7 sorprendentes beneficios de cúrcuma que debes conocer

Katherine Flórez·
24 Julio, 2020
La cúrcuma posee unos principios activos con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias muy prometedoras en el tratamiento de diversas patologías.

La cúrcuma es una especia hindú que se ha utilizado desde la antigüedad en la gastronomía y en la medicina alternativa. Se caracteriza por su particular color naranja, su aroma y sabor. Pertenece a la familia de las zingiberáceas, al igual que el jengibre.

Se cree que fue utilizada por primera vez en la India en el año 610 a. C, época en la que se comenzó a valorar como colorante para diversas comidas. Desde entonces, y hasta la actualidad, ha sido un alimento infaltable de la cocina de muchos lugares en todo el mundo.

Muchos la llaman “la reina de las especias” porque su gran cantidad de nutrientes y sus prometedores efectos sobre el organismo. Según los datos del Journal of the American Chemical Society, a la cúrcuma se le atribuyen cualidades antiinflamatorias y antioxidantes, entre otras.

Como sabemos que muchos los desconocen, a continuación queremos repasar en detalle los 7 beneficios principales. ¡Descúbrelos!

7 sorprendentes beneficios de cúrcuma

1. Protege el hígado

Higado

Muchos de los principios activos de la cúrcuma contribuyen a mejorar la salud del hígadoEste órgano excretor del cuerpo se encarga de eliminar las toxinas a través de la producción de enzimas que apoyan el proceso de digestión.

Activos como la curcumina, el ácido cafeico y el borneol contribuyen a incrementar la acción enzimática para ayudar a descomponer con facilidad los desechos. Además presentan acciones antiinflamatorias sobre este órgano que ayudan a garantizar su función, según un estudio publicado en el año 2019.

Lee también: ¿Sabías que la ira reprimida daña el hígado?

2. Fortalece el sistema inmunológico

Las propiedades antibacterianas y antivirales de la cúrcuma funcionan como apoyo del sistema inmunológico a la hora de combatir miles de patógenos que afectan la salud.

Por su aporte de una sustancia llamada lipopolisacárido, incluirla en la alimentación ayuda a aumentar la acción de los anticuerpos contra los agentes extraños que atacan el organismo. La ingesta de cúrcuma podría reducir la severidad  de varios tipos de neumonía, según un artículo publicado en la revista “Clinical and Experimental Pharmacology & Physiology”.

Gracias a estas cualidades, su inclusión en la dieta puede ayudar a reducir los riesgos de contraer gripe, resfriados y otros tipos de enfermedades respiratorias y virales.

3. La cúrcuma apoya la función digestiva

Indigestion-estomacal

La curcumina, uno de los compuestos activos más importantes de esta especia, estimula la producción de bilis por parte de la vesícula biliar, lo cual es clave para tener una mejor digestión.

Por su acción antiinflamatoria funciona como remedio para ayudar a mejorar afecciones del intestino, tales como la colitis ulcerosa, el síndrome del colon irritable y los parásitos. Está aconsejada como complemento para aliviar la gastritis crónica, la dispepsia y los gases digestivos.

Sin embargo, los pacientes con enfermedades en la vesícula no deben ingerirla, ya que podría empeorar su condición.

4. Podría prevenir y ayudar a frenar la progresión tumoral

La raíz de cúrcuma cuenta con más 10 sustancias activas que ejercen acción contra las células cancerígenas que forman tumoraciones.

Los más destacados son:

  • La curcumina.
  • El beta-caroteno.
  • La curdiona.
  • El limoneno.
  • El curcumenol.

Según un artículo publicado en la revista “Aging”, la cúrcuma podría poseer efectos anticancerígenos que enlentecen la reproducción tumoral, gracias a una reducción de la inflamación y a un efecto antioxidante.

Además, todo indica que el suministro de pequeñas dosis le ayuda a los pacientes a mitigar los efectos negativos de los medicamentos que se utilizan en el tratamiento de esta patología. No obstante son necesario ensayos más amplios en humanos que evidencien estos efectos y que permitan establecer un protocolo sobre el uso clínico de la cúrcuma en este tipo de patologías.

