7 soluciones efectivas para aliviar la alergia por el calor

Daniela Echeverri Castro · 20 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 11 diciembre, 2018
La alergia por calor puede hacer que nos salgan sarpullidos y erupciones en la piel. Para calmarla y evitar lesiones al rascarnos es conveniente aplicar remedios para aliviar la comezón

La alergia causada por el calor, también conocida como urticaria del calor, es una reacción negativa que sufre la piel ante los cambios bruscos de temperatura corporal y climática. Suele producirse por la exposición prolongada al sol y otras fuentes de calor, aunque también es común al realizar algunos ejercicios físicos de alto impacto.

Se caracteriza por la aparición de sarpullido, erupciones y enrojecimiento, casi siempre acompañados con una incómoda sensación de picor o ardor.  Este suele ser notorio en las mejillas, el cuello, debajo de los senos y en otras áreas sensibles de la piel.

Además, en algunos casos, puede venir acompañada con fiebre, hinchazón, pus que sale de las erupciones y otros síntomas que alertan una complicación. De ser así, se debe buscar atención médica inmediata para controlarlo.

Si es un caso leve, muchas veces desaparece una vez que la piel está fría. Además, puede mejorar notoriamente con algunas soluciones de origen natural. ¿Quieres conocerlas? A continuación compartimos las 7 mejores para que no dudes en utilizarla ante las primeras señales de alergia.

¿Cómo combatir la alergia por el calor?

Los síntomas de la alergia por el calor son incómodos, pero pueden desaparecer por sí solos al cabo de 24 horas. Cuando persisten, pueden estar alertando otro problema subyacente; por lo tanto, en estos casos es fundamental solicitar atención con un médico o dermatólogo.

Hay algunas medidas que pueden ser útiles para combatir los síntomas de la alergia por el calor. Coincidiendo con una publicación en National Health Service (England), esto incluye:

  • Usar ropa suelta de algodón.
  • Usar ropa de cama ligera.
  • Tomar baños fríos.
  • Beber mucho líquido para evitar la deshidratación.
  • Aplicar una compresa fría.
  • No tocar o rascar las erupciones.

De ser necesario, el médico o farmacéutico puede sugerir un tratamiento farmacológico que puede incluir: 

  • Loción de calamina
  • Tabletas antihistamínicas
  • Crema de hidrocortisona, aunque no para niños menores de 10 años o mujeres embarazadas.

Soluciones naturales para aliviar la alergia por el calor

Cuando se trata de aliviar la alergia por el calor, también se pueden probar algunos remedios de origen natural que pueden servir para calmar los síntomas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que son soluciones provenientes de la cultura popular y, a menudo, carecen de evidencias que respalden su eficacia.

Pese a esto, la mayoría son seguras de utilizar y no suponen riesgos de efectos secundarios. Por eso, si deseas, puedes probarlas en casa para tratar de calmar los síntomas. Eso sí, utiliza una a la vez, ya que la mezcla de varias al tiempo puede resultar contraproducente. ¿Lista para probarlas? ¡Apunta!

1. Levadura en polvo para la alergia por calor

Levadura alergia

La aplicación de levadura en polvo como remedio contra la alergia por el calor no tiene respaldo científico. Sin embargo, se dice que su aplicación externa puede ayudar a reducir la irritación por su efecto calmante.

¿Cómo  utilizarla?

  • Humedece un poco de levadura en polvo con agua y frótala sobre la piel irritada.
  • Deja que actúe 20 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Repite su uso hasta aliviar los síntomas.

Lee también: Levadura de cerveza para tratar el acné

2. Hielo

La aplicación de hielo sobre la piel es uno de los remedios más conocidos para aliviar las irritaciones causadas por la alergia por el calor. De hecho, en una publicación de la American Academy of Dermatology, se aconseja como un método temporal para calmar la picazón.

¿Cómo utilizarlo?

  • Envuelve unos cuantos cubos de hielo en un paño suave y frótalos durante 5 o 10 minutos sobre las zonas afectadas.
  • Repite el tratamiento dos o tres veces al día.

3. Aceite de oliva

aceite-de-oliva

El aceite de oliva es un producto que promueve la salud de la piel gracias a su contenido de ácidos grasos monoinsaturados. Una investigación publicada en la revista Plos One sugiere que estas grasas presentes en el aceite de oliva ayudan a prevenir el fotoenvejecimiento facial.

Ahora bien, aplicado de forma externa sirve para hidratar la piel y, en caso de alergia, minimiza la comezón e irritación.

¿Cómo utilizarlo?

  • Aplica un poco de aceite de oliva sobre la piel con alergia y frótalo con suaves masajes.
  • Déjalo absorber y repite su uso dos veces al día.

