7 tips para quitarte el estrés al llegar a casa

Valeria Sabater·
06 Agosto, 2020
El estrés puede acaparar nuestro día a día y no dejarnos disfrutar en ningún momento. Estos consejos que te ofrecemos a continuación pueden ser de gran ayuda para gestionarlo.
 

El estrés es uno de los peores enemigos de nuestra salud. Se trata de un estado de tensión física y emocional que puede ser la consecuencia del ritmo tan ajetreado de vida que llevamos. Dado que es algo que puede ocurrirnos a menudo, aquí te dejamos algunos tips que podrían ser de ayuda.

Los niños, las tareas del hogar, preparar comidas… cuando llegamos a casa nos aguardan un sinfín de obligaciones que se convierten, sin quererlo, en una nueva prolongación del trabajo. Si además tenemos en mente nuestros problemas y preocupaciones, día a día podemos acumular mayores niveles de estrés hasta convertirse en un círculo vicioso del que nos resulte difícil escapar.

¿Qué tal si empezamos cambiando cosas pequeñas? ¿Qué tal si intentamos introducir en nuestra vida los siguientes consejos?

Reduce tu estrés al llegar a casa: consejos sencillos

A continuación, presentamos una serie de consejos que llevan a cabo algunas personas con el fin de reducir sus niveles de estrés y experimentar calma. La mayoría de ellos proceden de la sabiduría popular, por lo que no están avalados por un profesional y por lo tanto podrían no funcionar.

Así, si experimentas estrés de forma recurrente, lo recomendable es que acudas a un profesional de la salud mental.

1. ¿Descalzarse puede reducir el estrés al llegar a casa?

Hay quien dice que no es saludable. Sin embargo, pocas cosas son tan cómodas como llegar a casa y quitarse los zapatos para sentir tranquilidad, para entrar en contacto con la serenidad de nuestro hogar.

 

Andar descalzo es una experiencia relajante que podemos practicar nada más llegar a casa. De hecho, según una investigación publicada en la revista Journal of Environmental and Public Health en 2012, ir descalzo y estar en contacto con el suelo podría ser beneficioso contra el estrés crónico, la disfunción del sistema nervioso autónomo, la inflamación, el dolor, el sueño deficiente e incluso contra patologías cardiovasculares.

Al parecer, estos beneficios tendrían relación con el potencial negativo de la Tierra. Este podría tener un papel en el entorno bioeléctrico estable del cuerpo, que facilitaría un buen funcionamiento de todos los sistemas del organismo.

Además, según los investigadores, las oscilaciones de la intensidad del potencial de la Tierra podrían ser importantes para establecer los relojes biológicos que regulan los ritmos corporales diurnos.

Lee también: 7 sencillos remedios herbales para decirle adiós al estrés

2. Concienciación

Al llegar a casa no olvides que tu responsabilidad laboral ha terminado. En la medida de lo posible, separa el ámbito personal del trabajo.

Cuando estés en tu hogar comprende que es tu tiempo y tu vida, el lugar donde están los tuyos. Disfruta de ellos y de ti, establece una separación.

3. Dar un pequeño paseo para quitarte el estrés al llegar a casa

Con media hora es suficiente, no es necesario más. Basta con ir al parque por ejemplo o andar por los alrededores para liberar tensiones, ejercitar el cuerpo y ofrecerle una pequeña dosis de endorfinas con las que activarlo y descansar la mente.

 

No te cuesta nada y podría ser un buen método para para gestionar el estrés y si lo haces en compañía de tu pareja o de una amiga, mucho mejor.

4. Una pequeña siesta

No hace falta dormir 1 hora, en absoluto. Con una siesta de 15 o 20 minutos es suficiente para recobrar energías y levantarnos más despejadas y aliviar tensiones.

Ni siquiera hace falta que caigas en un sueño profundo, solo con tumbarte en el sofá, dejar las piernas en alto y cerrar los ojos durante unos minutos, mientras respiras un poco más despacio, es bastante para dejar a un lado el estrés y entrar en un estado de calma.

5. Un baño relajante

Pocas cosas son más relajantes. Dedícale al menos media hora a sumergirte en un baño bien caliente (o una ducha) y deja que tu cuerpo se envuelva de esa cálida sensación de alivio.

Lee también: El estrés produce canas según un estudio

6. No hagas dos cosas a la vez

Llegar a casa y empezar a cocinar mientras atiendes a los niños, planchas, miras la agenda pensando en lo que harás mañana… ¿cuántas cosas puedes hacer a la vez cuando llegas a casa?

Intenta ser consciente de estas cosas para tener un equilibrio y mantener la tranquilidad evitando nuevas situaciones de estrés.

7. Descanso mental

Relájate diez minutos pensando en tus cosas, invierte tiempo en ti misma, pensando en tu presente y en lo que deseas para el futuro. Valora todo lo que tienes y todas las cosas buenas de las que dispones.

En ocasiones, el estrés hace perder el horizonte hasta difuminar todo lo que es importante, hasta el punto de no saber cuáles son tus prioridades.

 

Tu salud es lo más importante. Relájate, sonríe, visualiza cosas agradables. Es realmente fácil… Y recuerda, no dudes en consultar con un profesional si necesitas ayuda.

Chevalier, G., Sinatra, S. T., Oschman, J. L., Sokal, K., & Sokal, P. (2012). Earthing: health implications of reconnecting the human body to the earth's surface electrons. Journal of environmental and public health, 2012.