7 trucos infalibles para conservar las frutas y verduras por más tiempo

A la hora de conservar las frutas y verduras es fundamental tener en cuenta que estas tienen diferentes tiempos de maduración entre sí, por lo que hay que guardarlas por separado

Las frutas y verduras son alimentos que todos debemos incluir en nuestra dieta si queremos mantener una buena salud física y mental.

Estos son la mayor fuente de vitaminas, minerales y demás nutrientes esenciales que el cuerpo requiere para trabajar en óptimas condiciones.

Al momento de elegirlas nos fijamos en su color, textura y frescura, y procuramos que estén en el mejor estado para que duren cierto tiempo antes de consumirlas.

El problema es que no siempre se conservan como esperamos y, aunque tomemos algunas medidas, nos encontramos con que se han descompuesto antes de lo debido.

Por esta razón, en esta oportunidad queremos compartir 7 interesantes trucos que, seguramente, te ayudarán a mantenerlas en perfectas condiciones por mucho más tiempo.

¡Toma nota!

1. Lavar antes de almacenar

Lavar los alimentos

En ocasiones, aunque dé un poco de pereza, es conveniente tomarse unos minutos para lavar bien las frutas y los vegetales adquiridos en el mercado.

Esto se debe a que muchos contienen restos de tierra o productos rociados que, con los días, perjudica su calidad, e impiden que se conserven bien.

Además, aumentan las probabilidades de contaminar otros alimentos ya guardados en el cajón, y acelerar también su proceso de descomposición.

Eso sí, hay ciertos alimentos que, por el contrario, tienen más vida útil cuando se almacenan sin lavar.

Entre estos cabe mencionar:

  • Las fresas.
  • Los frutos del bosque.
  • Los champiñones.
  • Las hierbas aromáticas.

Visita este artículo: Tips y recomendaciones para lavar y desinfectar frutas y verduras

2. Usar recipientes de mimbre

Las canastas o recipientes de mimbre son un elemento perfecto para conservar frescas las frutas y los vegetales.

Este material está compuesto por fibras naturales que facilitan la transpiración de los alimentos, e impiden que se llenen de moho y bacterias.

Para una mejor conservación es ideal retirar las bolsas plásticas y demás envases de los alimentos.

3. Separar los alimentos

frutas-y-verduras-en-la-nevera

Tanto las frutas como los vegetales tienen propiedades, características y procesos de maduración diferentes. Por este motivo es necesaria su separación al momento de optimizar la conservación.

Ponerlas en un mismo lugar puede acelerar su descomposición, sobre todo cuando se juntan con las que ya están muy maduras.

Algunas frutas emiten pequeñas cantidades de etileno cuando alcanzan cierto grado de maduración, lo cual disminuye la presencia de clorofila y nutrientes en las verduras.

Además, muchas emiten una mayor cantidad de gas, por lo que es más apropiado ponerlas solas en el sitio de almacenamiento.

Entre estas se destacan:

  • Las manzanas y peras
  • Los melones
  • Los aguacates
  • La cebolla y el ajo
  • Los tomates
  • Las ciruelas
  • Las berenjenas
  • La lechuga y el repollo

4. Bolsas transparentes

El uso de bolsas transparentes con pequeños agujeros es un truco muy práctico para prolongar la vida útil de este tipo de alimentos.

Este material no solo impide que se mezclen entre sí, sino que, además, evita la proliferación de moho y microorganismos dañinos.

5. Revisar periódicamente

mujer guardando alimentos en la nevera

La revisión de los productos antes y durante el almacenamiento es clave para evitar que se dañen mucho antes de lo debido.

Y es que alguna de las frutas o los vegetales se puede descomponer y afectar de forma directa los que están en su mismo lugar de conservación.

Es primordial revisarlos todos los días, y desechar aquellos que estén demasiado maduros o con señales de descomposición.

6. Bolsas de papel

Las bolsas de papel o el periódico son útiles para mantener algunas frutas y vegetales frescos y aptos para el consumo.

Estas permiten separarlos por categoría y especie. Así evitamos que hagan contacto entre sí y se previene la posible proliferación de hongos.

Eso sí, lo ideal es buscar un ambiente fresco, ya que envolverlos en lugares cálidos suele acelerar su maduración.

Lee también: Descubre cómo conservar mejor las frutas que más te gustan

7. Congelar para no desperdiciar

Cómo congelar y descongelar los alimentos de manera adecuada

La congelación es un método que todos debemos tener en cuenta para no desperdiciar las frutas y verduras que están a punto de descomponerse.

Si bien está claro que las bajas temperaturas alteran la textura y el sabor, es la mejor manera de prolongar su vida útil por algunas semanas.

De hecho, es un truco muy útil para las temporadas de cosecha, ya que permite aprovecharlas sin necesidad de consumir de inmediato los alimentos adquiridos.

De este modo se pueden aprovechar en recetas como batidos, pasteles o mermeladas, entre otros.

Tener en cuenta estos sencillos consejos no solo te ayuda a conservar al máximo las propiedades de tus alimentos, sino que evita el desperdicio innecesario de los mismos.

Como consejo adicional sería bueno destacar que, para no fracasar con la conservación, lo mejor es hacer compras moderadas.

De este modo se garantiza su frescura, concentración de nutrientes y delicioso sabor.