7 usos domésticos de la lavanda que te gustará conocer

¿Sabías que la lavanda es un ingrediente ideal para evitar la proliferación de ácaros en tus armarios, así como para ahuyentar a otros insectos? Para esto último, es conveniente mezclarla con vinagre blanco.

La lavanda es una planta conocida en todo el mundo.

No solo por sus vistosas flores violetas, sino por su exquisito aroma e interesantes propiedades relajantes.

Es originaria de la cuenca del Mediterráneo occidental y existen entre 25 y 30 variedades de su especie.

En la actualidad sus flores y extractos son utilizados a nivel industrial para la elaboración de productos de limpieza, fragancias y algunos cosméticos.

No obstante, muchos prefieren aprovecharlos en su estado natural, ya que de esta forma conservan al máximo su aroma y propiedades.

Por su composición y características, es una planta con muchos usos interesantes en tareas del hogar.

¿Para qué podemos usar la lavanda?

1. Ambientador natural

la lavanda

Los ambientadores naturales se han convertido en la mejor alternativa de aquellos que sufren alergias por los químicos de los productos comerciales.

Entre estos, las flores y el aceite de lavanda son uno de los favoritos, no solo por su capacidad para neutralizar olores desagradables sino porque su fragancia es duradera y relajante.

Tanto la planta como las flores secas tienden a mejorar el ambiente del hogar, sobre todo en los espacios con poca ventilación.

¿Quieres conocer más? Lee: 4 árboles frutales que puedes hacer crecer en tu hogar

2. Tónico para pieles grasas

La infusión de lavanda es una excelente alternativa para sustituir los costosos tónicos comerciales que venden para neutralizar la piel con tendencia grasosa.

Sus propiedades limpian en profundidad los poros, remueven el exceso de grasa y dejan una agradable sensación de frescura.

Lo idóneo es aplicarla fría, ya sea con la ayuda de una botella con atomizador, un paño o un trozo de algodón.

3. Remedio contra los ácaros

ácaros la lavanda

Un simple ramillete de hojas de la lavanda es suficiente para evitar que los ácaros colonicen los armarios y muebles de madera.

Introdúcela dentro de una bolsa de tela, átala con un hilo y ponla en sitios estratégicos.

De paso estarás evitando los malos olores que suelen albergarse en este tipo de elementos.

4. Insecticida natural

En lugar de gastar grandes sumas de dinero en los insecticidas perjudiciales que venden en el mercado, puedes aprovechar las propiedades de esta maravillosa planta.

Su infusión es suficiente para ahuyentar algunos bichos indeseables.

También se recomienda potenciar sus efectos en un preparado con vinagre blanco.

Basta con incorporar las flores o el aceite dentro de un frasco con el producto y, pasados dos o tres días, proceder a utilizarlo.

5. Acondicionador para el cabello

Serums-o-sprays

Uno de los usos más interesantes de este ingrediente tiene que ver con la belleza capilar.

El líquido que resulta de la infusión de las flores tiene un efecto acondicionador que puede remplazar a los productos comerciales.

Sus propiedades limpian el cuero cabelludo, previenen la caspa y le proporcionan un brillo especial a toda la melena.

Además, es idóneo para aquellas con cabello graso que no pueden utilizar cremas ni productos con sustancias oleosas.

6. Loción para cortes y quemaduras

La lavanda en té frío se convierte en una loción natural para aliviar el ardor causado por las quemaduras y lesiones cutáneas superficiales.

Sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas aceleran la recuperación de los tejidos afectados.

También es una buena opción para evitar las infecciones en pequeños cortes.

O raspaduras y quemaduras, y para minimizar, a su vez, el riesgo de marcas y cicatrices.

7. Para purificar el ambiente de la habitación

Beneficios de la aromaterapia

El dormitorio acumula polvo que puede afectar la salud respiratoria, el sueño y el estado emocional.

Las dificultades para dormir, la sensación de malas energías y el estrés son un indicativo que su aire debe ser purificado.

Se recomienda hacer vapores con lavanda para una desintoxicación completa.

Prolongan la sensación de frescura en el cuarto y facilitan la eliminación de gérmenes y malos olores.

Sus propiedades relajantes actúan en el organismo y contribuyen a mejorar la calidad de sueño.

Visita este artículo: Las 5 mejores plantas para mejorar tu estado emocional

¡Para tener en cuenta!

La lavanda es una planta suave que no suele provocar ningún inconveniente cuando se utiliza en el hogar.

Sin embargo, en algunos casos especiales puede producir dermatitis por contacto o eccemas.

Por lo que se recomienda hacer una prueba previa antes de utilizarla sobre el cabello o la piel.

Además, es bueno comprobar la tolerancia a su aroma, ya que en ciertas personas provoca reacciones alérgicas.