8 beneficios de comer piña habitualmente

27 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
Deliciosa y refrescante, así es la piña. Una de las frutas tropicales más consumidas en el mundo entero.

Comer piña de manera habitual es un gusto que muchas personas se dan, puesto que esta es una fruta que no solo tiene un gusto exquisito, sino también un aroma muy agradable que hace delicias para los sentidos.

Si lo tuyo no es comer mucha fruta a diario, pero te gusta la piña, quizás deberías considerar incorporarla con mayor frecuencia a tu dieta. No solo te darás un gusto, sino que también podrás obtener varios beneficios para tu salud.

A continuación te comentaremos más acerca de esta fruta y sus aportes, cuando la incluyes con regularidad en la dieta.

Datos acerca de la piña

La piña es una fruta que proviene de Brasil, Suramérica. Está compuesta por una gran cantidad de agua. Sin embargo, esto no quiere decir que carezca de valor nutricional, según datos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), la piña es una fuente de yodo, vitamina C, ácidos orgánicos y bromelina. 

Los expertos de la Asociación 5 al día, comentan que:

«Si ha sido bien madurada contiene alrededor del 11 % de hidratos de carbono. Las vitaminas más abundantes son la C, B1 y B6. Como la mayoría de frutas, también es importante su contenido en potasio y magnesio».

La piña es una de las frutas tropicales más deliciosas que hay. Se puede consumir de diversas maneras:

  • Cocida.
  • En conserva.
  • Sola, en jugo.
  • Al natural, fresca.
  • Combinada con otros alimentos, en licuados y batidos.
  • En infusión (hay quienes preparan una infusión con la cáscara).

Sin embargo, es cierto que la mejor forma de obtener todos sus aportes es mediante su consumo al natural. Hay que recordar que, al igual que otras frutas y alimentos, al procesarla o prepararla de diferentes maneras, su aporte nutricional varía.

Al comer piña obtienes minerales, vitaminas, antioxidantes, así como fibras solubles e insolubles y bromelina, una enzima con acción proteolítica. Todos estos son indispensables para que tu organismo funcione de forma correcta.

1. Apoya el sistema inmunitario

Por su contenido de vitamina C y antioxidantes, se considera que la piña es una fruta que contribuyen con la salud del sistema inmunitario en general. Adicionalmente, se la vitamina C suele asociarse con la disminución del riesgo de padecer enfermedades y reducir el impacto del estrés oxidativo.

Por sí sola no ayuda a curar o prevenir resfriados, catarros y virus, pero sí contribuye con la salud en líneas generales.

2. Contribuye con la salud de la piel

En vista de que la vitamina C contribuye con la producción de colágeno y la cicatrización de heridas, entre otras cuestiones, comer piña podría ayudar a cuidar la salud de la piel. Además, la fruta también brinda antioxidantes varios que refuerzan la acción de los nutrientes.

Descubre: ¿La dieta influye en el sistema inmunitario?

3. Aporta yodo

Comer piña habitualmente también permite obtener cierta cantidad de yodo, un mineral esencial para producir hormonas tiroideas y realizar distintas funciones vitales.

4. Ayuda a eliminar los líquidos retenidos

Cómo preparar jarabe casero de piña

Al ser rica en agua y fibra, la piña también favorece los procesos de digestión y, a su vez, mejora el tránsito intestinal. Por otra parte, también contribuye con la eliminación de los líquidos retenidos, ya que tiene un efecto diurético.

Comer piña estimula los movimientos peristálticos y la liberación de jugos gástricos que ayudan a disolver mejor los alimentos.

5. Favorece la salud del sistema óseo y muscular

Comer piña también es beneficioso por el aporte de magnesio y potasio que brinda esta fruta, dos nutrientes esenciales para el sistema óseo y muscular.

Los expertos de los National Institutes of Health (NIH) comentan que «el organismo necesita potasio para casi todo su funcionamiento, incluso para el buen funcionamiento del riñón y del corazón, la contracción muscular y la transmisión nerviosa».

Por otra parte, comentan que el magnesio es indispensable para regular la función de los músculos y el sistema nervioso, los niveles de azúcar en la sangre y la presión sanguínea. Además, ayuda a formar proteína, masa ósea y ADN.

6. No altera los niveles de azúcar en la sangre

Comer piña fresca, al natural, sin ningún tipo de añadido (siropes, jarabes, etc.), puede ser delicioso (además de beneficioso) para los pacientes con diabetes. La fruta no altera los niveles de azúcar en la sangre y, al contrario, ayuda a equilibrar la dieta.

Julio Basulto, experto en dieta y nutrición, comenta que el consumo de fruta a diario es saludable y, al contrario de lo que se cree, no fomenta el aumento de peso ni los picos de azúcar.

Descubre: ¿Por qué debemos comer frutas a diario?

7. Ayuda a regular la presión arterial

¿Recuerdas que hemos mencionado al potasio entre los nutrientes que la piña contenía? Pues bien, este es uno de los minerales más importantes para el cuerpo. El potasio es tiene un efecto vasodilatador. Esto se puede traducir en una mejor circulación sanguínea.

8. Hidrata

Por supuesto, por su gran contenido de agua, la piña ayuda a complementar la hidratación diaria, algo indispensable para la salud de todo el organismo y el cumplimiento de múltiples procesos vitales.

Nota final

La piña es una fruta deliciosa que vale la pena consumir al natural a menudo, dentro de una dieta equilibrada. 

Una vez que la integres, podrás probar integrar otras piezas de fruta y preparar ricas ensaladas mixtas.

  • Carcamo, G. I., & Mena, C. P. (2006). Alimentación saludable. Horizontes Educacionales. https://doi.org/10.1002/14651858.CD000371.pub6.

  • Benítez Rubio, M. R., & Medranda De Lázaro, I. (2007). Minerales y vitaminas. Pediatria Integral. https://doi.org/10.1016/j.jhydrol.2017.02.036.

  • Nutrición. (2017). Archivos de Bronconeumologia. https://doi.org/10.1016/S0300-2896(17)30365-4.