7 signos tempranos de cáncer colorrectal que no debes pasar por alto

Daniela Castro 24 enero, 2017
Aunque es cierto que estos síntomas del cáncer colorrectal pueden ser comunes a otras dolencias menos graves, en caso de presentar dos o más es conveniente acudir a un especialista

El cáncer colorrectal es una de las formas más peligrosas y mortales de esta enfermedad y, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta del 10 a 15% de la población mundial.

Se origina cuando las células del colon crecen de forma descontrolada y ocasionan tumoraciones en el revestimiento del intestino grueso.

Tal y como ocurre con otros tipos de cánceres, puede atacar de forma rápida y dar lugar a muchas dificultades en el organismo.

Es altamente mortal y hay un alto riesgo de padecerlo cuando se tienen pólipos en el colon, antecedentes familiares o colitis ulcerosa.

La detección oportuna y un buen tratamiento médico pueden aumentar la expectativa de vida de aquellos que están sufriendo la enfermedad.

Debido a esto, es muy importante conocer sus síntomas iniciales y, por supuesto, acudir al especialista en caso de cualquier sospecha.

1. Cambios en los hábitos intestinales

Estreñimiento

Tanto el estreñimiento como la diarrea pueden estar relacionados con anormalidades en las células del colon.

Tener evacuaciones incompletas, incontinencia intestinal o presentar un estrechamiento en las heces es suficiente para consultar al médico.

Aunque casi siempre tienden a presentarse por malos hábitos de vida o afecciones comunes, es necesario tenerlo en cuenta como posible factor de riesgo de este tipo de cáncer.

¿Quieres conocer más? Lee: 4 señales que indican la perforación del intestino

2. Sangre en las heces

Según afirman desde la Clínica Cleveland, la presencia de sangre en las heces es uno de los signos más relevantes del cáncer colorrectal.

Si bien es un síntoma que puede deberse a varias patologías digestivas, su aparición puede alertar sobre la presencia de tumores en el intestino.

Además, es habitual entre aquellos con enfermedades de riesgo como:

  • La gastritis
  • La colitis ulcerosa
  • La enfermedad de Crohn
  • El estreñimiento crónico

3. Anemia

Anemia

La anemia es una enfermedad que se produce por la disminución de glóbulos rojos, responsables de transportar el oxígeno a todas las células del cuerpo.

Quienes la padecen suelen atravesar fuertes episodios de fatiga y debilidad, incluso cuando tienen una buena calidad de sueño y una alimentación sana.

Aunque se puede producir por cuestiones genéticas, nutricionales o pérdida excesiva de sangre, no hay que descartar que tiende a aparecer de repente en los pacientes con cáncer colorrectal.

4. Dolor abdominal

Es muy difícil considerar el dolor abdominal como una señal de cáncer, ya que en la mayoría de los casos se debe a la indigestión o los problemas estomacales comunes.

Sin embargo, cuando se produce de forma recurrente e inexplicable, es importante que sea analizado minuciosamente por un especialista.

El hecho de que se presente de manera repentina puede indicar que algo está alterando el ambiente en el intestino.

Puede tratarse de una alteración en la flora bacteriana, o bien, estar alertando de que las células están creciendo de forma excesiva.

5. Pérdida de peso repentina

pérdida de peso

La pérdida de peso es una de las cosas que más suelen desear las personas que tienen sobrepeso y obesidad.

Suele conseguirse a través de un plan de alimentación saludable y la práctica de ejercicio físico regular.

Sin embargo, en algunos casos se da de forma repentina y sin esfuerzo alguno, casi siempre como señal de alerta de alguna enfermedad.

En el caso del cáncer colorrectal se presenta por la disminución del apetito y las deficiencias nutricionales a las que conduce.

6. Vómitos

Los vómitos causados por una indigestión o dificultad digestiva son normales y, por lo general, desaparecen en poco tiempo.

Sin embargo, cuando se convierte en un síntoma recurrente, involuntario y sin razón aparente, es primordial encender las señales de alerta.

Aunque puede tratarse de muchos problemas de salud, el cáncer colorrectal suele provocarlo, dado que las células comienzan a tener una actividad anormal.

Esto, a su vez, suele conducir a la deshidratación, la fatiga y el exceso de acidez.

Visita este artículo: Infusiones para las malas digestiones

7. Acumulación de gases

Acumulación de gases

La acumulación de gases en el intestino se presenta por las alteraciones que sufre la flora bacteriana debido al desarrollo de cáncer colorrectal.

Por supuesto, es un síntoma que debe asociarse con otros cambios en el cuerpo, ya que también puede ser originado por el consumo de algunos alimentos, enfermedades comunes y la práctica de algunos hábitos poco saludables.

Saber identificar estos síntomas y analizar qué tan recurrentes son es determinante para lograr una detección oportuna de la enfermedad.

Padecer dos o más al mismo tiempo es un motivo suficiente para solicitar los exámenes médicos pertinentes.

 

Te puede gustar