7 sencillos hábitos que debes practicar cada día para cuidar tu rostro

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Fabián Ávila el 11 enero, 2019
Carolina Betancourth · 30 junio, 2017
El cuidado del rostro incluye una serie de hábitos que al ponerlos en práctica ayudan a que la piel tenga un buen aspecto. Por ejemplo, retirar bien todo el maquillaje antes de ir a dormir.

El uso de productos cosméticos es la forma más conocida de cuidar tu rostro y proteger la piel de las agresiones del medio ambiente y otros factores.

La gran mayoría de estos productos cuenta con nutrientes esenciales que apoyan el proceso de regeneración celular y estimulan la eliminación las impurezas y células muertas que, con el tiempo, pueden provocar imperfecciones.

No obstante, su aplicación diaria no es el único factor que se debe tener en cuenta, dado que la salud cutánea también depende de otros hábitos que debemos practicar todos los días.

Si bien no podemos negar que los tratamientos tópicos son una gran ayuda, es necesario complementarlos con otros cuidados para conseguir una piel saludable.

Por fortuna, son medidas muy fáciles de incorporar en la rutina regular, ya que básicamente se trata de tener un mejor estilo de vida.

A continuación, te compartimos cuáles son los 7 hábitos que debes poner en práctica para cuidar tu rostro y lucir radiante.

Hábitos para cuidar tu rostro correctamente

1. Usar protector solar

protector solar rostro

El protector solar es un producto que debe incluirse dentro de la rutina de belleza diaria, ya que es el único capaz de minimizar los efectos negativos de los rayos del sol.

Su aplicación sobre el rostro ayuda a crear una capa protectora que impide la agresión de los rayos solares. Así, nos ayuda a evitar las quemaduras, manchas y otras imperfecciones que aceleran el proceso de envejecimiento.

2. Hacer ejercicio físico

Aunque algunas personas piensan que no tiene nada que ver, el ejercicio físico es un factor influyente tanto en la salud como en la belleza de la piel.

Este hábito es fundamental para mejorar la circulación y el proceso de oxigenación, lo cual es determinante para la regeneración celular.

También es ideal para mejorar los procesos que se encargan de remover las toxinas, una sustancias que propician la aparición de imperfecciones.

Además, se puede complementar con la práctica de ejercicios faciales; es decir, aquellas actividades enfocadas en tonificar los músculos del rostro.

3. Incrementar el consumo de agua

Beber agua

El consumo diario de agua es un hábito saludable que mejora el estado de la piel, no solo porque mantiene sus niveles de hidratación adecuados, sino porque reduce la presencia de toxinas y agentes dañinos.

Este preciado líquido apoya los procesos que se encargan de filtrar la sangre, a la vez que remueve las partículas de agentes nocivos y demás residuos que propician el envejecimiento prematuro.

4. Consumir frutas y vegetales frescos

Las frutas y vegetales frescos son alimentos con una amplia variedad de beneficios para la piel, dado que representan una de las mayores fuentes de sustancias antioxidantes.

Si bien su consumo se debe acompañar con otra variedad de alimentos saludables, se recomienda ingerir, por lo menos, 5 porciones al día para obtener sus nutrientes y beneficios.

La ventaja es que hay varias formas de consumirlos crudos, como en batidos y ensaladas, para aprovechar al 100% todas sus propiedades para la belleza cutánea.

5. Limpiar los celulares

limpiar movil

Son muy pocas las personas que se toman un par de minutos al día para limpiar y desinfectar las pantallas de sus celulares. La mayoría ignora que, por su contacto con diversas superficies y con las manos, estos retienen una gran cantidad de bacterias y suciedad que pueden afectar la salud de la piel.

Dado que en algún momento hacen contacto con el rostro, su falta de limpieza puede influir en la aparición de brotes de acné u otras molestias.

6. Retirar todo el maquillaje antes de dormir

El maquillaje resalta los rasgos faciales y ayuda a embellecer el rostro en todo tipo de ocasiones. No obstante, es primordial retirarlo bien antes de irse a dormir, ya que sus compuestos químicos pueden provocarle agresiones a la piel y ocasionar su envejecimiento prematuro.

Hay que tener en cuenta que los restos de maquillaje, pueden quedarse en los poros y propiciar la aparición de imperfecciones.

7. Dormir bien

dormir mejor

Dormir durante el tiempo suficiente y tener un buen descanso ayuda a prevenir significativamente los signos de la edad y cuidar tu rostro, por ello, es muy importante no descuidar este hábito si quieres lucir un buen aspecto por más tiempo.

Las personas que duermen menos de lo aconsejado suelen presentar un aspecto cansado, una piel marchita, opaca y seca. Por ello, date el placer de dormir bien cada día.

¡Mejora esos hábitos!

Como habrás podido ver, para cuidar tu rostro no solo hay que aplicarse cremas antienvejecimiento, sino mantener toda una serie de buenos hábitos de vida.

Así que, tómate un momento y pregúntate: ¿incluyes buenos hábitos en tu rutina de belleza? Si los has estado ignorando todo este tiempo y solo te enfocas en los tratamientos externos, a partir de ahora comienza a mejorar todos los aspectos mencionados para estar radiante.

  • Ah Kim, Min & Kim, Eun Joo & Young Kang, Byung & Kwang Lee, Hae. (2017). The Effects of Sleep Deprivation on the Biophysical Properties of Facial Skin. Journal of Cosmetics, Dermatological Sciences and Applications. 07. 34-47. 10.4236/jcdsa.2017.71004.
  • Nathalie, Piccardi & Manissier, Patricia. (2009). Nutrition and nutritional supplementation: Impact on skin health and beauty. Dermato-endocrinology. 1. 271-4. 10.4161/derm.1.5.9706.
  • Schagen, Silke K et al. “Discovering the link between nutrition and skin aging” Dermato-endocrinology. Vol. 4,3 (2012): 298-307.
  • Ganceviciene, Ruta et al. “Skin anti-aging strategies” Dermato-endocrinology. Vol. 4,3 (2012): 308-19.