7 tips para relajarte ante una crisis de ansiedad

El control de la respiración es fundamental para superar las crisis de ansiedad. Para facilitarlo, podemos colocar las manos sobre el vientre o el pecho para notar los movimientos

Las crisis de ansiedad son estados difíciles de tratar, ya que son situaciones inesperadas en las que la persona pierde el control sobre su cuerpo, con síntomas como taquicardia, temblores, sudoración, pérdida transitoria de visión o audición, etc.

En este artículo te damos 7 tips para aprender a relajarte ante los primeros síntomas de una crisis de ansiedad de manera natural.

¿Qué es una crisis de ansiedad?

Qué es una crisis de ansiedad

Las crisis de ansiedad, también conocidas como ataques de pánico, son reacciones muy intensas de nuestro organismo en las cuales existe una pérdida de control, acompañada de otros síntomas:

  • Taquicardia.
  • Sudoración y escalofríos.
  • Sensación de ahogo.
  • Opresión en el pecho.
  • Mareos, náuseas o malestar estomacal.
  • Miedo o pánico.

Las crisis de ansiedad, que pueden tener diferentes grados de gravedad, se desencadenan ante pensamientos catastrofistas.

Suelen desarrollarse con bastante rapidez, por lo que deberemos conocer estos consejos para llevarlos a cabo lo antes posible.

No olvides leer: 6 formas de deshacerte de la ansiedad fácilmente

1. La fórmula Rescate

Uno de los remedios más efectivos y eficaces, como su nombre indica, es el preparado Rescate.

Se trata de una fórmula que combina varias esencias florales para socorrernos ante cualquier tipo de situación de emergencia, crisis nerviosa o estado de shock.

El remedio Rescate es una mezcla de 5 flores de Bach:

  • Cherry Plum (Cerasífera)
  • Clematis (Clemátide)
  • Impatiens (Impaciencia)
  • Rock Rose (Heliantemo o jarilla)
  •  Star of Bethlehem (Leche de gallina)

Lo podemos comprar ya preparado en herbolarios y algunas farmacias.

Este remedio es apto para todo el mundo, ya que no tiene ninguna contraindicación, por lo que podemos llevarlo siempre a mano.

En cuanto notemos los primeros síntomas de la crisis de ansiedad, pondremos 4 gotas en un vaso de agua e iremos bebiendo a pequeños sorbos.

2. Control de la respiración

Control de la respiración

La respiración es fundamental en cualquier estado de crisis, ya que puede agravar los síntomas con mucha rapidez.

Por eso es imprescindible concentrarnos en ella desde el primer momento en que sintamos que se nos acelera.

Nos sentaremos e intentaremos respirar de manera tranquila y profunda, llenando el abdomen y después el pecho.

Nos podemos poner las manos encima del torso para que nos sea más fácil seguir el movimiento.

3. Movimientos oculares

Los movimientos oculares nos pueden ayudar a controlar la ansiedad, la tristeza y la depresión. Cuando nos sentimos mal nuestros ojos suelen mirar hacia abajo, de manera que para combatir y prevenir la ansiedad deberíamos obligarnos a mirar hacia arriba. 

Estos movimientos los debemos hacer con los ojos, y no con la cabeza. En pocos instantes podremos notar como va desapareciendo esa sensación negativa.

4. Aceites esenciales

aceites esenciales

Los aceites esenciales tienen propiedades terapéuticas que nos permiten prevenir y tratar problemas de salud.

Para afrontar las crisis de ansiedad deberemos elegir entre los aceites de propiedades relajantes y equilibrantes. No obstante, también deberemos guiarnos por nuestras preferencias olfativas personales.

Los aceites esenciales más recomendados son los siguientes:

Podemos usar los aceites esenciales a modo de perfume o mediante difusores eléctricos.

5. Agua fría sobre los párpados

Un sencillo truco para evitar una crisis de ansiedad consiste en aplicar un chorro de agua fría sobre los ojos cerrados. Si nos apetece, también nos lo podemos aplicar en el resto de la cara.

La hidroterapia fría es una manera muy sencilla y natural de relajar el cuerpo y prevenir crisis.

6. Baño de magnesio

baños-desintoxicantes

El magnesio es un mineral que produce un importante efecto equilibrante sobre el sistema nervioso. La manera más habitual de consumirlo es como suplemento.

No obstante, si queremos un efecto más rápido podemos prepararnos un baño con sales de sulfato de magnesio.

Añadiremos media taza de sales (100 g) a una bañera normal, con el agua bastante caliente, y permaneceremos dentro durante al menos 20 minutos.

Este baño nos relajará y revitalizará sin necesidad de tomar ningún suplemento.

¿Quieres conocer más? Lee: 3 batidos ricos en magnesio para cuidar de tu salud: ¡Espectaculares!

7. Homeopatía personalizada

La homeopatía es un tipo de medicina natural que nos permite tratar los problemas de salud sin ninguna contraindicación o efecto secundario.

Lo ideal es que sea un profesional homeópata el que evalúe nuestro caso para recetarnos el medicamento homeopático personalizado.

De este modo podremos tenerlo siempre a mano, para tomarlo a modo de prevención y también ante los primeros síntomas de la crisis de ansiedad.

Existen muchos remedios para la ansiedad. No obstante, debemos tener en cuenta nuestra personalidad y otros problemas de salud para elegir el remedio más adecuado.

Te puede gustar