Los 8 mejores antisépticos naturales para tu piel

Una de las formas para evitar las infecciones y tratar las pequeñas heridas en la piel es utilizando antisépticos naturales, que tienen una poderosa acción para combatir los gérmenes y evitar su proliferación.

Nuestra piel es el órgano más grande que tenemos y es el que está más expuesto a una gran cantidad de factores que la pueden alterar, infectar o causar diferentes problemas. Hoy en día, existen muchos tratamientos que nos garantizan una piel saludable, suave y libre de infecciones. No obstante, te aconsejamos siempre optar por lo natural. Aquí te enseñamos 8 antisépticos naturales que son una excelente alternativa.

Cuando tenemos pequeñas heridas en la piel y no les damos el tratamiento adecuado, esta puede ser la puerta de entrada para los microorganismos que, posteriormente, pueden causar infecciones tanto en a nivel interno como externo.

Una de las formas para evitar las infecciones y tratar las pequeñas heridas en la piel es utilizando antisépticos naturales, que tienen una poderosa acción para combatir los gérmenes y evitar su proliferación.

Los 8 mejores antisépticos naturales:

Comer-ajo

  • Ajo

Un estudio realizado en el 2011 encontró que el ajo es eficaz contra las bacterias. Por ello, este ingrediente altamente medicinal es el mejor antiséptico natural que podemos encontrar.

El consumo de ajo es recomendado para combatir las infecciones respiratorias y también es bueno para tratar heridas, combatir hongos en uñas y pies, así como otros tipos de infecciones cutáneas.

El ajo es generalmente seguro de ingerir, pero grandes dosis pueden causar sangrado interno. Hasta dos dientes por día se considera una dosis aceptable. Si está tomando un suplemento de ajo, asegúrese de seguir las instrucciones de dosificación según lo indicado.

  • Equinácea

La equinácea es una planta cuyas raíces y hojas se han utilizado tradicionalmente con fines medicinales.

Se ha identificado que la equinácea tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antivirales y como un agente de fortalecimiento inmunológico. Esto lo convierte en un suplemento herbal muy popular que está disponible en muchos productos comerciales. Una de las formas comunes de usar la equinácea es tomarla en un té.

  • Miel de abejas

Miel

La miel es uno de los antibióticos más antiguos conocidos, que se remonta a los tiempos antiguos. Los egipcios usaban frecuentemente la miel como antibiótico natural y protector de la piel.

La miel contiene peróxido de hidrógeno, lo que puede explicar algunas de sus propiedades antibacterianas. También tiene un alto contenido de azúcar, que puede ayudar a detener el crecimiento de ciertas bacterias.

A menudo, la miel es utilizada en diferentes tratamientos de belleza para la piel, ya que la suaviza, la previene de infecciones y la hidrata profundamente. Para aprovechar sus beneficios, se recomienda hacer una mezcla de miel de abejas y limón, la cual debemos aplicar directamente en la lesión cutánea con una gasa.

  • Propóleo

El propóleo es una resina que utilizan las abejas para sellar los orificios de sus colmenas y así evitar la entrada a los intrusos. Esta sustancia está compuesta de vitaminas, minerales y una gran cantidad de bioflavonoides que la convierten en un potente antibiótico y antiséptico natural que puede curar heridas cutáneas y para calmar úlceras de estómago.

Actualmente este ingrediente se sigue popularizando como antiséptico y fuente de vitaminas, capaces de curar infecciones cutáneas, así como diferentes problemas de salud.

  • Tomillo

tomillo

El poder antiséptico del tomillo es conocido desde tiempos milenarios. Según cuenta la historia, en el antiguo Egipto se quemada tomillo para purificar el aire y eliminar los microorganismos.

En la actualidad, el tomillo se utiliza para tratar las heridas cutáneas, así como infecciones de órganos internos como bronquios o intestino, entre otros. Se recomienda preparar una infusión de tomillo y beber dos tazas al día.

En caso de uso externo, se sumerge un algodón en la infusión de tomillo y se aplica directamente sobre la lesión.

  • Cebolla

Al igual que el ajo, la cebolla también es un poderoso antiséptico natural capaz de combatir y eliminar diferentes tipos de virus, bacterias y hongos.

Existen varios tratamientos para su uso externo, los cuales tienen como finalidad tratar o prevenir infecciones en la piel. Para ello la puedes tostar, hervir o usar cruda y  aplicarla directamente sobre las heridas de la piel. En un principio puede generar una ligera sensación de ardor, pero los resultados son muy efectivos.

  • Lavanda

lavanda relax

La lavanda es utilizada por su delicioso aroma y sus propiedades relajantes, que ayudan en los momentos de estrés y tensión.

Lo que pocos conocen es que la lavanda también tiene un alto poder antiséptico y antiinflamatorio que puede ayudar a tratar infecciones cutáneas y heridas. Para ello, puedes utilizar aceite esencial de lavanda o una infusión de la planta. Aplícala directamente sobre la piel afectada.

  • Zanahoria

Este alimento rico en antioxidantes también tiene varias aplicaciones en la piel debido a sus grandes bondades. La zanahoria resulta muy efectiva para desinfectar heridas y prevenir las infecciones.

Para ello, debes preparar una pasta con una zanahoria hervida triturada y luego, la debes aplicar directamente en la zona afectada.