8 beneficios de beber limonada regularmente

24 diciembre, 2017
La limonada es una combinación básica y a la vez deliciosa para mantenerse hidratado, pero ¿Sabías que puedes obtener aún mayores beneficios de los nutrientes que proporciona el limón? En este artículo te mostramos cuáles son.

Se ha demostrado a través de 200 estudios epidemiológicos y clínicos que una dieta basada en frutas y verduras permite reducir a la mitad el riesgo de padecer enfermedades crónicas. Los cítricos no son la excepción.

La limonada: combinación perfecta entre agua y limón

El limón, un fruto del limonero originario de la India, es conocido por su aporte de vitamina C (ácido ascórbico) nutriente necesario en el organismo para la síntesis del colágeno, glóbulos rojos y el correcto funcionamiento del sistema inmunitario.

De hecho, el limón es uno de los cítricos con mayor cantidad de vitamina C (40 a 70 miligramos por mililitro de zumo).

No obstante, sus valiosas propiedades no se reducen solo al contenido de ácido ascórbico. El limón también contiene betacarotenos, flavonoides (hesperidina, diosmina, eriocitrina, etc.).

En resumen, estas sustancias contienen efectos  antioxidantes, antiradicales, analgésicos y antiinflamatorios.

Te invitamos a leer más sobre los beneficios que aporta consumir limón en el siguiente artículo: Las propiedades curativas del limón.

Por otra parte, el agua es un elemento esencial para sostener la vida. Hidrata, alivia la digestión, el estreñimiento, el dolor de cabeza.

Asimismo, regula la temperatura del cuerpo, mejora el sistema inmunitario, entre otros beneficios.

Por ende, el agua de limón es un excelente remedio y ofrece una impresionante gama de beneficios. A continuación te compartimos algunos de ellos.

Ver también: Cómo superar el estreñimiento si ya sigues una dieta saludable

1. Insuficiencia venosa

Insuficiencia venosa

El zumo de limón contiene diosmina, una sustancia que utilizan los médicos para tratar la insuficiencia venosa, várices y artritis reumática.  

Favorece la circulación sanguínea, reduce la inflamación y aumenta la producción de colágeno.

Asimismo, este componente activo se emplea para mejorar el tono muscular, la resistencia vascular, afecciones inflamatorias. Incluso puede fortalecer las paredes de las venas.

En conclusión, la flavona diosmina posee propiedades antiinflamatorias, antihemorroidales, antioxidantes, entre otras.

Además de consumir vitamina C, existen otras medidas para controlar las dilataciones venosas. Te invitamos a leer el siguiente artículo: Consejos para reducir las varices.

2. Previene la osteoporosis

Gracias a los efectos de la vitamina C, el zumo de limón aumenta la densidad del hueso debido al buen desarrollo osteoblástico de la matriz ósea.

Además estimula la formación de cartílagos entre las articulaciones mejorando la salud de la estructura ósea en general.

3. Buen diurético

Limonada

El limón estimula la desintoxicación y la limpieza del tracto urinario. Esto se debe a que se acelera la eliminación de los elementos innecesarios de nuestro cuerpo a través de la orina. 

Por otra parte, inhibe la capacidad renal de reabsorber el sodio y limpia al organismo de este macromineral.

Te recomendamos leer: 7 alimentos diuréticos que te conviene añadir en tu dieta

4. Laxante natural

Otra de las propiedades más conocidas de este cítrico es su función laxante. Al estimular la producción de enzimas digestivas, el jugo de limón hace que mejore la actividad intestinal y se ablanden las heces aliviando así el estreñimiento.

5. Previene la anemia

Síntomas de la anemia falciforme (2)

 

Los efectos de la limonada participan en la formación de tejido que previene la anemia.

Facilita la absorción de hierro a nivel gastrointestinal y promueve la movilización de este mineral a partir de los depósitos en el organismo.

De hecho, la absorción de hierro de comida que tenga carne, pescado o pollo puede incrementarse incluso 4 veces más que el contenido en alimentos como leche, queso o huevos.

6. Mejora la digestión

Beber limonada estimula la producción de saliva, jugos gástricos en el estómago y la producción de pepsina.

Estas sustancias favorecen la digestión pues descomponen los alimentos y se asimilan de mejor manera las proteínas.

Si tienes síntomas de indigestión después de una buena comida, ardor de estómago, hinchazón o gases, bebe un vaso de agua; sentirás alivio después de unos minutos.

7. Auxiliar para bajar de peso

perder-peso

Gracias a la cafeína, pectina, limoneno y vitamina C, el limón inhibe el apetito, estimula el metabolismo, disminuye la absorción de grasas del organismo.

Por otra parte, reduce la producción de colesterol, de triglicéridos y los niveles altos de azúcar en la sangre.

Si deseas bajar de peso, la limonada no es un remedio milagroso, pero sí contribuirá a que llegues a tu meta.

8. Equilibra el pH

El potencial de hidrógeno (pH) mide la concentración de iones de hidrógeno en el organismo. El nivel saludable oscila entre 7.3 y 7.45

No obstante, malos hábitos de alimentación y de vida provocan alteraciones en el equilibrio. Esto se debe a que se impide la estabilización a través de los riñones. Como resultado, dicho estado provoca enfermedades.

El limón y por lo tanto la limonada, a pesar de ser ácidos, al ingresar al cuerpo se vuelven alcalinos.

Justamente por esa razón purifica la sangre y desintoxica el organismo.

De hecho, este efecto alcalinizante se refleja de manera externa al mejorar nuestro aspecto.

Lo anterior incluye la piel seca, uñas débiles y cabello sin vida.

Si deseas conocer más sobre este tema consulta el siguiente artículo: 11 maneras de eliminar el pH ácido en tu cuerpo. 

Esperamos que estos beneficios te motiven a consumir limonada regularmente. No hay nada mejor que aprovechar las bondades que la naturaleza nos ofrece.

Te puede gustar