Cómo combatir los síntomas del síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual provoca síntomas físicos y emocionales que pueden alterar la vida cotidiana de la mujer. Conoce cómo lidiar con el SPM, reducir los dolores y seguir tu actividad diaria.

El sindrome premenstrual es una combinación de síntomas físicos y emocionales que sienten muchas mujeres antes del inicio de su período menstrual.

Generalmente, estos síntomas aparecen los días posteriores a la ovulación y antes de la menstruación. Esto sería por el descenso abrupto de los niveles de las hormonas estrógeno y progesterona si no hay embarazo.

Luego de comenzado el período menstrual los niveles de las hormonas sexuales comienzan a subir y, en consecuencia, los síntomas premenstruales desaparecen.

Algunas mujeres no tienen casi síntomas en el período premenstrual. Sin embargo, para otras los síntomas pueden ser tan fuertes que no pueden desarrollar sus actividades cotidianas, por ejemplo ir a trabajar o a la escuela. Además, suele venir acompañado de cambios de humor, irritabilidad, ansiedad y nerviosismo.

Consejos para lidiar con el síndrome premenstrual

Si bien, el sindrome premenstrual es natural, te sugerimos a continuación algunos consejos que podrían ayudar a lidiar mejor con esas molestias.

1. Masajes  

Un remedio muy efectivo para combatir el síndrome premenstrual es realizar masajes circulares en la zona del bajo vientre. Una opción sencilla es aplicar un poco de presión en  la zona con una compresa caliente.

Otra opción son los masajes con aceites naturales:

Ingredientes

  • 1 cucharadita de aceite de almendras dulces (5 g)
  • 1 cucharadita de aceite de canela, geranio o jengibre (5 g)

Preparación

  1. Primero, mezcla los dos aceites en la palma de las manos.
  2. Luego, presiona con los dedos y realiza movimientos circulares en la cadera y el abdomen, hasta las piernas.

2. Vigila las porciones en tus comidas

alimentacion para combatir el síndrome premenstrual

Para este período se recomienda una dieta antiinflamatoria para el vientre. 

Esto incluye: 

  • Disminuir las porciones en tus comidas
  • Reducir la cantidad de carbohidratos.
  • Elegir alimentos con calcio y vitamina B6 o tomarlos como suplementos.
  • Comer 5 o 6 veces al día, pero en porciones pequeñas.
  • Evitar alimentos que sabes que te causan molestias.
  • Vigilar el consumo de:
    • Sal
    • Café
    • Chocolates
    • Cítricos
    • Grasas

3. Té de manzanilla

El té de manzanilla es otro gran aliado para combatir el síndrome premenstrual. Además de ser delicioso, te dará un gran alivio si lo tomas tibio.

La manzanilla tiene propiedades analgésicas y emolientes que disminuirán las molestias. Por esto, te recomendamos tomarlo cuando sientas dolor abdominal. Si tomas esta infusión y evitas los alimentos irritantes, tu período pasará sin muchas molestias. Además, podrás reanudar tus actividades con mayor rapidez. 

Lee también Hierbas medicinales que te ayudan a calmar el dolor de estómago

4. Actívate con un poco de ejercicio

Ejercicio para combatir el síndrome premenstrual

Cuando aparece el síndrome premenstrual muchas mujeres optan por guardar reposo.

Sin embargo, el ejercicio resulta bastante efectivo para combatir el síndrome premenstrual. La recomendación es  una actividad tranquila, como la caminata. Verás que en pocos minutos te sientes más cómoda y puedes seguir con tu vida diaria sin problemas.

Lee también: Los 6 mejores ejercicios para aliviar los dolores menstruales

5. Lleva una vida saludable

El alcohol, el tabaco y los cigarrillos pueden empeorar las molestias en el período premenstrual, en especial el dolor.

Por lo tanto, procura evitar estos tres productos y cambiar por comida sana y agua natural. Verás que podrás lidiar mejor con el dolor. 

6. Relájate y deja atrás el estrés

combatir el síndrome premenstrual con relajación

El último consejo para combatir el síndrome premenstrual es mantenerte tan relajada como puedas, aunque por tu trabajo y vida familiar esto no sea tan sencillo.

Recuerda que el estrés afecta directamente a tus hormonas. Por eso, cuando el ciclo menstrual está por llegar, las molestias pueden ser más notorias.

En consecuencia, te recomendamos recurrir a estrategias simples, por ejemplo:

  • Lee un poco antes de ir a dormir. 
  • Practica yoga. Además de ayudarte a tener una mejor elasticidad, ayuda a que tu cuerpo tenga más energía.
  • Escucha música tranquila y agradable.