8 alimentos que debes evitar cuando te duele el estómago

Aunque muchas veces no los relacionemos, los refrescos carbonatados pueden acrecentar la producción de gases e irritar el revestimiento del estómago, por lo que es conveniente evitarlos si presentamos problemas gástricos

El dolor de estómago es un síntoma muy común que, se puede producir por una dificultad digestiva causada por microorganismos o sustancias provenientes de los alimentos.

En casos más reducidos, este puede manifestarse por un problema inflamatorio o por desequilibrios derivados del estrés y la ansiedad.

Si bien no suele representar una complicación grave, es una dolencia muy incómoda dado que se acompaña con gases, acidez y otros síntomas de la indigestión.

Además, algunas veces, su aparición se produce por una intolerancia alimentaria que, a su vez, provoca estreñimiento o diarrea.

Debido a esto es primordial prestarle atención, no solo consumiendo remedios para aliviarlo, sino también evitando algunos alimentos que lo empeoran.

En el siguiente espacio queremos compartir en detalle los 8 principales para que procures limitar su consumo cuando este problema aparezca. ¡Descúbrelos!

1. Productos lácteos

Los lácteos

Los productos lácteos forman parte de la dieta regular de millones de personas. Son deliciosos y cuentan con nutrientes esenciales que ayudan a proteger el organismo.

No obstante, también se han catalogado como inflamatorios en aquellas personas que sufren de intolerancia a la lactosa.

Esta sustancia tarda demasiado en descomponerse y, al sobrecargar el estómago, provoca inflamación, dolor y otras molestias digestivas.

Por esta razón, aunque se pueden ingerir de forma regular, lo ideal es evitarlos cuando se padece este incómodo síntoma.

¿Quieres conocer más? Lee: ¿Qué nos dice nuestro cuerpo cuando nos duele el estómago?

2. Grasas

Cuando se sufre de dolor estomacal se debe limitar al máximo el consumo de grasas, dado que esta sustancia dificulta el proceso de digestión.

Su absorción en el intestino influye en el descontrol de los procesos inflamatorios, aumentando la intensidad del dolor y la indigestión.

Alimentos como las frituras, el helado y las carnes grasas ralentizan el movimiento intestinal y conducen a episodios de estreñimiento e inflamación.

3. Condimentos

Condimentos

Los condimentos tienen propiedades nutricionales muy apreciadas en la dieta; sin embargo, algunos resultan irritantes para el estómago y deben evitarse en casos de dolor.

Ingerir comidas demasiado condimentadas puede estimular la producción de jugos gástricos y, con estos, provocar reflujo ácido y sensación de quemazón.

Aunque no está mal consumirlos de forma moderada, se deben evitar por completo cuando se tenga cualquier problema digestivo similar.

4. Comidas picantes

Tal y como ocurre con los condimentos, los picantes irritan el revestimiento del estómago y aumentan la presencia de jugos ácidos.

Su ingesta tiende a debilitar el esfínter que impide el paso de los ácidos hacia el esófago, lo cual provoca reflujo.

Lo ideal es evitarlos por completo en casos de dolor y, en general, ingerirlos en cantidades mínimas.

5. Azúcar y dulces

Dulces

El azúcar refinado añadido, así como todos los dulces que la contienen, afectan la actividad metabólica e interfieren en los procesos digestivos.

Esta sustancia alimenta las bacterias dañinas que alteran el pH del intestino y, además de provocar inflamación, incrementa el riesgo de infección y enfermedades.

Por otro lado, no hay que ignorar que su consumo excesivo ralentiza la absorción de otros nutrientes y conduce a problemas de sobrepeso.

Visita este artículo: Descubre 3 fuentes de azúcares que son imprescindibles para tu cerebro

6. Cafeína

Tomar café

Los alimentos que contienen cafeína aumentan la tendencia a sufrir reflujo ácido, dado que irritan en estómago y afectan el proceso de digestión.

Estos ralentizan la actividad del intestino y, al causar estreñimiento, provocan inflamación y dolor.

Las fuentes de cafeína que debes evitar incluyen:

  • Café
  • Refrescos de cola
  • Té negro
  • Chocolate negro
  • Bebidas energéticas

7. Refrescos carbonatados

Refrescos

Los refrescos carbonatados son grandes enemigos de la salud metabólica y digestiva. Estas bebidas deben evitarse porque causan irritación en el revestimiento del estómago y aumentan la producción de gases, aparte de por sus elevados niveles de azúcares.

Contienen químicos como los ácidos cítricos, el ortofosfórico y el benzoato de sodio, los cuales se han asociado con inflamación y malestar estomacal.

8. Harinas refinadas

harinas-refinadas

Los carbohidratos que contienen las harinas refinadas dificultan el proceso de digestión y, al aumentar el nivel de inflamación, causan dolor y sensación de pesadez.

Ingerir este tipo de alimentos cuando se sufre dolor estomacal puede empeorar el síntoma y dificultar su tratamiento.

En su lugar se aconseja el consumo de cereales integrales, dado que su aporte de fibra apoya la actividad digestiva.

¿Te aqueja el dolor de estómago? Ten en cuenta los alimentos mencionados y procura evitarlos hasta que te alivies por completo. Y en caso de persistir los síntomas, sigue las recomendaciones de tu médico.

Bosch, A. (2004). Acidez y Antiácidos. Educación Sanitaria.