7 trucos para quitar las manchas de cera de vela

Si la cera ha dejado una mancha de aceite podemos aplicar bicarbonato de sodio en la zona afectada y dejarlo actuar un par de horas para que absorba la grasa

Aunque no suele ser tan habitual, algunas veces nuestras prendas de vestir se manchan cuando estamos manipulando velas de cera.

Ya sea por descuido o accidente, al derramarse esta sustancia penetra en profundidad en los tejidos y causa una alteración que nos hace pensar que la ropa se ha arruinado.

No obstante, hay varias técnicas caseras que podemos poner en práctica para quitar este tipo de manchas sin emplear sustancias abrasivas.

Como está claro que a cualquiera nos puede pasar, a continuación queremos revelar 7 buenos trucos para evitar que se fije a la tela. ¡Toma nota!

1. Actúa lo antes posible

manchas-cera-ropa

Para que las partículas no tengan suficiente tiempo de adherirse a los tejidos de tus prendas, trata de limpiar la mancha de cera lo antes posible.

Cuanto más tardes en actuar, más dificultades tendrás para removerla en su totalidad, puesto que la cera tiende a pegarse cada vez más.

No obstante, ten en cuenta que la cera no debe estar líquida, sino lo más endurecida posible. Si la descubriste a tiempo, espera que pasen unos minutos para que se solidifique.

Lee también: Conoce la manera más sencilla de quitar manchas de sudor de la ropa blanca

2. Frótale cubos de hielo

Cuando la cera esté sólida sobre la prenda, frótala con una bolsa de plástico llena de hielo y quita el exceso con la ayuda de una espátula o cuchillo.

Debes procurar que el borde del elemento que vayas a utilizar no esté muy afilado porque podría romper la tela.

3. Aplícale calor con la plancha

plancha-ropa

Tras quitar la cera superficial, coloca una hoja humedecida de papel absorbente en ambos lados de la tela manchada.

A continuación, coloca la plancha en temperatura media y ponla sobre la prenda para que las partículas de cera se evaporen y se absorban en el papel.

Finaliza enjuagando como de costumbre.

4. Utiliza alcohol isopropílico

Si los trucos anteriores no fueron suficientes para quitar la totalidad de la mancha, aprovecha las propiedades del alcohol isopropílico.

Aplica una pequeña cantidad sobre la mancha, déjalo reposar media ahora y usa un cepillo para remover el exceso de cera.

Para finalizar, aclara con abundante agua tibia y usa un jabón con olor para quitar el molesto aroma a alcohol.

5. Alcohol metílico

limpiar-manchas

El alcohol metílico está recomendado para quitar aquellas manchas de cera de colores. Por obvias razones, este tipo de sustancias empeora el problema porque tienen la capacidad de penetrar más fácilmente en las telas.

En este caso también es conveniente quitar la cera sólida con un cuchillo pero por ninguna razón se le debe aplicar calor con la plancha porque puede desteñir la prenda.

Aplica el alcohol sobre la zona afectada, déjalo actuar un par de minutos y frótalo con un cepillo hasta que el colorante desaparezca.

6. Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno, o mejor conocido como agua oxigenada, es otro ingrediente que puede usarse para quitar la cera con o sin color.

Siempre y cuando se use de forma moderada es una buena opción para desmanchar sin someter las telas a productos agresivos.

Sin embargo, debes tener en cuenta que no es apto para todos los tipos de tejidos, ya que puede decolorar algunos de ellos.

7. Bicarbonato de sodio

Cuenco con bicarbonato de sodio

En algunos casos los derrames de cera dejan un residuo aceitoso que hace ver mal la ropa afectada.

Si esto te sucede, prueba el siguiente truco con bicarbonato de sodio:

  • Espolvorea una cantidad generosa de bicarbonato de sodio en la zona manchada por la grasa de la vela.
  • Déjalo reposar un par de horas y frótalo con un cepillo o toalla.
  • Enjuaga como de costumbre y repítelo si lo consideras necesario.

Visita este artículo: 7 formas de utilizar bicarbonato de sodio como remedio natural

Cuidado con las prendas delicadas

En caso de que la cera manche telas demasiado delicadas, lo más conveniente es llevarla a la tintorería antes que probar cualquiera de los trucos mencionados.

Si bien puede que algunos funcionen, es mejor cerciorarse de que no resultan dañinos para el tejido.

Una buena opción es usar una tela similar o una parte poco visible de la misma prenda para hacer una prueba antes de aplicar la totalidad del producto.

Si tienes en cuenta todos estos consejos y actúas lo antes posible podrás darle otra oportunidad a esas prendas que crees dañadas.

Evita esforzarte con detergentes comunes, ya que estos no tienen el poder suficiente para quitar este tipo de manchas y, de hecho, algunas veces hacen más difícil su eliminación.

 

 

Te puede gustar