8 beneficios de la miel con limón para la salud, el cabello y la piel

Carolina Betancourth·
22 Septiembre, 2020
Uno de los remedios de la abuela más populares para aliviar el dolor y la irritación de garganta es la mezcla de miel y limón.

La miel y el limón son dos ingredientes muy utilizados en todo el mundo, gracias a su buen sabor y versatilidad. Al combinarse juntos, constituyen un remedio que se suele recomendar para aliviar el dolor e irritación de garganta. Ahora, según algunas creencias, la combinación de miel con limón tiene propiedades para la salud, la belleza y la piel que podrían aprovecharse.

Como este par de ingredientes son muy fáciles de adquirir y la mayoría de las personas los incluyen en su compra de manera habitual, no es difícil que alguna vez los hayamos visto juntos en algún remedio de la abuela.

Si bien cada uno por separado se puede utilizar con diferentes fines, combinando los dos ingredientes se cree que se podrían potenciar sus efectos antioxidantes. 

Si tienes miel y limón en casa y aún no sabes cómo puedes aprovechar estos dos ingredientes juntos, no te pierdas estos posibles beneficios de la miel con limón para la salud y la belleza.

Miel con limón: 8 beneficios

Ten presente que, si experimentas síntomas de alguno de los problemas de salud que mencionaremos a continuación, lo mejor es ir al médico. La combinación de miel con limón podría ser un complemento, pero nunca un sustituto del tratamiento indicado por un profesional de la salud.

Bote de miel artesanal.

El consumo de miel no es seguro para los niños. Consulta con el médico antes de ofrecérsela a un pequeño.

1. ¿Reduciría la grasa abdominal?

Los limones son bajos en calorías y, por su alto contenido de vitamina C y antioxidantes, se cree que ayuda a descomponer las células grasas. Se ha comprobado un efecto parecido al incluirlo en dietas ‘detox’, pero estas han sido extensas y bastante restrictivas; no hay evidencias que reafirmen su efectividad de manera absoluta.

Por su parte, la miel un alimento rico en calorías, pero que le proporciona al cuerpo energías para mejorar el rendimiento físico. Además, facilita las digestiones.

¿Qué debes hacer?

Mezcla una cucharadita de miel (7,5 g) con 3 cucharadas de jugo de limón (45 ml)  y diluye en un vaso de agua tibia (200 ml). Las creencias populares aconsejan consumir esta bebida en ayunas todos los días con moderación para aprovechar sus bondades; no obstante, puedes ingerirla en otro momento del día si así lo prefieres.

2. Ayudaría a combatir bacterias

También se cree que el zumo de limón y la miel pueden ayudar a combatir las bacterias y microorganismos que causan gripes, resfriados, dolor de garganta y muchos otros problemas de las vías respiratorias. Estos dos ingredientes forman un popular jarabe para darle la batalla a estas molestias de salud.

¿Qué debes hacer?

Mezcla una cucharadita de miel (7,5 g) con dos cucharadas de zumo de limón (30 ml) y dilúyelos en un vaso de agua tibia (200 ml). Bebe esta mezcla con moderación.

3. Combatiría síntomas de gripes y resfriados

3 plantas medicinales para apoyar el tratamiento del resfriado

Aunque el remedio anterior puede servir para combatir varios síntomas de la gripe y los resfriados, este remedio natural sería otra buena opción para aliviarlos.

¿Qué debes hacer?

Hierve un litro de agua y agrégale dos rodajas de jengibre. Luego, agrégale tres cucharadas de jugo de limón (45 ml) y tres cucharadas de miel (75 g). Bebe este té con moderación.

4. Mejoraría el tránsito intestinal

Según algunas creencias, la miel con limón es un buen remedio para regular el pH del cuerpo, eliminar la acidez y recibir nutrientes importantes como la vitamina C, riboflavina y vitamina B.

Por supuesto, como siempre que nos referimos a un tema de salud, consulta con tu médico al respecto. Y recuerda: los remedios naturales pueden ayudarte a combatir síntomas pero será tu médico quien decida si debes tomar además antibióticos.

¿Qué debes hacer?

Prepara un tónico con dos cucharadas de zumo de limón (30 ml), una cucharada de miel (25 g) y un vaso de agua tibia (200 ml). Diluye bien todos los ingredientes y bébelo preferiblemente en ayunas, según las recetas tradicionales.

5. Ayudaría a prevenir infecciones

Limones por la mitad.

Se suele decir que tanto la miel como el limón tienen propiedades antisépticas que pueden actuar positivamente en heridas menores, previniendo las infecciones y acelerando su recuperación. Visto así, la miel podría eliminar los microorganismos, mientras que el limón evitaría que proliferen las bacterias.

La aplicación de limón sobre la piel no es del todo segura y muchos dermatólogos la desaconsejan. Asesórate antes de recurrir a este ingrediente para su uso tópico.

6. ¿Mejoraría la salud de la piel?

Aunque se dice que la mezcla de miel con limón podría ayudar a recuperar el tono claro de la piel, dejándola tersa, suave y radiante, los dermatólogos no recomiendan aplicarse jamás limón en la piel, debido, entre otros motivos, a que su acidez puede generar manchas en contacto con el sol. Así que lo mejor es descartar esta mezcla para cuidar la piel o mejorar su aspecto.

7. ¿Ayudaría a eliminar el exceso de grasa en la piel y los puntos negros?

Tampoco sería recomendable aplicar una mascarilla de limón y miel como contra los puntos negros y el exceso de grasa en la piel, ya que el limón podría causar reacciones adversas y complicar el problema inicial.

8. Cabello limpio y libre de grasa

La miel y el limón podrían ayudarnos a limpiar el cabello cuando este tuviera un exceso de sebo, lo suavizaría y eliminaría el exceso de grasa para darle una apariencia más saludable y hermosa.

¿Qué debes hacer?

Consulta con un dermatólogo antes de recurrir a este remedio. Mezcla en un recipiente 4 cucharadas de miel (100 g) con el zumo de dos limones. Aplica la mezcla por todo el cuero cabelludo y cabello y deja actuar 30 minutos. Finalmente, enjuágalo con champú.

Aprovecha la mezcla de miel y limón

La mezcla de miel y limón se suele utilizar a menudo en caso de resfriados, gripes o catarros, ya que ayuda a aliviar las molestias, en especial, las de la garganta. ¿Alguna vez lo has probado? En caso de que no, te animamos a que lo hagas como complemento de lo que te paute el médico.

Ten en cuenta que puedes aprovechar esta mezcla de muchas otras maneras, según necesites. La clave está en hacerlo siempre con moderación.

  • Food and Agriculture Organization of the United Nations. http://agris.fao.org/agris-search/search.do?recordID=XF2015045126
  • Singh, M. P., Chourasia, H. R., Agarwal, M., Malhotra, A., Sharma, M., Sharma, D., & Khan, S. (2012). Honey as complementary medicine - A review. International Journal of Pharma and Bio Sciences.
  • Pereira, C., Barros, L., Vilas-Boas, M., & Ferreira, I. C. F. R. (2013). Potentiating effects of honey on antioxidant properties of lemon-flavoured black tea. International Journal of Food Sciences and Nutrition. https://doi.org/10.3109/09637486.2012.713916
  • Jinap, S., Hasnol, N. D. S., Sanny, M., & Jahurul, M. H. A. (2018). Effect of organic acid ingredients in marinades containing different types of sugar on the formation of heterocyclic amines in grilled chicken. Food Control. https://doi.org/10.1016/j.foodcont.2017.08.025