8 alimentos que debes incluir en tu dieta para combatir la anemia

Si presentamos un cuadro de anemia es fundamental que incluyamos en nuestra dieta alimentos que nos ayuden a estabilizar los niveles de hierro y otros nutrientes para evitar problemas mayores

La anemia es un trastorno que se desarrolla cuando los niveles de hemoglobina en la sangre disminuyen, ya sea por una deficiencia de hierro, hemorragias o una enfermedad.

Como consecuencia, se dificulta el transporte del oxígeno hacia los tejidos y las células del organismo, y se generan una serie de desequilibrios en los sistemas principales.

De no controlarse pueden originarse enfermedades de mayor cuidado como es el caso de la hipertensión, la pérdida de la memoria y la insuficiencia cardíaca.

Además, dado que se presentan fuertes deficiencias nutricionales, el sistema inmunitario se debilita y aumenta el riesgo de padecer infecciones bacterianas y virales.

Por fortuna, hay algunos alimentos pueden ayudan a contrarrestar sus efectos, al sobreponer los nutrientes perdidos y aumentar la producción de glóbulos rojos.

En esta ocasión queremos compartir en detalle los 8 más importantes para que no dejes de añadirlos en tu dieta.

1. Carnes rojas

Carnes rojas

Los alimentos de origen animal como las carnes rojas representan una fuente significativa de hierro y otros minerales que se requieren para combatir la anemia.

Aunque su consumo debe ser moderado, puede añadirse en la alimentación regular para aumentar la producción de hemoglobina.

Cada 100 g de carne puede proporcionar unos 2,5 mg de hierro que, cabe destacar, es de fácil absorción.

Lee: Alimentos para aumentar los niveles de hemoglobina

2. Pescado azul

El pescado azul no solo aporta ácidos grasos omega 3 y proteínas de alta calidad sino que, además, es una importante fuente de hierro y minerales.

De hecho, es una de las mejores alternativas para quienes no puede comer carnes rojas ya que algunas de sus variedades aportan más cantidad de hierro:

  • Anchoas: 6,7 mg.
  • Sardinas: 4,8 mg.
  • Boquerones: 2,5 mg.

3. Espinacas

Espinacas

Entre las fuentes de hierro de origen vegetal más destacadas nos encontramos con las prodigiosas hojas de espinacas.

Esta verdura, presente en la dieta de millones de personas, aporta nutrientes importantes como:

  • Minerales (hierro, magnesio, calcio, potasio)
  • Vitaminas (A, C, del complejo B, E)
  • Fibra dietética.

Estos componentes previenen las deficiencias nutricionales y, a su vez, contrarresta los efectos negativos de la anemia.

Se recomienda el consumo de media taza de espinaca al día para aumentar la producción de glóbulos rojos hasta en un 20 %.

4. Legumbres

Las legumbres son uno de los alimentos que no deben faltar en la alimentación de los pacientes diagnosticados con anemia.

Estas no solo representan una gran fuente de hierro, sino que brindan otros minerales esenciales, proteínas y antioxidantes.

Su ingesta incrementa la producción de hemoglobina y, a su vez, aumenta los niveles de energías físicas y mentales para reducir la fatiga.

Las más destacadas son:

  • Las lentejas.
  • La soja.
  • Las alubias.
  • Los frijoles.
  • Los garbanzos.

5. Avena

avena

Considerada como “la reina de los cereales”, la avena es un alimento muy completo desde el punto de vista nutricional.

Sus carbohidratos y proteínas de alta calidad favorecen el gasto energético y reducen los episodios de debilidad y cansancio.

Su significativo aporte de hierro controla la disminución de glóbulos rojos y facilita el alivio de los síntomas de la anemia.

6. Miel de abeja

La miel de abejas natural es un alimento muy saludable que, por su aporte de hierro, cobre y manganeso, favorece la síntesis de hemoglobina y la reducción de la anemia.

Sus azúcares naturales son utilizados como “combustible” para el organismo, por lo que disminuye la sensación de cansancio y sueño constante.

¿No lo sabías? Estos son los 8 beneficios que obtienes por comer canela con miel

7. Frutos secos

Frutos secos

Los frutos secos son una buena opción de alimentación para esos momentos de ansiedad en los que se desea ingerir más calorías de las habituales.

Estos no solo prolongan la sensación de saciedad de una forma saludable sino que brindan nutrientes como los ácidos grasos y los minerales, ambos necesarios para prevenir y combatir la anemia.

Procura consumir pequeñas raciones de:

  • Almendras
  • Nueces
  • Cacahuetes
  • Pistachos
  • Albaricoques secos
  • Melocotones secos
  • Higos
  • Dátiles

8. Huevos

Los huevos son una buena elección alimentaria cuando se están atravesando cuadros de anemia que conducen al debilitamiento del cabello y las uñas.

Su contenido de hierro, además de proteínas y antioxidantes, ayuda a controlar los problemas capilares y reducir el quiebre de las uñas.

En conjunto aumentan la oxigenación celular, dado que estimulan la producción de hemoglobina.

Se aconseja acompañar su consumo con un vaso de jugo de naranja, ya que esto favorece la asimilación de sus nutrientes.

Ten en cuenta que estos alimentos se deben incluir dentro de un plan dietario que cuente con todos los grupos de nutrientes en porciones balanceadas y controladas en calorías.

Consúmelos de forma regular como parte del tratamiento de esta enfermedad.

 

 

 

Te puede gustar