8 alimentos que causan un olor corporal desagradable

¿Sabías que algunos alimentos pueden favorecer el mal olor corporal debido a que el organismo no los asimila de forma adecuada? Para solucionar el problema deberemos reducir su consumo

¿En ocasiones te notas un olor corporal desagradable y no sabes por qué puede ser? Presta atención, porque quizá se deba a la alimentación que sigues.

Una muestra de ello son estos 8 alimentos que pueden ser los culpables de que presentes ese olor corporal desagradable.

1. Tomates

mascarilla-de-tomate

Según el científico británico Charles Stewart hay una la relación entre el mal olor corporal y los tomates. El aroma del aceite de los tallos de los tomates es muy parecido al olor del sudor.

¿Por qué ocurre esto? Al olor del sudor le afectan los carotenoides y terpenos que están presentes en los tomates.

Por ello hay una relación directa entre la cantidad de tomates que consumimos, así como de todos los productos que contienen terpenos, con el aumento de olor durante la transpiración.

Lee también: 7 razones que te convencerán para comer tomates 7 días por semana

2. Productos lácteos

Aunque no lo parezca buena parte de la población del sudeste de Asia y los indígenas de Estados Unidos son intolerantes a la lactosa, ya que carecen de la enzima lactasa.

Por lo que respecta al resto de la población, aunque no carezcan de esta enzima, sí pueden reducirla para evitar los gases, la hinchazón y las flatulencias.

Cuando no acabamos de tolerar la leche, tras consumirla, el sudor huele a col.

Si tu metabolismo no es capaz de digerir la leucina, isoleucina y la valina, que se encuentran en los productos lácteos, los fluidos biológicos humanos adquirirán un olor a sirope de arce.

Si lo observas, quizá es que no toleras los lácteos.

3. Algunos pescados

atun-en-la-cocina

Algunos pescados pueden causar olor corporal desagradable y no es por manipularlos con las manos al cocinarlos. Esto va más allá.

El pescado es rico en vitamina A, pero algunos como la trucha o el atún, contienen colina (vitamina B4), que añade al olor natural humano un toque a pescado.

Tal puede ser el efecto que puede derivar en que algunas personas desarrollen el “síndrome de olor a pescado”: trimetilaminuria. Se trata de una dolencia que se ha de paliar con una dieta especial.

4. Diferentes tipos de col

Tanto el brócoli como la coliflor y el repollo son ricos en potasio y antioxidantes, pero también contienen una gran cantidad de azufre. Esta sustancia puede hacer que, al sudar, expidamos un olor agradable.

Esto ocurre porque el azufre se disocia en distintas sustancias que provocan un olor desagradable que puede durar durante varias horas. También puede originar flatulencias.

Para evitarlo solo tendrás que regular la cantidad de col que tomas en la dieta.

5. Muesli

niños yogur y cereales

Dentro del muesli encontramos productos como los cereales de grano, salvado, frutos secos y la avena.

Son alimentos que ayudan a mejorar el tránsito gastrointestinal y contienen muchos nutrientes, pero si se consumen en exceso estimulan la formación de gases.

Para evitarlo lo mejor es beber líquidos, puesto que así se reducirá el efecto negativo que tiene la ingesta de una gran cantidad de fibra en este aspecto.

6. Ajo y cebolla

Tanto el ajo como la cebolla y el chile son alimentos que sirven para acumular sustancias que, posteriormente, se eliminan a través del sudor y los pulmones.

Todo esto hace que aumente el aroma en el cuerpo y en la boca.

Por supuesto, estos dos alimentos deben de evitarse en cenas o comidas de empresa, románticas, etc. ya que, al final, te provocarán un aliento fuerte.

Ver también: Cómo reducir las varices con tomates verdes y rojos

7. Espárragos

Beneficios de los espárragos para la salud

Los espárragos son bajos en calorías pero son ricos en saponina y cumarina. La saponina es beneficiosa para las personas con esclerosis o para aquellas que tienen una úlcera péptica.

Por su parte, la cumarina tiene efectos positivos sobre el sistema cardiovascular. Además, el espárrago es un gran antioxidante natural y un potente afrodisíaco.

No obstante, también tiene desventajas.

El espárrago puede cambiar el olor del sudor y de la orina. Esto es, en parte, por el gas metanotiol, que se produce durante la digestión y que participa activamente en la formación de gases intestinales.

8. Carne roja

La carne roja tiene un gran contenido en hierro, fósforo, zinc, vitaminas y creatina. No obstante, es un alimento que se digiere lentamente y que el intestino absorbe con dificultad.

Si tomas carne roja más de 2 veces por semana notarás un impacto negativo en tu olor corporal.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar