8 beneficios de la lactancia para la madre y el bebé

Daniela Castro 13 julio, 2018
El periodo de lactancia brinda importantes beneficios tanto para el desarrollo del bebé como para la recuperación de la madre. Te contamos por qué es tan recomendado amamantar.

Los beneficios de la lactancia para la madre y el bebé son indiscutibles. No solo permite establecer un vínculo especial entre ambos, sino que es la principal vía para aportar los nutrientes y anticuerpos que son claves en el desarrollo del recién nacido.

La leche materna es un alimento completo que puede cubrir todas las necesidades energéticas y nutricionales del niño en sus primeros meses. Además, sigue complementando la alimentación en el primer y segundo año de vida, aportando interesantes propiedades.

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), amamantar disminuye el riesgo de mortalidad infantil y favorece el desarrollo sensorial y cognitivo del bebé. Así pues, aunque requiere tiempo y práctica, es irreemplazable y necesaria.

Beneficios de la lactancia que debes conocer

Que la lactancia materna esté recomendada por médicos, pediatras y expertos en nutrición no es una simple casualidad. Aunque cada mujer lo puede asumir de distintas formas, en general es un proceso que incide de múltiples formas en la salud y formación de los niños.

Beneficios de la lactancia materna.

De hecho, dar de lactar favorece la recuperación de la madre tras el parto y, a largo plazo, estaría implicada en la prevención de enfermedades. A su vez, ayuda a crear un vínculo emocional madre e hijo que dura de por vida. ¿Qué otros beneficios aporta?

1. El bebé recibe todos los nutrientes necesarios

Aunque la leche de fórmula ha mejorado de manera considerable en los últimos años, aún no cumple con la misma calidad nutricional de la leche materna. Por eso, uno de los principales beneficios de la lactancia es que los bebés tienen una alimentación completa y equilibrada.

Amamantar aporta las cantidades adecuadas de carbohidratos, proteínas y grasas. Además, brinda proteínas digestivas, vitaminas y oligoelementos que son determinantes en el proceso de crecimiento y formación del bebé.

2. Favorece la recuperación postparto

Alimentar al bebé mediante la lactancia ayuda a incrementar la producción de oxitocina, una hormona clave para la recuperación postparto. Esta sustancia ayuda a que el útero recupere su tamaño normal, disminuyendo en menos tiempo los sangrados.

3. Fortalece el sistema inmunitario del bebé

Los nutrientes que contiene la leche materna, además de sus aportes de inmunoglobulinas, son determinantes en el fortalecimiento del sistema inmunitario del bebé. Debido a esto, amamantar aumenta las defensas del recién nacido y disminuye el riesgo de alergias e infecciones.

Te recomendamos leer: ¿Alergias? despídete de ellas con estos 4 trucos caseros

4. Ayuda a perder peso

Uno de los objetivos después de dar a luz es recuperar la figura y peso. ¿Sabías que uno de los beneficios de la lactancia es adelgazar? A pesar de que se debe complementar con otros hábitos saludables, dar el pecho ayuda a consumir entre 450 y 500 calorías al día.

Perder peso sin hacer dietas restrictivas.

5. Potencia el desarrollo cerebral

Los bebés que se alimentan con leche materna los primeros seis meses de su vida tienen un mejor desarrollo cerebral. De hecho, se aconseja extender esta alimentación en los primeros dos años para un mejor desarrollo cognitivo superior (lenguaje y capacidad motora).

6. Reduce el riesgo de osteoporosis

Durante el periodo de lactancia se produce un proceso de remineralización ósea que disminuye el riesgo de osteoporosis en la madre. Al dar el pecho se traen de regreso los minerales que en el embarazo fueron destinados al desarrollo del bebé.

Por otro lado, se genera una movilización de depósitos óseos que aumenta el contenido de calcio en la sangre. Todo esto, en conjunto, favorece el fortalecimiento de las piezas óseas y previene enfermedades degenerativas a futuro.

7. Protege el sistema digestivo del bebé

El sistema digestivo de los recién nacidos aún no está desarrollado. Sin embargo, la composición de la leche materna se adapta muy bien a sus capacidades. Este alimento se asimila con facilidad y previene problemas como los cólicos, la diarrea y estreñimiento.

8. Resulta más económica

Sin lugar a dudas, uno de los beneficios de la lactancia más destacable es que es gratis y mucho más completa que cualquier suplemento. Tan solo basta con estimular su adecuada producción a través de hábitos saludables y una buena alimentación.

Lactancia materna.

Esto quiere decir que durante los primeros seis meses de vida es una excelente forma de ahorrar. Los suplementos para recién nacidos son muy costosos y no siempre son bien asimilados. Además, implican gastos adicionales en biberones, agua esterilizada y otros complementos.

Leer también: ¿Cómo acercarnos a nuestros hijos para poder aconsejarlos?

¿Necesitas más razones para disfrutar la lactancia con tu bebé? Como lo puedes notar, son muchos beneficios por los que vale la pena. Además, es una gran manera de tener acercamiento con tu hijo para hacerlo sentir seguro y amado.

Te puede gustar