8 alimentos para mejorar la salud circulatoria

08 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande
Existen algunos alimentos cuyos componentes, como los antioxidantes naturales, pueden ayudar a mejorar la salud vascular. Te contamos cuáles son en el siguiente artículo.

Mantener o incluso mejorar la salud circulatoria es fundamental para prevenir numerosas enfermedades cardíacas y gozar de una buena salud. Las enfermedades cardiovasculares son, hoy en día, una de las principales causas de muerte en los países desarrollados.

Gracias al sistema circulatorio, la sangre fluye por todo el cuerpo, los nutrientes y el oxígeno llegan a las células y se eliminan los desechos. Por ello, a lo largo de este artículo explicaremos las diferentes propiedades que nos aportan una serie de alimentos que debemos consumir si queremos mejorar la salud circulatoria.

Alimentos para mejorar la salud circulatoria

Mantener una alimentación adecuada puede ayudar a tener una buena salud cardiovascular, según diversos estudios.

1. Limón

El limón es una fruta es rica en vitamina C, la cual es imprescindible para la formación de colágeno y elastina. Estas sustancias son de carácter proteico y ayudan a conformar la pared capilar.

Tomar un zumo de limón por las mañanas es una buena opción para mejorar la salud circulatoria. Además, si puedes añadir un poco de la piel mejor, ya que contiene más antioxidantes. Si te resulta muy ácido, otra opción es que añadas un poco del jugo de limón a tus verduras a modo de aliño. Los antioxidantes que contiene este cítrico contribuirán a reducir la oxidación de la lipoproteína LDL, lo cual puede estar relacionado con un menor riesgo de desarrollar placas de ateroma.

2. Cúrcuma

Este alimento presenta propiedades antiinflamatorias, tal y como evidencia un artículo publicado en la revista Molecules. Buena parte de sus beneficios para mejorar la salud circulatoria se deben a su efecto antioxidante para contrarrestar la acción de los radicales libres y de los tóxicos en el organismo.

Normalmente, el cuerpo neutraliza los radicales libres que se producen de forma natural. Pero si la producción de los mismos es excesiva, se producen daños en el organismo como:

  • Aumenta el riesgo de cáncer.
  • Se acelera el envejecimiento.
  • Mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Mayor incidencia de pñarkinson, alzhéimer, arterioesclerosis y de diabetes.

3. Mejorar la salud circulatoria con jengibre

El consumo frecuente y habitual del jengibre ayuda a potenciar la energía y activa la circulación de la sangre, pues la hace más fluida. Es recomendable consumirlo fresco o seco a diario. Puedes tomarlo en salas, en crema de verduras o en infusiones.

Quizás también te interese leer: Las propiedades del jengibre y sus posibles usos

4. Pipas de girasol

Pipas de girasol
Las semillas del girasol son ricas en grasas cardiosaludables y antioxidantes naturales como la vitamina E.

Estos frutos secos, además de aportar ácidos grasos esenciales, son ricos en vitamina E. Esta se caracteriza por su gran actividad antioxidante, siendo uno de los más potentes. Consumiendo una cucharada al día de pipas de girasol podrás tener los requerimientos de vitamina E cubiertos y mejorar la salud circulatoria.

Además, los ácidos grasos omega 3 que contienen estos alimentos contribuyen a reducir la inflamación sistémica, reduciendo el riesgo cardiovascular, según un estudio publicado en la revista Expert Review of Clinical Pharmacology.

5. Ajo

El ajo es un alimento con propiedades anticoagulantes, es decir, ayuda a la sangre a que circule mejor en los vasos sanguíneos y evita la formación de coágulos. Por lo tanto, al igual que la cebolla, estimula la circulación sanguínea. Para obtener mejor sus beneficios para el organismo, se recomienda consumir un diente de ajo crudo al día. De este modo se evita la degradación de la inulina que contiene.

6. Agua para mejorar la salud circulatoria

Beber agua en abundancia es beneficioso para mejorar la salud circulatoria además de para otras funciones del organismo, ya que es fundamental para la vida.

El agua ayuda a eliminar toxinas del cuerpo, lo que sin duda ayuda a mejorar la salud circulatoria, previniendo, además, la formación de coágulos. Por ello, se recomienda tomar entre un litro y medio y dos litros al día para mantener el cuerpo hidratado y poder transportar los nutrientes necesarios a todos los órganos y tejidos.

7. Nueces

Nueces
Los beneficios de las nueces sobre la salud cardiovascular son más que conocidos. Únicamente se debe controlar su cantidad por la presencia de grasas.

Tienen un alto índice de vitamina B3, la cual ayuda a mejorar la circulación de la sangre. Además, sus ácidos grasos contrarrestan el colesterol y la inflamación en el sistema circulatorio.

8. Jitomates, sandía y melón

Estos alimentos contienen licopeno, un antioxidante que estimula la circulación sanguínea y previene problemas cardíaco, así como la oxidación de la lipoproteína LDL. Además, los jitomates también previenen las enfermedades vasculares como la arteriosclerosis e impiden la formación de grasa en la sangre.

Lee también: Prepara una infusión de semillas de sandía y obtén estos 8 beneficios

Otras recomendaciones para mejorar la salud circulatoria

Mujer con las piernas elevadas para mejorar la salud circulatoria
En caso de hinchazón, elevar las piernas tras la jornada diaria nos ayudará a aliviar sus molestias.

Claro está que una buena alimentación es fundamental para gozar de una buena salud y prevenir numerosas enfermedades. Sin embargo, también es necesario adoptar otra serie de hábitos saludables, como hacer ejercicio físico regular o la ingesta de agua frecuente, como hemos mencionado.

También puedes:

  • Elevar las piernas varios momentos al día para reducir la hinchazón.
  • Evitar la ropa ajustada.
  • Consumir alimentos con potasio, porque regula la eliminación de agua por los riñones y previenen la tensión arterial.

Optimiza tu dieta para mejorar la salud circulatoria

A parte de los alimentos mencionados, hay otros que también pueden mejorar la salud circulatoria. De esta forma, no tienes excusa para no incluirlos en tu dieta y adoptar unos hábitos de vida saludable. Te sentirás mucho mejor contigo mismo y prevendrás las enfermedades cardiovasculares.

Por último, no olvides que como método de prevención de la enfermedad cardiovascular el ejercicio físico es fundamental. Practícalo con frecuencia.

  • He Y., Yue Y., Zheng X., Zhang K., et al., Curcumin, inflammation and chronic diseases: how are they linked? Molecules, 2015. 20 (5): 9183-213.
  • Watanabe Y., Tatsuno I., Omega 3 polyunsaturated fatty acids for cardiovascular diseases: present, past and future. Expert Rev Clin Pharmacol, 2017. 10 (8): 865-873.