7 señales de deficiencias nutricionales en tu rostro

Cuando existe una deficiencia nutricional en el organismo, esto se ve reflejado en la piel del rostro. Por ello, a continuación te comentamos cuáles son las 7 señales más comunes que debes tener en cuenta.

Las señales de deficiencias nutricionales en tu rostro pueden presentarse de diversas maneras. De esta forma, mientras que en algunos casos parecen ser más sutiles, en otros resultan muy notorias. Evidentemente, todo depende de la gravedad de la condición, la presencia o no de otros padecimientos y el estilo de vida.

Más allá de lo estético, es fundamental atender a estas señales, de acuerdo a las indicaciones del médico, para poder corregir aquello que no está marchando bien en nuestra salud y lucir un mejor aspecto.

Bajo ninguna circunstancia se debe intentar pasar por alto estas señales y disimular su presencia con maquillaje, ya que esto puede afectar nuestra calidad de vida a largo plazo.

Aunque a menudo pensemos que problemas como la sequedad de la piel y el acné son producto de la falta de cuidados externos, en realidad, pueden tener su origen en carencias vitamínicas o de otros nutrientes esenciales.

7 señales de deficiencias nutricionales en tu rostro

1. Acné

tipos de acné

El acné facial es un problema estético que puede aparecer debido a la deficiencia de vitaminas A, E y del complejo B. Aunque son muchos los factores hormonales y ambientales que influyen en su desarrollo, el hecho de carecer de dichos nutrientes puede favorecer su aparición.

En caso de padecerlo, es fundamental acudir al dermatólogo y seguir sus indicaciones. Adicionalmente, se recomienda reducir al mínimo la ingesta de alimentos ricos en grasas y azúcares, aumentar el consumo de agua y consumir con moderación alimentos ricos en grasas saludables, tales como:

  • Huevos.
  • Aguacate.
  • Frutos secos.
  • Aceite de oliva.
  • Vegetales verdes.
  • Pescados y mariscos.

2. Piel seca

Otra de las señales de deficiencias nutricionales en tu rostro es la sequedad de la piel. También puede ser una señal de que una mala hidratación y la sobreexposición al sol, sin la protección apropiada.

La sequedad de la piel está asociada con la de vitaminas A y C, por ello, se recomienda incluir en la dieta los siguientes alimentos de forma regular:

  • Ciruelas.
  • Calabaza.
  • Pimientos.
  • Arándanos.
  • Zanahorias.
  • Frutas cítricas.
  • Vegetales verdes.

3. Ojos hinchados

Bolsas-en-los-ojos

Las bolsas que se forman bajo los ojos son imperfecciones que aparecen por la retención de líquidos y la mala circulación. Estos, a su vez, son el resultado de la falta de minerales como el potasio, el magnesio y el yodo.

Su baja absorción desencadena una respuesta inflamatoria que, en el rostro, es notoria en el contorno de los ojos. Para evitarlo, consume con más regularidad alimentos como:

  • Bananas.
  • Espinacas.
  • Frutos secos.
  • Pescado azul.
  • Rábanos rojos.
  • Algas marinas.
  • Aceite de oliva.
  • Sal del Himalaya.

4. Labios y encías pálidas

Dentro de las señales de deficiencias nutricionales en tu rostro, los labios y encías pálidas suelen asociarse a la falta de hierro y vitamina B6. Para absorberlo, procura aumentar el consumo de:

  • Frijoles.
  • Orégano.
  • Espinacas.
  • Pimientos.
  • Frutos secos.
  • Hígado de res.
  • Carnes magras.
  • Pescados y mariscos.

5. Labios agrietados

labios agrietados

A la mayoría de las personas, en algún momento, se les agrietan los labios por factores ambientales como el calor, el frío o la exposición al sol sin la debida protección.

No obstante, cuando el síntoma es recurrente, puede ser un síntoma de deshidratación y que el organismo tiene un déficit de vitaminas del complejo B. En caso de que el médico confirme dicha carencia, deberás aumentar el consumo de los siguientes alimentos:

  • Huevos.
  • Mangos.
  • Aguacate.
  • Pescados.
  • Manzanas.
  • Legumbres.
  • Frutos secos.
  • Frutas cítricas.
  • Carnes magras.
  • Cereales integrales.

6. Ojos amarillos

El color amarillo en los ojos se produce por una condición llamada ictericia, que se caracteriza por el incremento de bilirrubina en los tejidos. Esta puede originarse por enfermedades del hígado y la vesícula biliar, pero también por el déficit de nutrientes como:

  • Lecitina.
  • Vitaminas (A, B, C, D, E).
  • Minerales (magnesio, zinc).

Para controlarlo, evita los alimentos procesados e incrementa la ingesta de:

  • Cebada.
  • Frutos cítricos.
  • Frutas (uvas, manzanas, piña).
  • Hierbas aromáticas (cilantro, albahaca).
  • Vegetales (alcachofas, espinacas, col rizada, pimientos, rábanos, tomates).

7. Piel pálida

Disminuye el riesgo de anemia

Dentro de las señales de deficiencias nutricionales en tu rostro se encuentra la palidez, que puede ser producto de una falta de hierro y vitamina D, un problema muy común en las personas que padecen anemia.

La disminución de estas sustancias afecta la circulación de la sangre y, por lo tanto, compromete el proceso de oxigenación celular y nutrición de la piel. Para combatir la anemia, incorpora en tu dieta alimentos como:

  • Huevos.
  • Champiñones.
  • Carnes magras.
  • Aceite de hígado.
  • Pescados y mariscos.
  • Cereales fortificados.
  • Productos de soja enriquecidos.

Acude al especialista

En caso de que notes algunas de estas señales de deficiencias nutricionales en tu rostro, acude a tu médico para que te realice una evaluación detallada para ver qué puede estar ocurriendo.

Una vez el profesional te brinde el diagnóstico, debes intentar seguir todas sus indicaciones y, sobre todo, mejorar tus hábitos de vida cuanto antes para poder gozar de buena salud.