8 alimentos que debes eliminar de tu dieta para evitar mucosidad

Carolina Betancourth·
30 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante al
28 Diciembre, 2018
Algunos alimentos han sido asociados con mayores incomodidades cuando se sufre mucosidad. ¿Cuáles son? ¿Qué debemos saber al respecto? En este espacio vamos a detallarlos.
 

La acumulación de moco en las vías respiratorias ocasiona síntomas como la congestión. Si bien se puede controlar con algunos medicamentos, también es importante vigilar la alimentación. ¿Sabías que debes limitar algunos alimentos en la dieta para evitar mucosidad?

Aunque estos no son los detonantes directos del exceso de moco, su ingesta puede incidir en los procesos que aumentan su producción. Por eso, a pesar que muchos contienen nutrientes importantes, es mejor evitarlos cuando se padece este problema. ¡Aquí los detallamos!

¿Cuál es la función de la mucosidad?

La mucosidad es una secreción viscosa que recubre las membranas del cuerpo y que contiene enzimas antisépticas e inmunoglobulinas. En el sistema respiratorio el moco es el responsable de atrapar pequeñas partículas, como bacterias y polvo, que intentan entrar a través de la nariz hacia el resto del cuerpo.

Al actuar como un protector de los pulmones, el moco suele incrementarse en las vías respiratorias cuando se presenta algún tipo de infección, como es el caso de la gripe, los resfriados o las alergias.

 

El exceso de mucosidad es un síntoma molesto que nos puede hacer sentir enfermos y débiles durante el día.  Lo peor es que, si no se le da un tratamiento oportuno, se puede presentar en varias áreas del cuerpo como, por ejemplo, la nariz, el pecho, los oídos y la garganta.

Este síntoma es un mecanismo de defensa ante los virus y bacterias que afectan el sistema respiratorio. Por eso, para disminuir su producción excesiva, se debe tratar el origen del problema.

Descubre: 6 remedios expectorantes con plantas para curar la tos con flemas

Alimentos que debes excluir de tu dieta para evitar mucosidad

En una dieta para evitar mucosidad se deben excluir alimentos que, por su composición, pueden incrementar la producción de moco, de acuerdo con información del Lung Institute’s. Asimismo, hay que limitar la ingesta de aquellos ingredientes que pueden afectar la salud del sistema inmunitario.

1. Productos lácteos

Los productos lácteos pueden hacer que algunas personas sientan que su mucosidad y saliva es más espesa y difícil de tragar. Sin embargo, como lo detalla una revisión publicada en British Medical Journal, no hay evidencias de que la leche conduce a una secreción excesiva de moco.

 

Sabiendo esto, solo debemos evitar esta variedad de alimentos cuando sentimos que hacen más espesa la mucosidad. De lo contrario, se pueden consumir sin problema.

Productos lácteos
Los lácteos no aumentan la producción de mocos, sin embargo, parece ser que aumentan las incomodidades debido a este síntoma.

2. Carnes rojas

Las investigaciones no han podido comprobar que las carnes rojas aumentan la mucosidad. Sin embargo, se cree que su consumo puede empeorar la segregación y acumulación de moco en los conductos respiratorios. Por eso, en caso de gripes, resfriados y similares, se desaconseja su ingesta.

3. Grasas y aceites de origen animal

La mayoría de dietas incluyen grandes cantidades de grasas y aceites de origen animal como, por ejemplo, la mantequilla, la manteca y los ácidos grasos omega 6. Sin embargo, son alimentos que es mejor excluir en una dieta para evitar mucosidad. En su lugar es preferible tomar fuentes de ácidos grasos omega 3 como el aceite de oliva.

 

4. Ciertas variedades de frutas y verduras

Sabemos que las frutas y las verduras suponen una parte importante de la dieta y las debemos consumir diariamente para aprovechar todas sus bondades. Sin embargo, cuando hay una producción excesiva de moco, es mejor evitar algunas variedades como las siguientes: 

  • Maíz
  • Repollo
  • Batata
  • Patata

Ver también: 9 alimentos para elevar las defensas

5. Trigo

El trigo es uno de los alimentos que inciden en la producción excesiva de flemas. Si bien se desconoce cuáles son los componentes que provocan este problema, algunos estudios sugieren que tiene que ver con el gluten. En cualquier caso, limitarlo de la dieta en caso de resfriados y gripe puede favorecer el alivio de la congestión.

Limitar el gluten de la dieta para evitar mucosidad
El trigo parece empeorar la mucosidad. Aunque no hay evidencias concluyentes, parece ser que se debe a su contenido de gluten.

6. Bebidas que conducen a la deshidratación

 

Cuando tenemos una infección respiratoria es clave incrementar el consumo de agua y comidas hidratantes para hacerle frente al problema. Algunas personas podrían considerar que beber refrescos o gaseosas es una buena opción para hidratar el cuerpo.

Sin embargo, las bebidas refrescantes contienen altas cantidades de azúcares y otros componentes que lo único que hacen es deshidratar el organismo. Esto, a su vez, trae como consecuencia dificultades para expulsar el exceso de moco.

7. Nueces y cacahuetes

Los frutos secos pueden incrementar la producción de moco y flemas en aquellas personas que tienen intolerancias o alergias, explicadas en esta publicación de Journal of Asthma and Allergy. Lo mismo puede ocurrir con otros tipos de intolerancias alimentarias.

8. Alimentos refinados

Los alimentos refinados como el azúcar y la harina son de difícil digestión y pueden empeorar los problemas de  congestión. Asimismo, las personas que sufren de intolerancia al gluten deben evitarlo ya que, además de sufrir de problemas digestivos, también pueden sufrir molestias por el exceso de mucosidad y las flemas.

 

Dieta para evitar la mucosidad: ¿qué recordar?

En caso de padecer mucosidad, lo mejor es limitar el consumo de los alimentos mencionados. Si bien las evidencias aún son insuficientes, datos anecdóticos sugieren que podrían empeorar este síntoma.

Ahora bien, en su lugar, conviene aumentar el consumo de alimentos sanos que contribuyen a reforzar el sistema inmunitario. De acuerdo con un artículo publicado por la Escuela de Salud Pública de Harvard, es conveniente ingerir fuentes de probióticos y prebióticos; vitaminas A , B6, C, D y E; y minerales como zinc, selenio, hierro y cobre.

 
  • Bachert C, Calus L, Gevaert P. Rhinosinusitis and nasal polyps. In: Adkinson NF, Bochner BS, Burks AW, et al, eds. Middleton’s Allergy: Principles and Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 43.
  • Balfour-Lynn, I. M. (2019). Milk, mucus and myths. Archives of Disease in Childhood104(1), 91–93. https://doi.org/10.1136/archdischild-2018-314896
  • Butler, L. M., Koh, W.-P., Lee, H.-P., Yu, M. C., & London, S. J. (2004). Dietary Fiber and Reduced Cough with Phlegm. American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine. https://doi.org/10.1164/rccm.200306-789OC
  • Shewry PR, Hey SJ. Do we need to worry about eating wheat?. Nutr Bull. 2016;41(1):6–13. doi:10.1111/nbu.12186
  • Bleich SN, Vercammen KA. The negative impact of sugar-sweetened beverages on children's health: an update of the literature. BMC Obes. 2018;5:6. Published 2018 Feb 20. doi:10.1186/s40608-017-0178-9
  • Weinberger T, Sicherer S. Current perspectives on tree nut allergy: a review. J Asthma Allergy. 2018;11:41–51. Published 2018 Mar 26. doi:10.2147/JAA.S141636