5. La cúrcuma podría aliviar la artritis

Alivia la artritis

Desde hace mucho tiempo las personas con artritis reumatoide y osteoartritis recurren al tratamiento alternativo con este ingrediente para disminuir el dolor y la inflamación.

Su poderosa acción antiinflamatoria y analgésica sirve como calmante natural de los síntomas principales de estas enfermedades crónicas.

Por otro lado, por su riqueza en antioxidantes inhibe el impacto negativo de los radicales libres sobre las células del cuerpo, lo que también apoya el tratamiento.

6. Ayuda a impedir la oxidación del colesterol

Incluir esta especia en las comidas es muy saludable para el sistema cardiovascular. Sus propiedades favorecen la reducción de la oxidación del colesterol LDL, una sustancia lipídica que se acumula en los vasos sanguíneos aumentando el riesgo de obstrucción.

Visita este artículo: Cómo reducir los niveles de azúcar, colesterol y ácido úrico con agua de alcachofa

7. Podría ser útil en el tratamiento de la diabetes

Menor-riesgo-de-diabetes

Las personas diagnosticadas con diabetes tipo 2 podrían obtener varios beneficios si incorporan este ingrediente en su plan de alimentación.

Su riqueza en nutrientes y antioxidantes sirve para optimizar la función de la insulina en la sangre, factor clave en la disminución de los índices de glucosa.

No obstante, es esencial consultar al médico antes de ingerirla, ya que su combinación con algunos medicamentos puede provocar hipoglucemia.

La cúrcuma, una especia prometedora.

Como puedes ver, la cúrcuma es una especia sorprendente en lo que tiene que ver con la salud. No dudes en incorporarla en tus batidos, ensaladas, sopas y muchas otras recetas.

No obstante, este alimento no posee propiedades mágicas, no debe de sustituir ningún tratamiento farmacológico. Además debe de encuadrarse dentro de unos hábitos de vida saludables para poder desarrollar sus funciones. Son necesarios estudios en humanos más amplios que confirmen su posible aplicación en algunos ámbitos clínicos.

  • Bengmark S., Mesa M.ª D., Gil A.. Plant-derived health: the effects of turmeric and curcuminoids. Nutr. Hosp.  [Internet]. 2009  Jun [citado  2019  Feb  20] ;  24( 3 ): 273-281. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112009000300003&lng=es.
  • Mukhopadhyay A, Bueso-Ramos C, Chatterjee D, Pantazis P, Aggarwal BB. Curcumin downregulates cell survival mechanisms in human prostate cancer cell lines. Oncogene 2001; 20: 7597-7609.
  • Radhakrishna Pillai G, Srivastava AS, Hassanein TI, Chauhan DP, Carrier E. Induction of apoptosis in human lung cancer cells by curcumin. Cancer Letters 2004; 208: 163-170.
  • Deab D, Jiang H, Gao X et al. Curcumin sensitizes prostate cancer cells to tumor necrosis factor-related apoptosis-inducing ligand/Apo2L by inhibiting nuclear factor-kB through suppression of Ikβα phosphorylation. Mol Cancer Ther 2004; 3: 803-812.
  • Mun J., Kim S., Yoon HG., You Y., et al., Water extract of curcuma longa L. ameliorates non alcoholic fatty liver disease. Nutrients, 2019.
  • Han S., Xu J., Guo X., Huang M., Curcumin ameliorates severe influenza pneumonia via attenuating lung injury and regulating macrophage cytokines production. Clin Exp Pharmacol Physiol, 2018. 45 (1): 84-93.
  • McCubrey JA., Lertpiriyapong K., Steelman LS., Abrams SL., et al., Effects of resveratrol, curcumin, berberine and other nutraceuticals on aging, cancer devvelopment, cancer stem cells and microRNAs. Aging, 2017. 9 (6): 1477-1536.