8 alimentos que debes ingerir para tener un cerebro sano

Además de incluir estos alimentos de manera regular en nuestra dieta, para cuidar de nuestro cerebro también debemos evitar el estrés y el abuso de tóxicos, como el tabaco o el alcohol

El cerebro es uno de los órganos más importantes y complejos de nuestro cuerpo que, junto al sistema nervioso, se encarga de brindarnos una amplia variedad de habilidades físicas y mentales.

Se encuentra ubicado en la parte anterior y superior de la cavidad craneal y constituye la parte más voluminosa del encéfalo.

Funciona como eje de control de todo el cuerpo, no solo porque regula las funciones cognitivas, sino también porque interviene en procesos vitales de todos los órganos y sistemas.

Es tan sorprendente que, hasta ahora, no se ha podido determinar con exactitud cuál puede ser su mayor alcance en el desarrollo de los seres humanos.

Lo que sí se sabe con claridad es que los hábitos de vida influyen para bien o para mal en las múltiples tareas que desempeña.

Por ejemplo, a través de la dieta se le pueden proporcionar algunos nutrientes esenciales cuya absorción ayuda a conservarlo sano a pesar del paso del tiempo.

En el siguiente espacio queremos compartir 8 alimentos saludables que todos pueden ingerir para cuidar de este órgano.

1. Chocolate

Chocolate amargo

El consumo moderado de chocolate, con mínimo 60% de cacao, le brinda interesantes beneficios a la salud cerebral y del sistema nervioso.

  • Este alimento contiene altos niveles de sustancias antioxidantes que, tras ser absorbidas, minimizan los efectos negativos de los radicales libres sobre las células.
  • También aporta cantidades significativas de vitaminas del complejo B y minerales, necesarios para evitar los desequilibrios hormonales y nerviosos.
  • Está recomendado para estimular la producción de serotonina y endorfinas, dos neurotransmisores que controlan el estrés y la ansiedad.

Ver también: El chocolate y sus beneficios para el corazón

2. Yogur natural

La razón por la que se aconseja el consumo de yogur natural para mejorar el funcionamiento del cerebro es porque contiene bacterias saludables que ayudan a protegerlo.

Si bien estos cultivos vivos actúan de forma directa en la salud intestinal, su absorción influye de forma positiva en la salud óptima del cerebro.

3. Avena

avena

Conocida como “la reina de los cereales”, la avena es un alimento rico en compuestos nutricionales que le brindan muchos beneficios a la salud del cuerpo.

  • Concentra cantidades importantes de vitamina B1, necesaria para proteger el cerebro frente al desgaste causado por la edad y los radicales libres.
  • Sus compuestos antioxidantes frenan el daño celular ocasionado por los radicales libres y, de paso, promueven la concentración y la habilidad de la memoria.
  • Se recomienda para épocas de mucho esfuerzo intelectual, dado que proporciona un plus de energía saludable.

4. Cebolla

La cebolla es un alimento rico en compuestos antioxidantes que contribuyen a proteger las células del cerebro para evitar el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas.

Su gran aporte de quercetina y antocianinos contribuye a mejorar la habilidad de concentración y, a su vez, equilibra las funciones del sistema nervioso central.

5. Pescado azul

Pescado-azul

El pescado azul es una de las mayores fuentes naturales de ácidos grasos omega 3, un tipo de grasa saludable poliinsaturada que brinda beneficios tanto en la salud cardíaca como en la cognitiva.

Este nutriente facilita la limpieza de las arterias, ya que remueve el colesterol e evita la formación de placa.

Sus propiedades antiinflamatorias mejoran el proceso de oxigenación celular e impiden el desarrollo de trastornos crónicos como el accidente cerebrovascular.

6. Aguacate

Este delicioso fruto de pulpa verde tiene grasas saludables y compuestos antioxidantes que contribuyen a prevenir el envejecimiento prematuro de las células del cerebro.

Sus ácidos grasos omega 3, además de su vitamina E, contrarrestan los efectos nocivos de los radicales libres y previenen el deterioro cognitivo.

7. Semillas de lino

Beneficios de las semillas de lino

Las semillas de lino contienen ácidos grasos omega 3, vitamina E y otros compuestos con acción antioxidante que contribuyen a proteger la salud del cerebro.

Su consumo le brinda un extra de energía a todo el organismo y, de paso, mejora la concentración y el rendimiento mental.

Al añadirlas en la dieta se reduce el impacto negativo del daño oxidativo y se combate el envejecimiento celular de los tejidos cerebrales.

Te recomendamos leer: Cómo preparar en casa un gel ecológico de semillas de lino para el cabello

8. Aceite de oliva

Las grasas saludables que contiene el aceite de oliva virgen extra son útiles para remover el colesterol malo (LDL) en las arterias. Este está asociado con trastornos cardiovasculares, como el accidente cerebrovascular.

Este nutriente, sumados a sus antioxidantes, controla los procesos inflamatorios del cuerpo y disminuye los desequilibrios en el sistema nervioso.

Su ingesta potencia el buen funcionamiento de las células y la circulación sanguínea, lo cual es determinante para conservar el cerebro sano.

El consumo habitual de estos alimentos es una gran forma de promover el bienestar cognitivo. Inclúyelos en tu dieta regular y obtén todos sus beneficios.