7 síntomas que te indican que estás consumiendo demasiada azúcar

Carolina Betancourth·
24 Abril, 2020
Es posible que parezca que el azúcar aporta más energía, pero lo cierto es que su consumo excesivo puede tener el efecto contrario y derivar en una sensación constante de fatiga y cansancio.

¿Hay alguna forma de saber si estás consumiendo demasiada azúcar?. La respuesta es sí. Aunque no te des cuenta, tu cuerpo te está enviando señales de que tu dieta no es la adecuada.

Sin embargo, mucha gente no es consciente de que esos problemas corporales o psicológicos que experimenta se pueden deber al exceso de azúcar en el cuerpo.

Por eso, hoy te presentamos 7 síntomas que te indican que estás consumiendo demasiada azúcar para aprender a detectar este problema. ¡Empezamos!

Señales que te indican que estás consumiendo demasiada azúcar

El consumo excesivo de azúcar es uno de los hábitos que, con el paso del tiempo, pueden afectar de forma significativa la salud. Con todo, en primer lugar, es importante matizar que cuando hablamos de azúcar, nos referimos al refinado y no al natural, que se encuentra en la fruta, por ejemplo.

Este último se conoce también como “azúcar intrínseco” y, como recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS), no hay pruebas de que, en principio, sea perjudicial para la salud. De hecho, son necesarios en nuestra dieta.

Por el contrario, los azúcares denominados “libres”, en grandes cantidades, sí pueden llegar a ser perjudiciales para la salud. Por eso, hoy te presentamos  7 señales que te advierten de que estás consumiendo demasiada azúcar.

1. Hambre constante

Deseo insaciable de comer

Según un estudio publicado en la revista Nutrición Hospitalaria, los azúcares producen una mayor sensación de saciedad que los hidratos de carbono.

Sin embargo, dicha saciedad es a corto plazo, es decir, es muy probable que al poco tiempo sientas hambre de nuevo y vuelvas a picar algo. Esto, unido a la falta de ejercicio y a una dieta incorrecta, puede llevarte a desarrollar sobrepeso u obesidad.

Por eso, si sientes que tienes hambre a todas horas, a pesar de comer, es posible que se deba a que estás consumiendo demasiada azúcar y ningún nutriente real.

2. Sensación de cansancio debida a que estás consumiendo demasiada azúcar

Es cierto que, en general, las bebidas con glucosa se suelen proporcionar precisamente para aportar energía y evitar el cansancio y la fatiga. De hecho, muchas bebidas para deportistas contienen azúcares.

Sin embargo, sus consecuencias a largo plazo y en exceso no están tan claras. De hecho, un experimento realizado por investigadores de la Universidad Metropolitana de Cardiff mostró que los individuos que reducían su ingesta de azúcares refinados mejoraban sus niveles de fatiga y su humor en general.

Aunque en el propio estudio, se abría la puerta a una mayor investigación sobre el tema, resulta muy interesante y esclarecedor. Por eso, si constantemente te sientes cansando y sin razón aparente, puede que se deba a que tu dieta es demasiado rica en azúcares libres.

3. Dientes débiles

Señales de que estás consumiendo demasiada azúcar: caries

Seguro que tu madre cuando eras pequeño siempre te decía que si comías demasiados caramelos, se te caerían los dientes. Pues bien, estaba en lo cierto.

Diversas investigaciones muestran que el exceso de azúcar unido a una mala higiene dental debilita el esmalte. ¿Cómo? Bien, en primer lugar, debes saber que la boca está llena de bacterias, algunas buenas y otras malas.

Lo que hace el azúcar es que sirve de alimento para las bacteria dañinas que acaban erosionando el esmalte y debilitando tu dentadura.

Esto, si no se controla, puede llevar a que sufras de caries constantemente o que tus dientes se rompan con facilidad cuando comes algo duro, por ejemplo.

4. Piel envejecida, señal de que estás consumiendo demasiada azúcar

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Clinics in Dermatology, el consumo excesivo de azúcar puede hacer que tu piel envejezca más rápido.

Esto se debe a que crea una moléculas, conocidas como AGES (en español: productos finales de glicación avanzada), que dañan el colágeno y la elastina de la piel. En consecuencia, tu piel envejece más rápido.

Descubre: Así influye la alimentación en la piel

5. Dolor en las articulaciones

Síntomas de que estás consumiendo demasiada azúcar: dolor en las articulaciones

Aunque se trata de un síntoma más infrecuente, el consumo excesivo de azúcar podría llevarte a sentir dolor en las articulaciones. De hecho, algunas investigaciones asocian la ingesta excesiva de bebidas carbonatadas (ricas en azúcares) con una mayor probabilidad de desarrollar artritis reumatoide en las mujeres.

Esto se debe nuevamente a esas moléculas AGES de las que hemos hablado. Estas provocan inflamación, lo que puede degenerar en dolor articular a largo plazo.

6. Aumento de peso

Probablemente no te sorprenda leer esto, pero si estás consumiendo demasiada azúcar, es muy probable que aumentes de peso, sobre todo si no haces ejercicio.

De hecho, ya hemos visto que este crea una sensación temporal de saciedad, lo que te lleva a comer más y, por ende, a engordar. También te hemos contado que se relaciona con el sobrepeso y la obesidad.

7. Problemas de concentración

no puedo concentrarme

Los efectos de la acumulación de azúcar en la sangre también se perciben en las habilidades cognitivas y la capacidad de concentración.

Cuando consumes demasiada azúcar, es frecuente que cada vez necesites más. Esto puede llevar a que tu cerebro no funcione correctamente cuando tu nivel de azúcar baje, porque lo necesita para que le aporte energía para trabajar.

Así, puede haber periodos en los que de repente sientas que la mente se te nubla y no eres capaz de concentrarte. De hecho, diversos estudios asocian el consumo excesivo de azúcar con ciertas disfunciones cognitivas.

Quizás te interese: Alimentos para mejorar la memoria y la concentración

¿Por qué dejar de consumir demasiada azúcar?

¿Identificas estos síntomas? ¿Estás consumiendo muchos alimentos con azúcar? Si es así, más te vale empezar a tomar medidas al respecto. Aunque al principio es fácil pasarlo por alto, su falta de control puede conducir al desarrollo de enfermedades más graves que las aquí mencionadas, como problemas cardiovasculares.

Por eso, conviene que prestes atención y empieces a reducir el consumo de azúcares libres. Además, debes tener en cuenta que el azúcar es adictivo: cuánto más consumes, más lo necesitas.

Según diversas investigaciones, esto se debe a que libera dopamina (una hormona relacionada con el bienestar y el placer), lo que genera adicción. Por lo tanto, no lo dudes, si este es tu caso, actúa cuanto antes.