7 tips para activar naturalmente la tiroides debilitada

Elena Martínez Blasco·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
28 Noviembre, 2018
Si presentamos síntomas de tiroides debilitada pero no llegamos a sufrir hipotiroidismo es conveniente que fortalezcamos la glándula de manera natural, por ejemplo, a través de la alimentación, para evitar problemas futuros.
 

En los últimos años, muchas personas han sentido el interés de conocer métodos para “activar” o cuidar la tiroides. Esta pequeña glándula en forma de mariposa se encuentra ubicada en la parte inferior y central del cuello y se encarga, principalmente, de producir hormonas que participan en muchas funciones del organismo, incluyendo el metabolismo.

Cuando sus funciones se debilitan, por ejemplo debido a una baja producción de hormonas (hipotiroidismo), el cuerpo empieza a presentar una serie de síntomas que reducen la calidad de vida si no se controlan a tiempo. Respecto a esto, la Organización Mundial de la salud advierte que el 10 % de la población presenta trastornos de la tiroides.

¿Tienes la tiroides debilitada?

Si no te has hecho analíticas para comprobar el estado de tu tiroides, debes conocer cuáles son los síntomas más habituales del hipotiroidismo o tiroides debilitada. Según información en la revista The Lancet, las manifestaciones clínicas incluyen:

 
  • Cambios de peso y dificultad para perder peso.
  • Sequedad de piel y cabello y uñas frágiles.
  • Cambios de humor.
  • Cansancio.
  • Ronquera.
  • Nerviosismo o ansiedad.
  • Estreñimiento.
  • Sensación constante de frío.

Si sufrimos varios de estos síntomas es posible que necesitemos activar nuestra tiroides. No obstante, en primer lugar debemos priorizar una consulta con el médico y endocrinólogo, ya que son los encargados de darnos un diagnóstico preciso. Luego, si estos profesionales están de acuerdo, podemos probar algunos tips para estimular las funciones tiroideas.

No olvides leer: Acaba con el estreñimiento con estos 5 hábitos matinales

1. Remineralízate con algas

Algas para tiroides debilitada

El nutriente principal que necesitamos para activar la función de la tiroides es un mineral: el yodo. Para obtenerlo de manera natural, sin riesgo de excedernos, lo más saludable es incorporar a nuestra dieta alimentos como las algas.

 

La mejor alga para incluir en nuestra alimentación es la kelp o kombu que, además, es excelente para cocinar guisos y legumbres. Debes cocerla durante, al menos, 20 minutos, ya que es bastante dura.

Existen suplementos a base de algas como el fucus. No obstante, no recomendamos consumirlas sin la supervisión de un médico. Según datos en National Center for Biotechnology Information, demasiado yodo también es perjudicial para la tiroides. Por ello, hay que tener precaución con los suplementos.

2. Haz ejercicio de intensidad media

Las personas con la tiroides debilitada suelen sentir cansancio y frío por culpa de un metabolismo basal demasiado lento. Para activarlo y estimular al organismo en general, lo más efectivo es el ejercicio de intensidad media, dos o tres veces por semana. 

El ejercicio demasiado suave no nos va a aportar los resultados que necesitamos, por lo que recomendamos deportes cortos pero intensos, que nos hagan sudar y respirar con profundidad.

 

Con relación a esto, un estudio publicado en Archives of Medicine and Health Sciences concluyó que “todo paciente hipotiroideo debe hacer ejercicio físico regularmente junto con reemplazo de tiroxina para mejorar la función tiroidea”.

3. Elige la dieta mediterránea

5 platos de la dieta mediterránea que te ayudan a adelgazar

Una adecuada alimentación es determinante para activar la tiroides cuando sus funciones están debilitadas. Aunque la dieta debe diseñarse de la mano de un profesional en nutrición, una buena opción en general es la dieta mediterránea. 

Un estudio en la revista médica European Review for Medical and Pharmacological Sciences encontró que el modelo de dieta mediterránea ayuda a reducir el riesgo de complicaciones asociadas al hipotiroidismo. 

4. Elige alimentos sin procesar

 

Uno de los factores que más perjudican a la tiroides son los productos procesados, precocinados o de producción industrial. Esto se debe a los métodos de elaboración, a la mala calidad de los ingredientes y a la cantidad de aditivos que incluyen.

En cambio, los más beneficiosos son los alimentos naturales y ecológicos que podemos comer crudos o bien cocinar en casa. Deberíamos consumir jugos de frutas y verduras, ensaladas, germinados, semillas y frutos secos, legumbres, etc.

5. Evita los tóxicos en tu entorno

Los tóxicos debilitan el sistema inmunitario en algunas partes del cuerpo (entre ellas, la tiroides). Además de encontrarse en los alimentos que hemos comentado, también pueden estar presentes en los productos de higiene y cosmética, las ondas electromagnéticas de los aparatos tecnológicos, el tabaco, la contaminación del agua y el aire, etc.

  • Intentaremos llevar una vida lo más natural posible, alejándonos de las fuentes de toxinas en la medida posible.
 

6. Descubre el picante

Chiles

Añadir especias picantes a nuestra alimentación también puede resultar beneficioso, en especial el jengibre y la pimienta de Cayena. Otra opción recomendable es la cúrcuma, que ha demostrado tener efectos positivos contra el hipotiroidismo.

Es importante tener en cuenta que estos alimentos no son un tratamiento contra los problemas de la tiroides. Además, no se deben comer en cantidades excesivas. Así pues, basta con incorporarlas en pequeñas cantidades como parte de la dieta regular.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo utilizar jengibre para cuidar y relajar los pies

7. Dormir bien

Las investigaciones demuestran que una mala calidad de sueño puede interferir en las funciones de la tiroides. Por lo tanto, hay que adoptar medidas que ayuden a inducir al descanso, como asegurar una habitación cómoda, evitar las fuentes de luz y cenar ligero. También se debe evitar el uso de dispositivos electrónicos y el consumo de estimulantes.

 

En conclusión

Aunque no podemos controlar muchos factores que indicen en el debilitamiento de la tiroides, sí está en nuestras manos mantener hábitos que ayudan a su buen funcionamiento. Si sospechamos de algún problema tiroideo será fundamental acudir al médico o endocrinólogo.

 
  • Mayayo, E., Santisteban, P., Labarta, J. I., & Ferrández, A. (2002). Hipotiroidismo congénito. Tratado de Endocrinología Pediátrica. 3ª edición. Madrid: McGraw-Hill Interamericana de España, SAU, 532-56.
  • Prevention, C. (2018). Travelers with Chronic Illnesses – Chapter 8 – 2018 Yellow Book | Travelers’ Health | CDC. Retrieved from https://wwwnc.cdc.gov/travel/yellowbook/2018/advising-travelers-with-specific-needs/travelers-with-chronic-illnesses
  • Thyroid Patient Travel Tips. (2018). Retrieved from https://www.nahypothyroidism.org/traveling-with-thyroid-dysfunction/
  • Bansal, A., Kaushik, A., Singh, C., Sharma, V., & Singh, H. (2015). The effect of regular physical exercise on the thyroid function of treated hypothyroid patients: An interventional study at a tertiary care center in Bastar region of India. Archives of Medicine and Health Sciences. https://doi.org/10.4103/2321-4848.171913
  • Romano, L., De Santis, G. L., Gualtieri, P., & Merra, G. (2017). Thyroid disorders and Mediterranean diet: which way to prevent metabolic complications. European Review for Medical and Pharmacological Sciences. https://doi.org/10.26355/eurrev_201708_13259