7 tips para vencer el cansancio matutino de manera natural

Si el cansancio matutino es una constante en nuestras vidas es posible que tengamos que recurrir a algún suplemento vitamínico que nos ayude a afrontar la jornada con energía

Si te levantas fatigado por las mañanas debes saber que el cansancio matutino es un trastorno muy molesto que podemos solucionar de manera natural con algunos consejos sencillos de llevar a cabo.

Descubre en este artículo los 7 tips imprescindibles para despertarte cada día con energía, vitalidad y buen humor. 

¿A qué se debe el cansancio matutino?

cansancio

El cansancio matutino puede tener diferentes motivos, ya que hay muchos factores que lo condicionan:

  • Ritmo de vida intenso, nerviosismo y estrés.
  • Alimentación desequilibrada o falta de nutrientes.
  • Sedentarismo.
  • Malos hábitos.
  • Entorno de descanso inadecuado.

A continuación detallamos cuáles son los consejos que nos ayudarán a terminar con el cansancio matutino de una vez por todas.

¿Quieres conocer más? Lee: 4 recomendaciones para mitigar el cansancio de tus ojos

1. Mejorar el descanso

Para despertarnos con energía, en primer lugar, debemos asegurarnos de la calidad del descanso, ya que el problema podría estar en nuestro entorno:

  • Debe ser un lugar silencioso.
  • No tenemos que tener ninguna luz, por pequeña que sea, ya que obstaculizaría la producción de melatonina, la hormona del sueño.
  • Debemos desconectar todos los aparatos electromagnéticos que nos rodeen.
  • La temperatura debe ser la adecuada.
  • El dormitorio debe estar ordenado, limpio y con pocos objetos a nuestro alrededor.
  • Tiene que haber una buena ventilación, en especial durante el día.
  • Podemos aromatizar el dormitorio con esencias relajantes, como la lavanda o la manzanilla.
  • Antes de acostarnos nos daremos una ducha de agua caliente.

2. Combatir el estrés

El estrés es el gran enemigo de la salud, ya que desequilibra todo nuestro organismo y nos hace vulnerables a sufrir cualquier trastorno.

Uno de los síntomas más habituales del estrés es el insomnio o las dificultades para descansar de manera correcta, lo cual nos hace sentir cansados cada mañana y a lo largo del día.

Para combatir el estrés debemos alimentarnos de manera correcta y, si es necesario, tomar suplementos para reforzar las defensas y evitar las carencias nutricionales.

No obstante, esto no será suficiente si no hacemos un cambio en nuestro ritmo de vida y valoramos nuestras prioridades. 

3. Hacer ejercicio de intensidad media

correr o caminar

Es difícil poder descansar bien si no nos hemos cansado durante el día, y no nos referimos al esfuerzo intelectual, sino al físico.

Cada vez más estamos agotándonos a nivel mental, a la vez que llevamos estilos de vida sedentarios.

Recomendamos realizar ejercicio de intensidad media dos o tres veces por semana. Notaremos los beneficios desde el primer día.

4. Vigilar las cenas

La cena debería ser siempre temprano y a base de alimentos ligeros, con el fin de hacer la digestión un rato antes de acostarnos.

Esto facilita el descanso del hígado y la vesícula y, por lo tanto, del nivel de energía y bienestar que tendremos a la hora de levantarnos.

Cuando cenamos demasiado, el cuerpo debe concentrar la energía en la digestión, en lugar de ayudarnos a restablecernos por completo del cansancio del día.

5. Desayunos nutritivos

Proteína de origen vegetal

Quienes se levantan con mucho cansancio deben priorizar el desayuno más que nadie.

Aunque algunas personas pueden salir de casa después de tomar solamente un café, otras necesitan obtener una buena cantidad de carbohidratos, proteína y grasas saludables para empezar el día con fuerza.

Recomendamos incluir los siguientes alimentos:

  • Frutas y vegetales crudos, en ensalada o licuados. Son muy recomendables el coco y el aguacate.
  • Cereales integrales como la avena y panes elaborados con centeno, espelta, etc.
  • Frutos secos y semillas.
  • Bebidas vegetales.

6. Suplementarnos si hace falta

En algunos casos es posible que también necesitemos tomar algún suplemento para reforzarnos, como, por ejemplo, los siguientes:

  • Espirulina.
  • Ginseng coreano (durante cortas temporadas).
  • Maca en polvo.
  • Magnesio.
  • Levadura de cerveza.
  • Aceite de coco virgen extra.
  • Hoja de olivo.
  • Probióticos.

Podemos tomarlos a temporadas e ir alternándolos según el efecto positivo que nos provoquen.

Visita este artículo: 8 señales de que tienes deficiencia de magnesio

7. Esencia floral Hornbeam (hojarazo)

Hay una esencia floral que se incluye en las famosas flores de Bach que se conoce como Hornbeam (hojarazo).

Esta nos ayuda a combatir la sensación de cansancio y agotamiento que se da antes de hacer ningún esfuerzo, como es el caso del cansancio matutino.

Podemos tomar 4 gotas de esta esencia 4 veces al día, solas o mezcladas con un poco de agua.

No tiene contraindicaciones ni efectos secundarios, por lo que no conlleva ningún riesgo para personas enfermas, niños, embarazadas, etc.