7 síntomas del vaginismo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 11 diciembre, 2018
Si presentamos síntomas de vaginismo es conveniente acudir al ginecólogo para que nos examine y nos ayude a encontrar un tratamiento adecuado para poder superar este problema

El vaginismo es una de las disfunciones sexuales femeninas más comunes. Ocurre por la contracción involuntaria de los músculos del suelo pélvico que rodean la vaginaOcasiona un espasmo muscular generalizado que impide o dificulta la penetración.

Es una de las principales causas de dolor durante las relaciones sexuales, aunque también genera molestias al realizar acciones cotidianas, como insertar tampones o en los exámenes de exploración ginecológica. Su causa exacta no está definida, pero a menudo tiene que ver con razones psicológicas que comprometen experiencias sexuales pasadas.

Si bien muchas lo consideran normal y prefieren pasarlo por alto, es muy importante identificar sus síntomas para brindarle atención oportuna antes de que genere problemas mayores.

Tipos de vaginismo

Vaginismo

Según la forma en que se desarrolla el vaginismo, este se clasifica en tres tipos:

  • Primario. Es cuando la contracción vaginal siempre ha estado presente y la mujer no ha logrado tener relaciones sexuales con penetración sin sentir dolor.
  • Secundario. Ocurre cuando la mujer sí ha podido tener una función sexual normal y, por alguna razón, empieza a tener esta dificultad.
  • Situacional. Se da solo en determinadas situaciones. Por ejemplo, puede ocurrir en el sexo, pero no en exámenes ginecológicos.

¿Quieres conocer más?  Tipos de infecciones vaginales y sus causas

Síntomas del vaginismo que no debes ignorar

Los síntomas del vaginismo y su nivel de gravedad pueden variar en función de la actividad hormonal, la edad y la etapa en que se encuentre la mujer.

Por esta razón, puede que algunas experimenten todos los síntomas, y otras solo algunos.

1. Cierre de la vagina

vaginismo

El síntoma principal del vaginismo es el cierre parcial o total de la vagina debido a una contracción involuntaria de los músculos que rodean este órgano. Este suele ocurrir antes o durante las relaciones, o al tener algún contacto con la zona íntima durante exámenes médicos o al tratar de insertar tampones.

2. Sensación de ardor y picor

hongos vaginales

Debido a la reducción en la lubricación natural de la vagina, es común que las mujeres con esta disfunción sientan ardor y picor durante o después de tener relaciones sexuales. Estos síntomas indican, entre otras cosas, un desequilibrio en el pH natural de la zona, lo cual puede estar vinculado con los cambios hormonales.

3. Dolor durante el coito

vaginismo-dolor

El dolor al mantener relaciones sexuales puede ser leve o severo. Este, a menudo, se produce al forzar las penetraciones a pesar de tener los músculos de la zona contraídos y rígidos. En ocasiones se presenta al intentar realizar la penetración, e impide que esta se lleve a cabo. Otras veces, interrumpe el coito debido a que se vuelve intenso e insoportable.

4. Espasmos musculares

Candidiasis vaginal, infección.

Aunque la región pélvica es la zona más afectada por el vaginismo, algunas mujeres experimentan espasmos en otros grupos musculares cercanos a la zona. Junto a las molestias en la vagina pueden aparecer punzadas o dolores en la parte lumbar y las piernas. Incluso, en ciertos casos, se produce una sensación de presión en el pecho que causa respiraciones interrumpidas.

¿No lo sabías? Olor vaginal: por qué mi flujo huele mal

5. Frustración

frustracion-sexual

Los síntomas psicológicos del vaginismo no se deben ignorar. Aunque al principio parece algo normal, que le puede pasar a cualquiera, su falta de control produce una fuerte sensación de frustración. El hecho de querer disfrutar del sexo y no poder lograrlo, o el no complacer a la pareja como se quiere, conlleva una serie de emociones negativas que pueden, inclusive, producir depresión.

6. Ansiedad y nervios

El vaginismo produce ansiedad y nervios en las pacientes que lo padecen. Estos sentimientos ocurren por el factor emocional relacionado, o por atravesar los síntomas de esta condición. Es habitual experimentar este tipo de crisis emocionales, incluso acompañadas con palpitaciones, justo antes de tener relaciones sexuales. Muchas veces son razones suficientes para rechazar y huir de la situación.

7. Imposibilidad de alcanzar un orgasmo

anorgasmia-femenina

El vaginismo puede ir de la mano con la anorgasmia femenina. Esta incapacidad para alcanzar el clímax puede ser producto de la sensación de incomodidad y dolor que se sufre durante el coito por el estrechamiento involuntario de la vagina.

¿Identificada con estos síntomas? Si atraviesas por esta disfunción y no has accedido a un tratamiento, procura consultar cuanto antes a tu ginecólogo de confianza para conocer en detalles las opciones terapéuticas que permiten superarlo.

 

  • Brosens, C. (2009). Actualización : Vaginismo. Evidencia - Actualización En La Práctica Ambulatoria. https://doi.org/10.1590/S1519-38292007000200004.4.
  • Bravo, C., Meléndez, J., Hernández, J., & Torres, A. (2007). Las Distintas Disfunciones Sexuales Femeninas y la Relación con Ansiedad Rasgo-Estado. Psicología Iberoamericana.