8 alimentos que debes evitar si padeces de hipertensión

Daniela Echeverri Castro·
06 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
12 Diciembre, 2018
Es posible que si tenemos hipertensión nos parezca que nuestra oferta de alimentación se reduce de manera drástica, pero todo es cuestión de hacer elecciones inteligentes y sanas.
 

¿Sabes cuáles son los alimentos que debes evitar si padeces hipertensión? ¿Te gustaría aprender a cuidarte mejor? En ese caso, lo primero que tienes que hacer es repasar qué es la hipertensión arterial y la importancia de tomar medidas a diario para controlarla adecuadamente.

La hipertensión arterial es uno de los trastornos cardiovasculares más comunes en la población. Se desarrolla cuando el corazón tiene dificultades para bombear la sangre hacia las demás partes del cuerpo.

Ocurre debido al estrechamiento u obstrucción de las arterias. Esta obstrucción ocasiona limitaciones en el transporte del flujo sanguíneo, duplicando el esfuerzo del músculo cardíaco.

Desde hace algunas décadas, hace parte de las patologías catalogadas como “asesino silencioso”. Esto se debe a que suele ser asintomática y no genera reacciones contundentes hasta convertirse en un problema grave.

Lo más preocupante es que interfiere en el funcionamiento de otros sistemas del cuerpo y, con los días, genera alteraciones que afectan la calidad de vida. Debido a esto, es fundamental someterse a continuos chequeos médicos, en especial cuando se tienen antecedentes familiares u otros factores de riesgo.

 

Además, en caso de ser diagnosticados, se debe limitar el consumo de algunos alimentos que, por su composición, pueden generar más complicaciones. ¿Los conoces? Descubre un breve listado.

Alimentos que debes evitar si tienes hipertensión

La alimentación desempeña un papel muy importante en el control de la hipertensión. De este modo, mientras algunos alimentos contribuyen a reducir la presión arterial alta, otros pueden empeorarla. En este caso, nos centraremos en aquellos que pueden resultar perjudiciales.

A modo general, entidades como la American Heart Association recomiendan limitar los alimentos y bebidas con alto contenido calórico pero cuyo aporte de nutrientes es bajo. Además, también deben limitarse las fuentes de grasas saturadas , grasas trans y sodio.

Para ello, es conveniente leer las etiquetas de información nutricional detenidamente; así, es posible determinar si los productos alimentarios tienen un buen valor nutricional o si no son saludables.

 

1. Pan

Cereales y pan de molde

El pan y otros productos de panadería contienen altos niveles de sodio y grasas saturadas que, al ser asimilados, inciden en el aumento de los niveles de presión arterial. Una sola porción llega a aportar hasta 230 miligramos de sodio, es decir, un 15 % de la cantidad diaria recomendada para el cuerpo.

El problema se agrava por su contenido de harinas refinadas que, ingeridas de forma excesiva, ocasionan sobrepeso y diabetes, dificultando el control de esta condición. En un estudio publicado en la revista Nutrients, se asoció el consumo de pan con un aumento de presión arterial en adultos de la Ciudad de México.

Por todo ello, el pan y productos afines son algunos de los alimentos que debes evitar si padeces hipertensión.

 

Ver también: Delicioso batido matinal para controlar la presión arterial alta

2. Bebidas con cafeína

El consumo excesivo de bebidas como el café y los refrescos de cola influyen en el aumento de la presión arterial, sobre todo cuando ya hay un diagnóstico de hipertensión. Todas las bebidas y alimentos con cafeína ejercen un efecto estimulante que, inevitablemente, influye en la actividad de la presión arterial.

De acuerdo con una publicación en Clínica Mayo, la cafeína puede producir un aumento breve pero dramático de la presión arterial, incluso en aquellos que no tienen presión arterial alta. Una de las hipótesis sugiere que la cafeína podría bloquear una hormona que ayuda a mantener las arterias ensanchadas, pero no hay estudios concluyentes al respecto.

También puede interesarte: Claves para equilibrar nuestra alimentación después del verano

3. Aderezos industriales

salsas para ensaladas
 

Los aderezos industriales que distribuyen para las ensaladas y otras recetas suelen tener entre su composición altos niveles de sodio que, como ya lo mencionamos, puede conducir al deterioro de la salud arterial.

La mayonesa, la salsa de tomate y otros productos similares están compuestos por añadidos químicos que, aunque le dan un sabor delicioso, a largo plazo generan dificultades metabólicas. Por ello, son alimentos que debes evitar si padeces hipertensión.

4. Margarina

La margarina no es necesariamente mala si se consume en cantidades moderadas. Sin embargo, a la hora de elegirla es importante escoger las versiones libres de grasas trans. Como lo demuestran algunos estudios, las grasas trans no solo inciden en la hipertensión, sino que se asocian a otras enfermedades cardíacas y metabólicas.

