7 síntomas que experimenta tu rostro cuando tienes deficiencias nutricionales

Aunque a veces podamos pensar que es por falta de cuidados externos, muchos de los signos que presenta nuestro rostro, como sequedad o acné, pueden deberse a carencias vitamínicas o nutricionales

La mayoría de nosotros nos preocupamos por cuidar el aspecto del rostro, no solo porque su piel tiende a sufrir imperfecciones, sino porque sabemos que el sol y las toxinas lo pueden deteriorar.

No obstante, algunas veces, pese a darle cuidados especiales y usar cosméticos, notamos que este presenta alteraciones que, si bien no son graves, pueden ser difíciles de tratar.

El problema es que ignoramos que estos síntomas van más allá de lo estético y, un gran número de veces, tienen que ver con deficiencias nutricionales de nuestro organismo.

Si bien parece sencillo combatirlo con tratamientos externos, la falta de nutrientes dificulta los efectos y, posiblemente, lo hará reaparecer una y otra vez.

Por esta razón, hoy queremos compartir en detalle 7 signos cutáneos que tienden a aparecer cuando se tienen deficiencias.

¡Descúbrelos!

1. Acné

tipos de acné

El acné es un problema estético que puede aparecer debido a la deficiencia de vitaminas A, E y del complejo B.

Aunque son muchos los factores hormonales y ambientales que influyen en su desarrollo, carecer estos nutrientes puede incrementar el riesgo.

Debido a esto, en caso de padecerlo, es fundamental evitar los alimentos ricos en grasa y, en su lugar, consumir:

  • Frutos secos
  • Vegetales verdes
  • Pescados y mariscos
  • Aceite de oliva
  • Huevos
  • Aguacate o palta

2. Piel seca

El exceso de sequedad en el rostro puede ocurrir por las deficiencias nutricionales que se sufren debido a la mala alimentación y la exposición prolongada al sol.

Estos factores impiden que se sinteticen de forma adecuada las vitaminas y minerales, lo cual, a mediano plazo, provoca imperfecciones notables.

La falta de vitaminas A y C suelen ser las más asociadas con este tipo de síntomas.

Por esto, asegúrate de añadir en tu dieta:

  • Zanahorias
  • Frutos cítricos
  • Arándanos
  • Vegetales verdes
  • Ciruelas
  • Pimientos
  • Calabaza

3. Ojos hinchados

Bolsas-en-los-ojos

Las bolsas que se forman bajo los ojos son imperfecciones que aparecen por la retención de líquidos y la mala circulación.

Estos, a su vez, son el resultado de la falta de minerales como el potasio, el magnesio y el yodo.

Su baja absorción desencadena una respuesta inflamatoria que, en el rostro, es notoria en el contorno de los ojos.

Para evitarlo, consume con más regularidad alimentos como:

  • Bananas
  • Algas marinas
  • Aceite de oliva
  • Sal del Himalaya
  • Pescado azul
  • Rábanos rojos
  • Espinacas
  • Frutos secos

4. Labios pálidos

Cuando los labios y encías lucen pálidos es muy probable que la persona esté teniendo anemia por deficiencia de hierro.

Este nutriente, clave para la formación de glóbulos rojos, ayuda a mantener el color característico de la boca que, en casi todos, tiende a ser rosado o rojizo.

Para absorberlo, procura aumentar el consumo de:

  • Carnes magras
  • Frijoles secos
  • Espinacas
  • Hígado de res
  • Frutos secos
  • Pimientos
  • Orégano
  • Pescados y mariscos

5. Labios agrietados

labios agrietados

A la mayoría de personas, en algún momento, se les agrieta los labios. Este síntoma es común por los cambios bruscos de clima o las agresiones que sufre la piel tras ser expuesta al sol sin protección.

No obstante, cuando es recurrente, podría ser síntoma de que el organismo tiene deficiencia de agua y vitaminas del complejo B.

Estos, en conjunto, ayudan a mantener un óptimo proceso de regeneración celular para mantener los labios suaves e hidratados.

Si es tu caso, procura añadir en tu dieta alimentos como:

  • Frutos cítricos
  • Frutos secos
  • Huevos
  • Carnes magras
  • Pescados
  • Legumbres
  • Cereales integrales
  • Manzanas
  • Mangos
  • Aguacate

6. Ojos amarillos

Los ojos amarillos se producen por una condición conocida como ictericia, caracterizada por el incremento de bilirrubina en los tejidos.

Esta puede originarse por enfermedades del hígado y la vesícula biliar, pero también por el déficit de nutrientes como:

  • Vitaminas ( A, B, C, D, E)
  • Lecitina.
  • Minerales (magnesio, zinc)

Para controlarlo, evita los alimentos procesados e incrementa la ingesta de:

  • Vegetales (alcachofas, espinacas, col rizada, pimientos, rábanos, tomates)
  • Frutos cítricos
  • Frutas (uvas, manzanas, piña)
  • Cebada
  • Hierbas aromáticas (cilantro, albahaca)

7. Piel pálida

Disminuye el riesgo de anemia

La piel pálida puede producirse por la deficiencia de hierro y vitamina D, común en las personas que padecen anemia.

La disminución de estas sustancias afecta la circulación de la sangre y, por lo tanto, compromete el proceso de oxigenación celular y nutrición de la piel.

Para controlarlo, incorpora en tu dieta alimentos como:

  • Carnes magras
  • Pescados y mariscos
  • Aceite de hígado
  • Cereales fortificados
  • Productos de soja enriquecidos
  • Champiñones
  • Huevos

¿Identificas estos síntomas? Si notas alguna de estas señales en tu rostro, consulta al médico y solicita los exámenes pertinentes para saber si se deben a una deficiencia nutricional.

En cualquier caso, procura consumir los alimentos recomendados para controlarlo en poco tiempo.

 

 

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar