduras no solo ayuda a mejorar su proceso de cicatrización, sino que limpia la zona afectada y elimina las bacterias que pueden causar complicaciones.

¿Cómo utilizarla?

  • Pon una cantidad generosa de miel de abejas sobre un vendaje de gasa y aplícalo sobre la quemadura.
  • Cambia la venda 3 o 4 veces al día, hasta aliviar la lesión.

5. Patata cruda

patata-cruda

El zumo natural de la patata cruda es un remedio antiinflamatorio y refrescante que se ha empleado como solución alternativa contra las quemaduras leves causadas por el sol o por contacto con elementos calientes.

Contiene antioxidantes, vitaminas y minerales esenciales que, tras asimilarse sobre la piel, ayudan a reparar los tejidos irritados.

¿Cómo utilizarla?

  • Corta varias rodajas de patata cruda y déjalas enfriar en el congelador.
  • Cuando estén bien frías, aplícalas sobre las áreas afectadas y déjalas actuar 10 minutos.
  • Repite su aplicación 2 veces al día, durante 3 o 4 días.

6. Clara de huevo

La clara de huevo tiene varios beneficios para regenerar la piel lesionada por quemaduras.

En primer lugar, contiene compuestos hidratantes que ayudan a evitar la deshidratación en las áreas afectadas.

También actúa como agente cicatrizante y regenerador, ya que sus aminoácidos estimulan la reparación de los tejidos.

¿Cómo utilizarla?

  • Extrae la clara de un huevo y extiéndela sobre la quemadura.
  • Déjala actuar de 30 a 40 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Úsala una vez al día, todos los días, hasta curar la piel.

Visita este artículo: Los beneficios de la clara de huevo para la piel

7. Aceite de coco

aceite de coco

Conocido como una crema hidratante alternativa, el aceite de coco es un producto terapéutico que nos ayuda a aliviar varios problemas de la piel.

Contiene compuestos antimicrobianos, vitamina E y ácidos grasos que ayudan a proteger las áreas quemadas, acelerando su recuperación.

¿Cómo utilizarlo?

  • Limpia la zona afectada por la quemadura y, con cuidado, aplícale una fina capa de aceite de coco orgánico.
  • Frótalo con suaves movimientos circulares, hasta que se absorba por completo.
  • Repite su uso 2 o 3 veces al día.

¿Sufriste una quemadura y tu piel está irritada? Elige alguno de los remedios mencionados y bríndale un tratamiento para calmar el ardor y la inflamación.