Consejos de salud para prevenir un aneurisma

Okairy Zuñiga · 22 mayo, 2017
Un aneurisma es una protuberancia en una arteria que puede romperse y causar consecuencias graves. En ocasiones no presenta síntomas previos. Conoce medidas saludables para prevenir un aneurisma.

Un aneurisma es una pequeña protuberancia o dilatación en una arteriaLos aneurismas pueden ocurrir en cualquier arteria. Sin embargo, se producen más frecuentemente en la aorta, la arteria principal que transporta la sangre desde el corazón por el pecho y el abdomen hacia el resto del cuerpo.

Los lugares comunes para los aneurismas incluyen:

  • La arteria que sale del corazón, como aorta abdominal o torácica
  • El cerebro (aneurisma cerebral)
  • La pierna, detrás de la rodilla (aneurisma de la arteria poplítea)
  • El intestino (aneurisma de la arteria mesentérica)
  • El bazo (aneurisma de la arteria esplénica)

Si un aneurisma crece, puede romperse y provocar una hemorragia peligrosa e incluso la muerte. El problema, es que un aneurisma puede desarrollarse y crecer antes de causar síntomas. 

Con frecuencia, si se detectan y se tratan de forma prematura, los médicos pueden detener la ruptura de los aneurismas. Para encontrarlos se usan pruebas de imágenes. En ocasiones, se encuentran de forma “casual” al hacer otros exámenes.

Si es necesario, se tratan mediante cirugía o reparación con prótesis vascular para restablecer la circulación.

¿Por qué aparece un aneurisma?

No está claro exactamente qué causa un aneurisma. Algunos son congénitos, es decir que están presentes al nacer por defectos en algunas de las partes de la pared arterial.

La presión arterial alta, el colesterol alto y el tabaquismo pueden aumentar el riesgo de ciertos tipos de aneurismas.

La enfermedad ateroesclerótica (acumulación de colesterol en las arterias) también puede llevar a la formación de aneurismas.

Leer más Los distintos tratamientos para la hipertensión arterial

Síntomas de un aneurisma

Los síntomas de un aneurisma dependen del lugar en el que se encuentra. Si está cerca de la superficie del cuerpo, frecuentemente se manifiesta dolor e hinchazón.

Los aneurismas dentro del cuerpo a menudo no presentan síntomas. Incluso, pueden expandirse sin reventar.

Sin embargo, si un aneurisma en el cerebro se expande puede presionar nervios y provocar visión doble, vértigo o dolor de cabeza. Cuando un aneurisma cerebral se rompe, causa un dolor de cabeza grave y repentino que puede derivar en estado de coma o muerte.

Si un aneurisma en cualquier parte del cuerpo se rompe, puede presentar dolor, presión arterial baja, frecuencia cardíaca rápida y mareo.

Hábitos saludables para prevenir un aneurisma

1. Lleva una dieta rica en frutas y verduras

Un alto consumo de frutas y verduras diariamente le proporciona a tu cuerpo los nutrientes necesarios para tener una buena salud cardiovascular.  

Es importante comer alimentos ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes que ayudan a reducir la inflamación en las paredes de las arterias. Consume al menos, dos porciones de frutas por día.

Puedes elegir las frutas que prefieras aunque las mejores son:  frambuesas, moras, fresas, arándanos y uvas. Preferentemente come frutas frescas de temporada. Evita frutas enlatadas pues contienen conservantes que pueden afectar tu salud.

prevenir aneurisma con dieta saludable

Reduce el consumo de alimentos grasos como frituras, embutidos, comida rápida y carnes grasas.

Lee también ¿Por qué debemos dejar de consumir comida chatarra?

2. Evita el consumo de alcohol y cigarros

A la hora de prevenir un aneurisma es importante llevar una vida libre de hábitos nocivos para la salud, como el tabaquismo o el alcoholismo. Incluso, el fumador pasivo, que inhala el humo de otros fumadores, tiene mayor riesgo de accidentes cardiovasculares. 

Ambos hábitos son factores que pueden predisponer para diferentes enfermedades crónicas.

prevenir aneurisma

3. Evita el uso frecuente de fármacos

El consumo excesivo de medicamentos, con o sin prescripción médica, puede ocasionar la inflamación de arterias. Por ello, es importante que nunca tomes nada que tu médico no te haya indicado.

En cuanto a los medicamentos con receta, es importante que los tomes según las indicaciones de tu doctor.

Además, es bueno que le informes si existe algún antecedente de aneurismas en tu familia para que lo tome en consideración al elegir los medicamentos.

4. Ejercita tu cuerpo

Una rutina de ejercicio diaria ayuda a mantener una buena salud cardiovascular, además de mantener un peso corporal estable y una mente saludable.

Aunque una rutina deportiva debe ser planeada en función de tus necesidades y características, puedes aprovechar cualquier oportunidad para subir las escaleras o caminar que se te presente.

Lo mínimo requerido para prevenir un aneurisma y otras enfermedades son 30 minutos al día. Sin embargo, debes asegurarte de no excederte y tomar en cuenta cualquier problema que te limite.

Si no estás acostumbrado a hacer actividad física, comienza con tres caminatas cortas de 10 minutos al día

5. Acude a tus chequeos médicos periódicosvisita al medico para prevenir aneurisma

Es importante controlar de forma frecuente los niveles de presión arterial, colesterol y peso.

Además, es importante que acudas a tus consultas médicas con la frecuencia que indique tu doctor. Recuerda que, si no logras prevenir un aneurisma, es vital que lo vigiles para reducir las posibilidades de presentar problemas.

Si estás sano debes ir al menos 2 veces por año a un chequeo médico para monitorear tu salud con regularidad.

6. Reduce el estrés

Diariamente ocurren situaciones que provocan altos niveles de estrés, ya sea problemas familiares, laborales, económicos, sociales. Es importante aprender a identificarlos y controlarlos para prevenir eventos circulatorios.

Procura llevar a cabo actividades que te relajen y rodearte de gente positiva.

Lee también 4 cosas que puedes hacer para manejar el estrés y la ansiedad

7. Conoce los antecedentes familiares

Aunque los aneurismas pueden causar temor, es importante que les des la importancia correcta. Si en tu familia ya hay antecedentes, habla con tu médico y asegúrate de controlar los factores de riesgo.

Recuerda que el hecho de que exista la posibilidad de un aneurisma, no implica que vaya a ocurrirte. Es conveniente que hables con tu médico y le indiques la presencia de este factor para que esté al tanto y tome los recaudos necesarios.