7 señales que te alertan de una enfermedad en los riñones

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 26 noviembre, 2018
Si presentamos varios de estos síntomas, conviene consultar con el médico para que nos haga los exámenes pertinentes y poder descartar, así, que tengamos problemas en los riñones.

Los riñones se localizan en la parte posterior del abdomen, a cada lado de la columna vertebral. Desempeñan un papel muy importante en la salud de los seres humanos. Son los responsables de regular la cantidad de líquidos, electrolitos y, por tanto, de la presión o tensión arterial.

Como ocurre con los demás sistemas del cuerpo, corren el riesgo de contraer infecciones y enfermedades. Por fortuna, no son muy frecuentes. Pero, cuando las hay, algunas de ellas son asintomáticas en las etapas iniciales, lo que las hace difíciles de diagnosticar.

La única manera de identificarlas con precisión es, pues, a través de exámenes médicos de sangre y de orina. Sin embargo,algunas señales física podrían llevar a sospechar la  anomalía.

En este artículo, queremos compartir contigo cuáles son 7 de esas señales que alertan sobre una posible enfermedad en los riñones. El objetivo es que, llegado el caso, identifiques cuándo debes ir en busca de la opinión de tu médico.

1. Cansancio excesivo

 

La fatiga crónica es el resultado de la dificultad que tiene la sangre para transportar el oxígeno hacia las células del cuerpo cuando desarrolla un problema renal. Los riñones tienen mucho que ver en la producción de glóbulos rojos. Por tanto, su deterioro impide que estos sean producidos en las cantidades adecuadas.

Si te interesa ampliar información, lee también: ¿Tienes fatiga? Quizás te falten estos nutrientes.

2. Picor en la piel

Gracias a la función renal, una gran parte de las toxinas de la sangre son expulsadas del cuerpo mediante la orina.

Pues bien, si los riñones no funcionan correctamente, los desechos quedan retenidos en los tejidos. Uno de los síntomas más frecuentes cuando esto sucede es el picor o el hormigueo bajo la piel.

3. Edemas

Edema o inflamación

La retención de líquidos o edema es otro de los síntomas más comunes de las enfermedades en los riñones. Aunque su aparición puede deberse a varios factores, se la suele asociar con la insuficiencia renal. De hecho, esta es una de sus principales causas.

El mal funcionamiento de los riñones impide que exista el necesario equilibrio entre los niveles de agua y de sodio en el organismo. Este problema, junto a la pérdida de proteínas mediante la orina o síndrome nefrótico, son los que muchas veces están detrás de los edemas.

Los pies y los tobillos son las partes del cuerpo que más suelen inflamarse. Podrían inflamarse, si bien lo hacen con menor frecuencia, los brazos y el rostro. También, otras partes del cuerpo.

4. Anemia

La anemia puede ser un indicador no solo de hay un problema en los riñones, sino de cierta gravedad. Estos órganos producen una hormona llamada eritropoyetina, que es la encargada de estimular la producción de glóbulos en la médula ósea.

Debido al mal funcionamiento de los riñones, se ve comprometida su producción. En consecuencia, la cantidad de glóbulos disminuyen notablemente y se producen cuadros crónicos de anemia.

5. Dolor en la espalda

dolor de lumbares

Asimismo, los dolores en la zona lumbar a cada lado de la columna vertebral, podrían estar apuntando hacia una posible enfermedad renal. Este síntoma es más común en ancianos.

Pese a que no es un síntoma muy habitual, puede producirse ante la presencia de piedras en los riñones o en las vías urinarias. En estos casos, el dolor suele ser intenso y tiende a estar acompañado de otros síntomas. Entre ellos, se cuentan las dificultades y  la sensación de ardor al orinar.

Es importante distinguir esta dolencia de la que producen los músculos. Puede ser clave para la detección oportuna de una condición grave. De ahí que se recomiende acudir al médico cuanto antes.

6. Cambios en la orina

Saber qué características podría presentar la orina cuando hay problemas en los riñones puede ser determinante para poder identificar las señales que emite el cuerpo ante una situación así.

He aquí, pues, algunas de ellas:

  • más deseos de orinar en medio de la noche
  • orina con aspecto espumoso o burbujeante
  • orina con olor fétido y color oscuro
  • mayor cantidad de orina, con un color demasiado pálido
  • dificultades para orinar más de 4 veces al día
  • incontinencia urinaria
  • presencia de sangre en la orina

¿Te interesa saber más? Te invitamos, entonces, a que leas: ¿Qué sucede en tu cuerpo cuando aguantas las ganas de orinar?

7. Mal aliento

Aliento de amoníaco

El aliento a amoniaco y el sabor metálico en la boca podría deberse a la acumulación de toxinas en la sangre. Y esta, a su vez, podría estar causada por la insuficiencia renal. Este incómodo síntoma es difícil de controlar, aun cuando se tiene una esmerada higiene bucal.

En suma, a pesar de que todos los síntomas mencionados pueden obedecer a diversas causas, no está de más considerar que su origen sea un problema renal. Si presentaras alguno o varios de ellos, no dudes en consultar a tu médico. Será él quien determine la necesidad de realizar ciertos exámenes para verificar que todo esté bien.

  • Borrego, R. J., and Montero, C. O. (2003). Nefrología: Fundamentos de medicina. Madrid: Corporación para Investigaciones Biológicas, p. 340.
  • Goldman, L., and Braunwald, E. (2000). "Edemas", Cardiología en atención primaria. Boston: Harcourt, pp. 114-117.
  • Jelkmann, W. (2007). "Erythropoietin after a century of research: younger than ever", Eur. J. Haematol., 78 (3): 183-205.