7 síntomas de que tu corazón no trabaja como debería

Si consideras que experimentas estos síntomas, acude cuanto antes con tu médico para una evaluación y diagnóstico precoz. Recuerda, tu salud cardiaca es importante.

Existen ciertos síntomas que indican que tu corazón no está trabajando como debería. Si en tu familia hay antecedentes de problemas cardiovasculares, resulta conveniente que los conozcas.

  • Es importante que los tengas en cuenta, los identifiques y los comentes a tu médico.

Uno de los órganos más importantes del cuerpo es el corazón. Es por eso que, se le suela denominar como el ‘motor’ de la vida y afines.

Sin embargo, lo cierto es que, a menudo, lo solemos descuidar. Por ello, los problemas cardíacos se han hecho cada vez más comunes en la población.

En este sentido, los problemas del corazón no son una preocupación menor y tienen un gran impacto en la calidad de vida.

Por lo general, son el resultado de hábitos poco saludables (como un estilo de vida sedentario o una dieta desequilibrada). Además, de no darle importancia a las señales que envía el organismo.

A continuación, te comentamos cuáles son los 7 posibles síntomas de que tu corazón no está trabajando como debería.  Así te darás cuenta si es necesario corregir y mejorar tu estilo de vida. 

7 síntomas indican que tu corazón no está trabajando como debería

Dolor-pecho

1. El dolor o angina de pecho

A veces el dolor de pecho es producido por una afección cardiaca. Esto quiere decir que el corazón está recibiendo sangre con poca cantidad de oxígeno.

  • La angina de pecho es un dolor de tipo opresivo, que parece estrangular el corazón.
  • Ocurre como consecuencia de la falta de oxígeno en el músculo cardiaco.
  • Entre sus causas principales se encuentra la ateroesclerosis y los espasmos de las arterias coronarias.

Debes prestar mucha atención si el dolor se intensifica y provoca una sensación de pesadez y contracción.

Adicionalmente, ten en cuenta que, el dolor o angina de pecho puede derivarse de diferentes padecimientos, como la ansiedad.

Ver también: Realmente es posible morir de un corazón roto

2. Arritmias

Los latidos del corazón tienen una temporalidad bastante regular. Lo normal es que ni siquiera los notes cuando son adecuados.

  • No obstante, si notas que van demasiado rápido o demasiado lento, consulta con tu médico.
  • Las irregularidades pueden indicar que tu corazón no está trabajando como debería. 

Las arritmias pueden acompañarse por otras molestias, tales como:

  • Palpitaciones.
  • Mareos.
  • Dolor torácico.
  • Incluso, pérdida de conocimiento.

Debes saber que hay ciertos tipos de arritmias que pasan inadvertidas y que solo se detectan al realizar pruebas diagnósticas.

3. Apnea de sueño

A veces, se deja pasar de largo, pero la apnea del sueño puede ser síntoma de que tu corazón no está trabajando como debería. ¿Y de qué se trata? De una interrupción de la respiración, básicamente.

  • En algunos casos es muy breve y dura unos instantes y, en otros, puede llegar a durar minutos.
  • Se presenta como consecuencia de un problema respiratorio.

La apnea del sueño, tal y como su nombre lo indica, suele ocurrir durante el descanso nocturno. De hecho, puede ocurrir hasta más de 30 veces en una hora.

  • Supone un gran riesgo para la salud ya que, al no llegar suficiente cantidad de oxígeno al cerebro y al corazón, puede llegar a ocurrir un infarto.

4. Piernas y pies hinchados

Pies hinchados

¿Consumes mucha sal? ¿Has caminado más de la cuenta estos últimos días? En cualquiera de estos dos casos es común que las piernas y los pies se hinchen. 

  • Sin embargo, debes tener cuidado de que la hinchazón no sea una manifestación cotidiana.
  • En este caso puede ser síntoma de una retención de líquidos, causada por una insuficiencia cardiaca o una afección arterial.

5. Agitación y falta de aire 

No es normal que, a menudo, sientas que te falta el aire, ni que te sientas cansado y sin aliento con mucha frecuencia.

  • Si esto pasa sin motivo alguno debes plantearte si tu corazón está trabajando de forma adecuada.

En este sentido, es importante que no pierdas de vista tus hábitos. Si has cambiado tus costumbres o has incorporado una actividad física en los últimos días, esta falta de aire puede ser normal.

6. Disfunción sexual

Según este estudio, una de las primeras señales que alertan sobre una posible enfermedad cardiaca en los hombres es la disfunción eréctil. Sobre todo si se presenta en pacientes de 40 a 50 años.

En caso de que tengas otro padecimiento o de que seas una persona mayor, es importante que acudas con tu médico de confianza.

Juntos podréis determinar si la disfunción sexual tiene que ver con que algún problema con el funcionamiento de tu corazón o con otra situación.

7. El síndrome de corazón roto

Síndrome del corazón roto.

Este síndrome es un dolor igual o más grande que el que causa un infarto. Sin embargo, se trata de un padecimiento temporal que sucede extrañamente en personas muy sanas

  • Este síndrome se ha detectado sin que haya antecedentes de colesterol, tensión alta, mala alimentación o sedentarismo.

En el síndrome de corazón roto, los pacientes, luego de una alteración anímica profunda, aumentan las dosis de catecolaminas que son unas sustancias similares a la adrenalina.

Este aumento repentino se debe a que, en estados altos de ansiedad y estrés, el organismo busca liberar sustancias que lleven el cuerpo a la normalidad.

  • Por suerte, se trata de una molestia transitoria que en un 90% de los casos no ha presentado daños permanentes.

Te puede interesar: La teoría y la práctica de los hábitos saludables

Consejos para mantener tu corazón sano

Como te hemos comentado, si consideras que experimentas los síntomas mencionados, vigila la frecuencia de aparición de estos y, si esta es muy alta, acude a tu médico para una evaluación y diagnóstico precoz.

  • Una vez te dé sus pautas, deberás seguirlas para poder evitar contratiempos.

A la par de seguir dichas indicaciones, es fundamental llevar un estilo de vida saludable.

Para ello, es necesario revisar, corregir y mejorar todos aquellos hábitos que no estén aportando beneficios. Los tres hábitos más importantes a corregir son:

  • La buena alimentación.
  • La hidratación.
  • El ejercicio.
  • García, M. de la P., Morlans, L., & Sanjoaquin, A. C. (2011). Accidente cerebrovascular. In Manual del residente en geriatría. https://doi.org/10.1111/j.1462-2920.2010.02190.x
  • Cecconi, A., & Vivas, D. (2013). Corazón y deporte. Medicine (Spain). https://doi.org/10.1016/S0304-5412(13)70674-7
  • Aragoncillo Ballesteros, P. (2009). Anatomía del corazón. Libro de La Salud Cardiovascular Del Hospital Clínico.
  • Fajuri, A. (2009). Manual de Arritmias, 2009 - Dr. Alejandro Fajuri. Manual de Arritmias. https://doi.org/10.1016/S0002-8703(33)90741-3