7 síntomas de que tu azúcar en sangre está demasiado elevada

La hiperglucemia es una condición silente a la que debemos prestar mucha atención. Si no se trata a tiempo puede causar diabetes. Por ello, es fundamental conocer sus síntomas, los cuales te describimos a continuación.

El azúcar en sangre o glucosa es la principal fuente de energía para las células de nuestro organismo. Este tipo de azúcar está presente en harinas, miel, zanahorias, arroz, entre otros alimentos.

Gracias a esta energía se llevan a cabo funciones importantes del cuerpo como la digestión, el bombeo cardíaco y la sinapsis, entre otras.

El azúcar en sangre debe mantenerse entre 70 y 110 mg/dl para obtener todos los beneficios, sin consecuencias negativas en la salud.

La elevación de los valores de la glucosa sanguínea se denomina ‘hiperglucemia’ y ocasiona daños en varios órganos. Cuando la glucosa presente en sangre supera los 180 mg/dl se diagnostica diabetes mellitus. Es fundamental mantener esta afección bajo estricta vigilancia médica, puesto que puede generar severas complicaciones.

¿Cuándo se diagnostica hiperglucemia?

Se habla de hiperglucemia cuando el azúcar en sangre está por encima de 140 mg/dl. Esta condición puede aparecer por 2 razones específicas:

  • El páncreas tiene problemas para producir la cantidad suficiente de insulina, hormona encargada de regular el azúcar en la sangre.
  • El organismo no puede utilizar la insulina de forma adecuada.

En cualquiera de los dos casos es fundamental que visites a tu médico para que te indique los medicamentos a tomar, los respectivos cambios en tu dieta y la cantidad de ejercicio que debes realizar.

Los síntomas de que tu azúcar en sangre está demasiado elevada

La hiperglucemia es difícil de detectar si no prestas la suficiente atención, pero siempre presenta síntomas. Lo ideal es acudir a una revisión médica, cada 6 meses, para poder monitorear los cambios en tu organismo y obtener un diagnóstico precoz.

La prueba de glucosa en sangre suele ser muy económica y sencilla. Basta con un pequeño pinchazo para obtener una gota de sangreEn todo caso, los síntomas que debes vigilar son:

1. Polidipsia

tomar agua

La polidipsia es la necesidad urgente y exagerada de tomar agua, generalmente acompañada de la sensación de tener la boca seca. Es importante que tomes tanta agua como requieras, puesto que es una forma que tiene tu cuerpo de buscar la normalización en sus niveles de glucosa.

Sin embargo, debes recordar que el problema seguirá hasta que normalices tus niveles de azúcar en sangre. Para ayudarte, cumple una rutina de ejercicios apropiada, cada día, y sigue las indicaciones de tu médico.

2. Lesiones en la piel

El exceso de azúcar en sangre puede ocasionar la aparición de lesiones cutáneas como: manchas color café en las piernas, enrojecimiento facial y sequedad en la piel. Por otra parte, las uñas, las palmas de las manos y las palmas de los pies pueden tornarse amarillentos.

Si notas que los moretones se presentan pero luego de unos días no desaparecen, acude a tu médico cuanto antes. No pases por alto este problema ya que puede traer consecuencias negativas para tu salud. 

3. Cambios de humor

El tratamiento del mal humor

La hiperglicemia puede promover alteraciones en el estado de ánimo de quienes la padecen, desde irritabilidad hasta depresión. Hay que recordar que las emociones dependen de los procesos químicos de tu cerebro, y estos procesos se ven afectados por tus niveles de azúcar en sangre.

4. Debilidad y somnolencia

Debido a que las células son incapaces de absorber de manera eficaz el azúcar en sangre, la energía producida desciende. Esto se traduce en la aparición de:

  • Debilidad.
  • Cansancio extremo.
  • Somnolencia.
  • Desmayos.

Para reducir este problema, es importante que comas suficientes vegetales frescos que aporten vitaminas y minerales de calidad. Si el problema es muy serio, tu médico podría sugerirte algunos suplementos.

5. Cicatrización lenta de las heridas

La hiperglucemia altera la coagulación. Este problema tiene que ver con el sangrado y la cicatrización de heridas. Por ende, también está relacionado con la aparición de hematomas o moretones en la piel.

Si detectas que tus heridas tardan más en dejar de sangrar y tus cicatrices no curan rápido, debes acudir a ti médico y poner en práctica sus indicaciones. En cuanto recuperes el control de tu glucosa, verás cómo este síntoma dejará de ser un problema.

Te puede interesar: Cómo regular el azúcar en sangre con canela de Ceilán

6. Problemas de la visión

Fisiología de la visión cromática

Las pequeñas arterias y venas ubicadas en la retina, la mácula, los vasos de la retina y la cabeza del nervio óptico suelen evidenciar daños por causa de la hiperglucemia. Entre los problemas que se pueden originar, se encuentran:

  • Visión borrosa.
  • Presencia de manchas oscuras en el campo visual.
  • Dolor en el área ocular.
  • Dificultad para enfocar los objetos cercanos con la visión lateral o periférica.

Las visitas periodicas a tu oftalmólogo pueden ayudarte a identificar estos problemas a tiempo y darles solución. 

7. Problemas sexuales

Las lesiones en los nervios y vasos sanguíneos, ocasionados por los niveles de azúcar en sangre, provocan distintas alteraciones en la función sexual de hombres y mujeres. 

En los hombres la hiperglucemia puede causar:

  • Incapacidad para lograr o mantener la erección lo suficientemente firme como para mantener la relación sexual
  • Eyaculación retrógrada, una alteración en la que parte o todo el semen fluye hacia la vejiga en lugar de hacia la punta del pene durante la eyaculación.

En las mujeres, en cambio, puede generar:

  • Sequedad vaginal.
  • Ausencia de deseo sexual o disminuido.
  • Relaciones sexuales dolorosas.

¿Debo acudir al médico?

Si has notado que presentas varios de estos síntomas, es importante que despejes tus dudas con el médico, quien realizará una evaluación detallada de tu estado de salud y podrá darte una respuesta clara y acertada.