8 beneficios de la miel con limón para la salud, el cabello y la piel

Gracias a sus propiedades antisépticas, la miel puede ayudarnos a combatir algunas afecciones. Utilizada de forma tópica nos permite humectar la piel y eliminar impurezas

La miel y el limón son dos ingredientes muy utilizados en todo el mundo gracias a su versatilidad y a las propiedades que ambos tienen para la salud y la belleza del cabello y de la piel. ¿Sabías que la combinación de miel con limón puede ser utilizada con fines cosméticos y también como remedio casero para ciertas afecciones?

Lo mejor es que estos dos ingredientes son muy fáciles de adquirir y la mayoría de personas los incluyen en su compra de manera habitual. ¡Así que seguramente tú también los tengas a disposición en tu casa!

Si bien cada uno por separado se puede utilizar con diferentes fines, combinando los dos ingredientes podemos potenciar sus efectos antioxidantes y antibacterianos.

Si tienes miel y limón en casa y aún no sabes cómo puedes aprovechar estos dos ingredientes juntos, no te pierdas estos 8 beneficios de la miel con limón para la salud y la belleza.

Miel con limón: 8 beneficios

1. Reducir la grasa abdominal y combatir la obesidad

Los limones son bajos en calorías y su alto contenido de antioxidantes ayuda a descomponer las células grasas. Por su parte, la miel es libre de grasas, le proporciona al cuerpo energías para mejorar el rendimiento físico y su azúcar es de fácil digestión.

¿Qué debes hacer?

Mezcla una cucharadita de miel (7,5 g) con 3 cucharadas de jugo de limón (45 ml)  y diluye en un vaso de agua tibia (200 ml). Consume este bebida en ayunas todos los días para aprovechar sus bondades.

2. Ayuda a combatir bacterias

Beneficios de la miel con limón

El zumo de limón y la miel pueden ayudar a combatir las bacterias y microorganismos que causan gripes, resfriados, asma, dolor de garganta y muchos otros problemas de las vías respiratorias. Estos dos ingredientes forman un excelente jarabe para darle la batalla a estas molestias de salud.

¿Qué debes hacer?

Mezcla una cucharadita de miel (7,5 g) con dos cucharadas de zumo de limón (30 ml) y dilúyelos en un vaso de agua tibia (200 ml). Bebe esta mezcla varias veces al día para aprovechar al máximo sus efectos.

3. Combatir síntomas de gripes y resfriados

Aunque el remedio anterior puede servir para combatir varios síntomas de la gripe y los resfriados, este remedio natural es otra buena opción de reducirlos.

¿Qué debes hacer?

Hierve un litro de agua y agrégale dos rodajas de jengibre. Luego agrégale tres cucharadas de jugo de limón (45 ml) y tres cucharadas de miel (75 g). Bebe este té de tres a cuatro veces en el día.

4. Purificar el tracto digestivo

Indigestion-estomacal

La miel con limón son un buen remedio para regular el pH del cuerpo, eliminar la acidez y recibir nutrientes importantes como la vitamina C, riboflavina y vitamina B. Esta combinación también es buena  tratar los trastornos de estómago como el reflujo ácido y las úlceras. Por supuesto, como siempre que nos referimos a un tema de salud, consulta con tu médico al respecto. Y recuerda: los remedios naturales pueden ayudarte a combatir síntomas pero será tu médico quien decida si debes tomar además antibióticos.

¿Qué debes hacer?

Prepara un tónico con dos cucharadas de zumo de limón (30 ml),  una cucharada de miel (25 g) y un vaso de agua tibia (200 ml). Diluye bien todos los ingredientes y bébelo preferiblemente en ayunas.

5. Prevención de infecciones

Tanto la miel como el limón tienen propiedades antisépticas que pueden actuar positivamente en heridas menores, previniendo las infecciones y acelerando su recuperación. La miel puede eliminar los microorganismos, mientras que el limón evita que proliferen las bacterias.

¿Qué debes hacer?

Beber tónico de limón y miel puede ayudar en casos de heridas o infección. También se puede aplicar una mezcla de ambos ingredientes directamente sobre la piel para aprovechar sus beneficios de forma tópica.

6. Aclarar la piel

poros de la piel

La mezcla de miel con limón puede ayudar a recuperar el tono claro de la piel, dejándola tersa, suave y radiante.

¿Qué debes hacer?

Mezcla partes iguales de miel y limón, aplícalo sobre la piel del rostro y deja que actúe por 20 minutos. Este tratamiento debe aplicarse por las noches, ya que puede tener efectos desfavorables si uno se expone inmediatamente al sol.

7. Ayuda a eliminar el exceso de grasa en la piel y los puntos negros

Una mascarilla de limón y miel también es útil en el tratamiento contra los puntos negros y el exceso de grasa en la piel. Ambos contienen propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que penetran profundamente en la piel para eliminar las impurezas.

¿Qué debes hacer?

Corta un limón en dos, cubre una de las mitades con miel de abeja y luego frótala por todo el rostro. Déjalo actuar 15 minutos y enjuaga.

8. Cabello limpio y libre de grasa

La miel y el limón limpian profundamente el cabello, lo suavizan y eliminan el exceso de grasa para darle una apariencia más saludable y hermosa.

¿Qué debes hacer?

Mezcla en un recipiente 4 cucharadas de miel (100 g) con el zumo de dos limones. Aplica la mezcla por todo el cuero cabelludo y cabello y deja actuar 30 minutos. Finalmente, enjuágalo con champú.

  • Food and Agriculture Organization of the United Nations. http://agris.fao.org/agris-search/search.do?recordID=XF2015045126