7 tips para quitarte el estrés al llegar a casa - Mejor con Salud

7 tips para quitarte el estrés al llegar a casa

El estrés puede acaparar nuestro día a día y no dejarnos disfrutar en ningún momento. Para ganar en salud, pon en práctica los consejos que te ofrecemos a continuación

El estrés es uno de los peores enemigos de nuestra salud. Problemas de corazón, riesgos de infarto, debilitamiento del sistema inmunológico… ¿cómo protegernos de él? Hemos de cambiar muchos de nuestros hábitos. Cuando llegamos a casa siempre nos aguardan nuevas obligaciones, pero es necesario hacer un alto en el camino, y de ahí que deseemos proponerte unos sencillos consejos para que te relajes.

Los niños, las tareas de la casa, preparar comidas… cuando llegamos a casa nos aguardan un sinfín de tareas que se convierten, sin quererlo, en una nueva prolongación del trabajo. Si además llevamos en mente nuestros problemas y preocupaciones, día a día iremos acumulando más estrés hasta convertirse en un círculo vicioso del que no podremos escapar. ¿Qué tal si empezamos cambiando cosas pequeñas? ¿Qué tal si intentamos introducir en nuestra vida los siguientes consejos?

Reduce tu estrés al llegar a casa: consejos sencillos

1. Descalzarse

descalzarse

Hay quien dice que no es saludable. Pero pocas cosas son tan cómodas como llegar a casa y retirarse los zapatos para sentir tranquilidad, para entrar en contacto con la serenidad de nuestro hogar. Andar descalzo activa muchas de nuestras funciones vitales: estimula nuestra circulación, nos aporta fuerza en las venas, fortalece el sistema nervioso, reduce el estrés… y más si lo hacemos sobre una superficie como la hierba o la arena de la playa. Es una experiencia relajante que podemos practicar anda más llegar a casa.

2. Concienciación

apagar-el-ordenador

Al llegar a casa debes entender que tu responsabilidad laboral ha terminado. En la medida que te sea posible debes separar los dos ámbitos, el personal y el laboral. Cuando estés en tu hogar comprende que es tu tiempo y tu vida, la vida real, ahí donde están los tuyos y donde están las cosas importantes. Debes disfrutar de ellas y de ti, establecer una separación.

3. Dar un pequeño paseo

andar

Con media hora es suficiente, no necesitamos más. Basta con ir al parque por ejemplo, con andar por los alrededores para liberar tensiones, para ejercitar tu cuerpo y ofrecerle una pequeña dosis de endorfinas con las que eliminar toxinas y activar nuestro cuerpo y descansar nuestra mente. No te cuesta nada y es un modo excelente para para liberar estrés, y si lo hacemos en compañía de nuestra pareja o de una amiga, mucho mejor.

4. Una pequeña siesta

Lo que los gatos nos pueden enseñar en cuanto a dormir

No hace falta dormir 1 hora, en absoluto. Con una siesta de 15 o 20 minutos es suficiente para recobrar energías, para levantarnos más despejadas y aliviar tensiones. Ni siquiera hace falta que caigas en un sueño profundo, solo con tumbarte en el sofá, dejar las piernas en alto y cerrar los ojos durante unos minutos mientras respiras un poco más despacio, es bastante para dejar a un lado el estrés y entrar en un estado relajante.

5. Un baño relajante

baño portada Dennis Wong

Pocas cosas son más relajantes. Dedícale al menos media hora a sumegirte en un baño bien caliente -o una ducha- deja que tu cuerpo se envuelva de esa cálida sensación de alivio. Relajamos el sistema nervioso, aliviamos dolores e inflamaciones, eliminamos toxinas…

6. No hagas dos cosas a la vez

estres

Llegar a casa y empezar a cocinar mientras atendemos a los niños, planchar, mirar la agenda pensando en lo que haremos mañana… ¿cuántas cosas podemos llegar a hacer a la vez cuando llegamos a casa? Intenta ser consciente de estas cosas para llevar un equilibrio, para mantener la tranquilidad evitando nuevas situaciones de estrés.

7. Descanso mental

Seerose

Relájate diez minutos pensando en tus propias cosas, invierte en tiempo para tí misma, pensando en tu presente, y en lo que deseas para el futuro. Valora todo lo que tienes y todas las cosas buenas de las que dispones. En ocasiones, el estrés nos hace perder el horizonte hasta difuminar todo lo que es importante para nosotras, hasta el punto de no saber cuáles son tus prioridades. Tu salud es lo más importante. Relájate, sonríe, visualiza cosas agradables. Es realmente fácil…