4. Áloe vera

Como era de esperarse, el popular gel de aloe vera también sirve como complemento ante los síntomas de este tipo de afecciones cutáneas. Sus compuestos refrescantes ayudan a calmar las erupciones y disminuyen el enrojecimiento causado por la sensación de calor.

De hecho, una revisión publicada en Giornale Italiano di Dermatologia e Venereologia encontró que esta planta ayuda al tratamiento de distintos problemas dermatológicos, como dermatitis, quemaduras, herpes, psoriasis, entre otros.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma una cucharada de gel de áloe vera y frótala sobre las zonas con alergia.
  • Espera que actúe 20 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Úsalo hasta tres veces al día.

5. Infusión de manzanilla

Infusión de manzanilla

La infusión fría de manzanilla actúa como una loción refrescante para controlar la irritación y las erupciones producidas por este trastorno. Incluso, se puede ingerir de forma directa para regular la temperatura corporal.

Aunque las evidencias sobre sus efectos en la piel son limitadas, en una investigación publicada en Molecular Medicine Reports se señala que es útil contra las molestias asociadas a la irritación cutánea.

Ingredientes

  • 1 cucharada de manzanilla (10 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

¿Cómo utilizarla?

  • Agrega una cucharada de manzanilla seca en una taza de agua hirviendo, deja que repose 10 minutos y, cuando alcance una temperatura soportable, frótala sobre la piel afectada.
  • Consume una o dos tazas al día de la bebida.

6. Avena

Por sus propiedades hidratantes, reparadoras y calmantes, la avena también puede considerarse como una solución contra los síntomas de esta alergia. Su aplicación directa disminuye el enrojecimiento, calma el picor y alivia la inflamación de las erupciones y el sarpullido.

Al respecto, nos encontramos con una revisión publicada en Indian Journal of Dermatology, Venereology and Leprology que destaca que la avena tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que ayudan al tratamiento de  enfermedades inflamatorias dermatológicas como prurito, dermatitis atópica, erupciones, entre otras.

¿Cómo utilizarla?

  • Incorpora una taza de avena en el agua tibia de la tina, deja que repose cinco minutos y sumerge tu cuerpo.
  • De manera opcional, mezcla avena con agua de rosas y aplícala con suaves masajes sobre las zonas más afectadas.
  • Repítelo una vez al día, hasta controlar los síntomas.

Visita este artículo: Prepara esta infusión de avena para evitar el vientre hinchado

7. Vinagre de manzana

vinagre de manzana

La falta de evidencias sobre la seguridad y eficacia del vinagre de manzana sobre la piel nos obliga a usarlo con precaución, especialmente sobre las pieles sensibles. De hecho, siempre que se use como producto tópico, debe diluirse en agua.

La razón por la que se aconseja su uso contra la alergia por el calor es que su ácido acético ayuda a reducir la irritación. De hecho, una investigación publicada en Annals of Dermatology determinó que la aplicación de estos ácidos puede ser favorable en caso de dermatitis atópica al mantener el pH de la superficie de la piel.

¿Cómo utilizarlo?

  • Mezcla partes iguales de agua con vinagre de manzana, viértelo en un spray y rocíalo sobre la piel afectada.
  • Deja que se absorba de forma natural y repite su uso dos veces al día.

En definitiva

Aunque la dermatitis por el calor suele ser benigna y tiende a mejorar por sí sola, podemos probar algunos remedios naturales y cuidados para calmar sus síntomas. Sin embargo, si vemos alguna señal de complicación o no notamos mejoría, debemos consultar al dermatólogo.

  • Kayiran MA, Akdeniz N. Diagnosis and treatment of urticaria in primary care. North Clin Istanb. 2019;6(1):93–99. Published 2019 Feb 14. doi:10.14744/nci.2018.75010
  • Latreille J, Kesse-Guyot E, Malvy D, et al. Dietary monounsaturated fatty acids intake and risk of skin photoaging. PLoS One. 2012;7(9):e44490. doi:10.1371/journal.pone.0044490
  • Srivastava JK, Shankar E, Gupta S. Chamomile: A herbal medicine of the past with bright future. Mol Med Rep. 2010;3(6):895–901. doi:10.3892/mmr.2010.377
  • Feily, A., & Namazi, M. R. (2009). Aloe vera in dermatology: A brief review. Giornale Italiano Di Dermatologia e Venereologia. Edizioni Minerva Medica.
  • Lee NR, Lee HJ, Yoon NY, Kim D, Jung M, Choi EH. Application of Topical Acids Improves Atopic Dermatitis in Murine Model by Enhancement of Skin Barrier Functions Regardless of the Origin of Acids. Ann Dermatol. 2016;28(6):690–696. doi:10.5021/ad.2016.28.6.690