Consejos para perder peso de manera gradual y duradera

Elena Martínez Blasco · 24 enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 12 marzo, 2019
Te damos algunas claves para ayudarte perder peso con consejos sencillos que te ayudarán a adelgazar de manera gradual y saludable.

Las dietas milagrosas que prometen perder peso en muy poco tiempo suelen tener un efecto rebote. Es decir que al pausar la dieta, se recupera el peso original o más aún. Además, las dietas pueden perjudicar la salud si carecen de los nutrientes imprescindibles. Asimismo, si la dieta no la indica un médico especializado puede tener sustancias que, en exceso, pueden ser perjudiciales como las anfetaminas.  

En este artículo te damos algunas claves para ayudarte a perder peso con consejos sencillos y naturales. Con todo, recuerda que esto no es una dieta. Estos consejos por sí solos no van a ayudarte a bajar de peso, para eso es necesario realizar ejercicio con regularidad y seguir una dieta equilibrada. Te recomendamos que acudas a un especialista para que diseñe el plan que más se adapta a ti.

También lee Linaza para bajar de peso de forma natural

Consejos para ayudarte a perder peso de forma gradual y duradera

1. No te llenes demasiado

Este consejo que parece tan obvio y sencillo es una de las claves principales para conseguir un peso equilibrado.

Nuestro organismo sabe lo que necesita y cuando está satisfecho. Generalmente, seguimos comiendo por gula, costumbre o ansiedad cuando, en realidad, ya nos sentimos saciados. Deberíamos dejar de comer en ese momento en el que todavía podríamos comer más, pero ya nos sentimos bien.

Si esperamos unos minutos o tomamos un café o una infusión, esa «falsa hambre» desaparece y nos sentimos satisfechos y con energía.

2. Mastica mucho

Mujer comiendo una banana

Masticar más y mejor la comida puede ayudarte a adelgazar. De hecho, algunos estudios muestran que existe una relación entre la velocidad a la que ingerimos los alimentos y la obesidad.

Además, comer despacio facilita la digestión y nos ayuda a no sentirnos hinchados por haber comido demasiado al permitirle al cerebro enviar a tiempo la señal de que estamos saciados. ¡Pruébalo y notarás la diferencia!

3. Prueba la cayena

Según un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition la pimienta de cayena puede resultar útil para perder peso, dado que algunos de sus componentes influyen sobre la respuesta de la insulina. Esto haría que nuestro estómago tardase más en vaciarse y por lo tanto nos sentiríamos saciados durante más tiempo y comeríamos menos, ayudándonos así a perder peso.

Con todo, también se observó que, especialmente en individuos mayores, su consumo en cantidades demasiado altas podía provocar hipermovilidad gástrica. Aunque no se trata de un problema grave, sí puede resultar molesto, por lo que te recomendamos que la incluyas en tu dieta con precaución.

También lee Cómo hacer un jarabe con pimienta de cayena para curar la tos

4. Benefíciate del jengibre

Jengibre

El jengibre es otra especia picante empleada desde hace siglos en la medicina china por sus numerosos beneficios. Por ejemplo, el jengibre es diurético y facilita la eliminación de líquidos. Algunos estudios incluso sugieren que podría ser un complemento útil en la pérdida de peso al afectar a procesos metabólicos relacionados, entre otras cosas, con la obesidad.

Es ideal para incluir en todo tipo de postres y también la puedes añadir en pequeñas cantidades en los guisos de carne y marisco. También, puedes acostumbrarte a beber una limonada a base de agua con limón, jengibre y estevia, fría o caliente.

5. Haz ejercicio

Hacer ejercicio físico es, sin duda, fundamental para bajar de peso. Es importante que un especialista en nutrición y en deporte planifique y controle esta actividad, ya que no todos tenemos las mismas necesidades. Por lo tanto, pide asesoramiento al comenzar una rutina de ejercicios.

Qué no debes hacer si quieres perder peso

Por último, hemos decidido añadir algunas prácticas que popularmente se considera que pueden ayudarte a bajar de peso, pero que no solo no lo hacen, sino que incluso pueden resultar perjudiciales para tu salud. Así que te recomendamos que las evites si de verdad quieres perder peso.

1. Ducharse en agua fría

 

Mujer en la ducha

Popularmente se cree que cada vez que nadas o te duchas con agua fría obligas a tu cuerpo a gastar más energía para recuperar el calor y equilibrar la temperatura, lo que podría ayudarte a adelgazar.

Sin embargo, no hay ningún estudio que sostenga dicha. De hecho, investigaciones realizadas con deportistas muestran que las duchas con agua fría no tuvieron ningún efecto real sobre el peso o la masa muscular de los mismos.

2. Comer más proteína

Existen dietas proteicas que defienden que la proteína requiere un gasto importante del cuerpo para ser digerida, por lo cual se consume un poco más de calorías y se pierde peso. No obstante, no existen estudios que avalen esta práctica o muestren que las proteínas tienen ningún efecto sobre el peso.

De hecho, este tipo de dietas están desaconsejadas por numerosos grupos de dietistas y nutricionistas, como el Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas o la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición.

Lo mejor es seguir siempre una dieta equilibrada y no abusar de un componente en particular. Te recomendamos que acudas siempre a tu médico o a un nutricionista para que te aconseje la dieta que mejor se adapta a ti y a tu situación. De esta forma perderás peso y te mantendrás sano.

En conclusión, no existen dietas milagrosas. Existen conductas responsables y voluntad, no solo para perder peso sino también para mantenerlo. Haz un plan de ejercicios y dieta con especialistas que controlen tu progreso.