8 alimentos que debes eliminar de tu dieta para evitar mucosidad

Los productos lácteos y otros de origen animal son ricos en grasas y proteínas que pueden favorecer la acumulación de mucosidades en la garganta y en las vías respiratorias

La acumulación de moco en las vías respiratorias ocasiona síntomas como la congestión. Si bien se puede controlar con algunos medicamentos, también es importante vigilar la alimentación. ¿Sabías que debes evitar algunos alimentos en la dieta para evitar mucosidad?

Aunque estos no son los detonantes directos del exceso de moco, su ingesta puede incidir en los procesos que aumentan su producción. Por eso, a pesar que muchos contienen nutrientes importante, es mejor evitarlos cuando se padece este problema. ¡Descúbrelos!

¿Cuál es la función de la mucosidad?

La mucosidad es una secreción viscosa que recubre las membranas del cuerpo y que contiene enzimas antisépticas e inmunoglobulinas. En el sistema respiratorio el moco es el responsable de atrapar pequeñas partículas, como bacterias y polvo, que intentan entrar a través de la nariz hacia el resto del cuerpo.

Al actuar como un protector de los pulmones, el moco suele incrementarse en las vías respiratorias cuando tenemos algún tipo de infección, como es el caso de la gripe, los resfriados o las alergias.

El exceso de mucosidad es un síntoma muy molesto que nos puede hacer sentir enfermos y débiles durante el día.  Lo peor es que, si no se le da un tratamiento oportuno, se puede presentar en varias áreas de nuestro cuerpo como, por ejemplo, la nariz, el pecho, los oídos y la garganta.

Este síntoma es un mecanismo de defensa ante los virus y bacterias que afectan el sistema respiratorio. Por eso, para lograr disminuir su producción excesiva, se debe tratar el origen del problema.

Descubre: 6 remedios expectorantes con plantas para curar la tos con flemas

Alimentos que debes excluir de tu dieta para evitar mucosidad

En una dieta para evitar mucosidad se deben  excluir alimentos cuyas propiedades empeoran los niveles de inflamación del organismo y la producción de flema. Asimismo, hay que limitar la ingesta de aquellos ingredientes que pueden afectar la salud del sistema inmunitario.

¡Conócelos!

1. Productos lácteos

Los-productos-lácteos

Este tipo de productos encabezan el listado de los alimentos que se deben limitar en una dieta para evitar mucosidad. Si bien son una fuente importante de minerales como el calcio, su alto contenido de proteínas y grasa puede empeorar los síntomas.

Los lácteos que se deben evitar son:

  • Leche entera
  • Yogur y queso
  • Helados que contengan leche
  • Crema de leche
  • Leche condensada

2. Carnes rojas

La concentración de proteínas que contienen las carnes rojas pueden empeorar la segregación y acumulación de moco en los conductos respiratorios. Por eso, en caso de gripes, resfriados y similares, se desaconseja su consumo.

3. Grasas y aceites de origen animal

Grasas-y-aceites-de-origen-animal

La mayoría de dietas incluyen grandes cantidades de grasas y aceites de origen animal, como por ejemplo, la mantequilla, la manteca y los ácidos grasos omega 6. Sin embargo, son alimentos que es mejor excluir en una dieta para evitar mucosidad. En su lugar es preferible tomar fuentes de ácidos grasos omega 3 como el aceite de oliva.

4. Ciertas variedades de frutas y verduras

Sabemos que las frutas y las verduras suponen una parte importante de nuestra dieta y las debemos consumir diariamente para aprovechar todas sus bondades. Sin embargo, cuando hay una producción excesiva de moco, es mejor evitar algunas variedades como:

  • Plátano
  • Maíz
  • Repollo
  • Batata
  • Patata

Ver también: 9 alimentos para elevar las defensas

5. Trigo

Trigo

El trigo es uno de los alimentos que inciden en la producción excesiva de flemas. Si bien se desconoce cuáles son los componentes que provocan este problema, muchos creen que tiene que ver con el gluten. En cualquier caso, limitarlo de la dieta en caso de resfriados y gripe puede favorecer el alivio de la congestión.

6. Bebidas que conducen a la deshidratación

Cuando tenemos una infección respiratoria es clave incrementar el consumo de agua y comidas hidratantes para hacerle frente al problema. Algunas personas podrían considerar que beber refrescos o gaseosas es una buena opción para hidratar el cuerpo.

Sin embargo, las bebidas refrescantes contienen altas cantidades de azúcares y otros componentes que lo único que hacen es deshidratar el organismo. Esto, a su vez, trae como consecuencia dificultades para expulsar el exceso de moco.

7. Nueces y cacahuetes

Nueces-y-cacahuetes dieta para evitar mucosidad

Los frutos secos pueden incrementar la producción de moco y flemas en aquellas personas que tienen intolerancias o alergias. Lo mismo puede ocurrir con otros tipos de intolerancias alimentarias.

8. Alimentos refinados

Los alimentos refinados como el azúcar y la harina son de difícil digestión y pueden empeorar los problemas de  congestión. Así mismo, las personas que sufren de intolerancia al gluten deben evitarlo ya que, además de sufrir de problemas digestivos, también pueden sufrir molestias por el exceso de mucosidad y las flemas.

¿Sueles ingerir estos alimentos con regularidad? Si estás atravesando una crisis de congestión, trata de limitarlos. En su lugar, consume alimentos para fortalecer el sistema inmunitario.

  • Bachert C, Calus L, Gevaert P. Rhinosinusitis and nasal polyps. In: Adkinson NF, Bochner BS, Burks AW, et al, eds. Middleton's Allergy: Principles and Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 43.
  • Corren J, Baroody FM, Pawankar R. Allergic and nonallergic rhinitis. In: Adkinson NF, Bochner BS, Burks AW, et al, eds. Middleton's Allergy: Principles and Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 42.
  • Butler, L. M., Koh, W.-P., Lee, H.-P., Yu, M. C., & London, S. J. (2004). Dietary Fiber and Reduced Cough with Phlegm. American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine. https://doi.org/10.1164/rccm.200306-789OC