7 signos de alarma de los fibromas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganeli el 31 diciembre, 2018
El principal problema lo representan aquellos fibromas que crecen lo suficiente como para distorsionar y estirar el útero hacia la caja torácica.

Los fibromas se desarrollan cuando una célula del útero crece sin control y forma una masa sólida. Estos, generalmente, son pequeños y ni siquiera se perciben a simple vista. De este modo, rara vez causan molestias.

El problema lo representan aquellos que crecen lo suficiente como para distorsionar y estirar el útero hacia la caja torácica. Estos suelen causar malestares que van acrecentándose conforme pasa el tiempo. Así, cuanto más grande sea la masa, más intensos tienden a ser los síntomas.

Es importante prestar especial atención al posible desarrollo de fibromas en el cuerpo cuando aparecen en zonas de especial sensibilidad. Del mismo modo, si ya se ha sufrido el problema con anterioridad. también se debe establecer un control rígido de los síntomas.

A continuación, desarrollamos algunos de los principales síntomas a tener en cuenta respecto a los fibromas. Es importante acudir a un especialista en el caso de que los mismos persistan o empeoren. 

Fibroma ovárico

1. Problemas en la vejiga

Este síntoma no siempre tiene por qué estar relacionado con la presencia de fibromas. Sin embargo, cuando los fibromas se ubican en la pared exterior del útero, cerca de la vejiga, pueden presionarla y causar una pérdida de volumen de la misma.

De este modo es frecuente que aparezcan ganas de orinar con mayor regularidad de la normal.

En ciertas ocasiones, el fibroma incluso puede impedir orinar aún cuando la vejiga está llena, lo cual es incómodo y peligroso.

Así, cuando se necesita ir al baño con más frecuencia de lo normal pero que no se logra vaciar la vejiga, es recomendable acudir a un especialista.

Lee también: Esto es lo que debes evitar si padeces de vejiga hiperactiva

2. Presión rectal

De la misma forma en que los fibromas pueden presionar la vejiga, también ejercen esta fuerza en la parte posterior. En este caso, la presión se realiza sobre el recto, provocando la sensación de tener el estómago lleno.

Esta presión también suele causar dificultad para pasar alimentos y evacuar correctamente. En ocasiones es posible que cause el desarrollo de hemorroides.

Aunque otras condiciones pueden provocar síntomas similares, siempre es buena idea que visitar al ginecólogo si hay antecedentes de fibromas en la familia.

3. Malestar o dolor pélvico

Es bastante usual que los fibromas con gran tamaño causen una sensación de malestar y dolor en la región pélvica.

Para algunas mujeres esto resulta incómodo y notorio, sobre todo cuando se agachan o al acostarse. Sin embargo, en otras se presenta el síntoma como una sensación de pesadez o de llenura. Una minoría de mujeres puede llegar a sentir un dolor agudo y grave en la región pélvica.

Fibromas uterinos

Así mismo, los subproductos de los fibromas pueden infectar el torrente sanguíneo y tejidos locales.

4. Dolor en la espalda y al mantener relaciones sexuales

Cuando el fibroma se encuentra en la pared posterior externa del útero, presiona contra los nervios de la columna vertebral y los músculos de la espalda.

Esto puede generar problemas severos en la espalda que limitan a la persona en las actividades del día a día. 

En cuanto a las relaciones sexuales, el síntoma suele depender del tamaño y la ubicación del fibromaSe percibe cuando en las relaciones sexuales se presenta incomodidad y dolor que puede intensificarse al practicar ciertas posiciones o en ciertos momentos del mes.

Visita este artículo: 6 remedios caseros para combatir los calambres nocturnos

6. Sangrado menstrual abundante

Uno de los signos de alarma más conocidos de los fibromas es el sangrado menstrual abundante. Estos sangrados, generalmente, además de abundantes, suelen resultar dolorosos

Es importante tener en cuenta que los fibromas pueden no solo inferir en la abundancia del sangrado sino también en el tiempo que dura la menstruación. Así, pueden producirse períodos de más de siete días o manchado entre los mismos.

Ambos síntomas también pueden venir acompañados de calambres y mucho dolor. Es importante acudir a un especialista cuando se padezcan. En ocasiones, si no se les pone remedio pueden empeorar dando lugar a otros problemas como puede ser la anemia. 

Fibromas

Todos estos síntomas son potenciales signos de alarma de los fibromas. Es importante prestarles atención. Lo ideal es visitar al ginecólogo al menos una vez al año. No obstante, ante la presencia de esos signos, es recomendable acudir lo más pronto posible.

  • https://www1.nichd.nih.gov/espanol/salud/temas/uterine/informacion/Pages/causa.aspx
  • Marawar, P. P., Mani, A., Pagar, V., Patil, S., & Brahmbhatt, S. (2014). Peripheral ossifying fibroma. Pravara Medical Review. https://doi.org/10.1097/SCS.0b013e3182420729
  • MacDonald-Jankowski, D. S. (2009). Ossifying fibroma: A systematic review. Dentomaxillofacial Radiology. https://doi.org/10.1259/dmfr/70933621