5. Quesos

El queso también enemigo de la hipertensión
 

Los quesos tradicionales tienen un alto contenido de sal y grasas saturadas que promueven el aumento de la presión arterial. El sodio favorece la retención de líquidos en los tejidos y, a su vez, aumenta la tensión y el nivel de inflamación.

Por su parte, las grasas se van depositando en las arterias, y ocasionan un endurecimiento que interfiere con la circulación sanguínea. Por lo tanto, los pacientes con hipertensión deben evitarlo, o bien, remplazarlo por una receta de origen vegetal.

Conoce también 8 consejos para iniciarte en la comida saludable

6. Carnes embutidas

Las carnes embutidas parecen una buena opción de alimentación porque siempre lucen frescas y tienen un sabor muy agradable. No obstante, hace algunos años se viene desaconsejando su ingesta, dado que aportan grandes cantidades de grasas saturadas y compuestos químicos que afectan la salud, como lo detalla un reciente estudio publicado en European Journal of Epidemiology.

Su alto contenido de sal, sumado a las calorías y conservantes, aumenta el nivel de inflamación de los tejidos y dificulta la circulación a través de las arterias. Incluso, a largo plazo, son una causa de alteraciones metabólicas, incluyendo la obesidad y la diabetes.

 

Por todo lo anterior, las carnes embutidas son otro de los alimentos que debes evitar si padeces hipertensión.

Conoce también: Los mejores cereales sin gluten para incluir en tu dieta

7. Dulces

Dulces trata de evitarlos para combatir la hipertensión

Los dulces y azúcares refinados son altamente adictivos y, por desgracia, bastante perjudiciales para la salud. Deben excluirse de la alimentación de los hipertensos, ya que conducen al aumento excesivo de peso.

Asimismo, pueden generar complicaciones como la diabetes. Puedes optar por una pequeña cantidad de chocolate amargo que, por su composición de cacao, resulta menos perjudicial.

Te recomendamos leer: 7 frutas beneficiosas para los pacientes con diabetes

8. Encurtidos

Los encurtidos están compuestos por una alta cantidad de sal que aumenta el riesgo de hipertensión arterial. Incluso, en un reciente estudio publicado en Clinical Nutrition Research se les relaciona con un mayor riesgo de obesidad.

 

Siempre puedes consultar al nutricionista

Nos encontramos con varios alimentos de consumo regular que están desaconsejados en la hipertensión. Si los identificas en tu dieta y padeces este problema de salud, trata de sustituirlos por alternativas saludables.

Si tienes dudas sobre cómo debe ser tu alimentación, consulta al nutricionista. El profesional podrá indicarte qué es lo mejor para ti y por qué, así como también hacerte sugerencias de combinaciones de alimentos.

 
  • OMS, O. M. de la S. (2013). Información general sobre la hipertensión en el mundo. Oms. https://doi.org/WHO/DCO/WHD/2013.2
  • Ponce-Martínez X, Colin-Ramirez E, Sánchez-Puerto P, et al. Bread Consumption Is Associated with Elevated Blood Pressure among Adults Living in Mexico City⁻A Sub-Analysis of the Tlalpan 2020 Study. Nutrients. 2018;10(12):1969. Published 2018 Dec 13. doi:10.3390/nu10121969
  • Ndanuko RN, Tapsell LC, Charlton KE, Neale EP, Batterham MJ. Dietary Patterns and Blood Pressure in Adults: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials. Adv Nutr. 2016;7(1):76–89. Published 2016 Jan 15. doi:10.3945/an.115.009753
  • Martínez-Vila, E., Murie Fernández, M., Pagola, I., & Irimia, P. (2010). Enfermedades cardiovasculares. Anales de Patología Vascular. https://doi.org/10.1590/S1020-49892000000100012
  • ENSANUT. (2012). Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012. 2012. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • Micha R, Mozaffarian D. Trans fatty acids: effects on cardiometabolic health and implications for policy. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids. 2008;79(3-5):147–152. doi:10.1016/j.plefa.2008.09.008
  • Sathyanarayana Rao TS, Yeragani VK. Hypertensive crisis and cheese. Indian J Psychiatry. 2009;51(1):65–66. doi:10.4103/0019-5545.44910
  • van den Brandt, P. A. (2019). Red meat, processed meat, and other dietary protein sources and risk of overall and cause-specific mortality in The Netherlands Cohort Study. European Journal of Epidemiology, 34(4), 351–369. https://doi.org/10.1007/s10654-019-00483-9
  • Rouhani MH, Agh F, Azadbakht L. Pickle Consumption is Associated with Body Mass Index and Blood Pressure among Iranian Female College Students: a Cross-Sectional Study. Clin Nutr Res. 2018;7(4):256–265. doi:10.7762/cnr.2018.7.4.256